Luz Rello, una emprendedora social que combate la dislexia y el fracaso escolar

Las tasas de abandono escolar en América Latina son demoledoras. Sólo cuatro de cada diez estudiantes de secundaria acaba la escuela, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Además, existe una enorme brecha entre los graduados dependiendo de su nivel socioeconómico, de manera que el 80% de los estudiantes con mayores recursos logran terminar sus estudios, pero solo el 30% de los jóvenes con menores recursos consiguen hacerlo. Al otro lado del Atlántico, en España, las cosas no pintan mucho mejor. El 20% de los jóvenes entre 18 y 24 años abandonan prematuramente el sistema educativo sin haber terminado sus estudios de secundaria.

La lingüista Luz Rello se ha propuesto luchar contra estas altas tasas de abandono con sus propias armas: el diagnóstico y la ayuda a las personas con dislexia, que según explica está detrás del 40% de los fracasos. Uno de los grandes problemas de la dislexia es que es difícil detectarla y cuando se logra hacerlo es porque ya se han manifestado algunos de sus efectos negativos, como el fracaso en la escuela o la baja autoestima.

Tras seis años de investigación en los que desarrolló apps educativas para niños con dislexia, Rello creó en 2015 Change Dyslexia, una empresa social centrada en descubrir cómo poner la tecnología al servicio de las personas con este trastorno. La razón social de este tipo de empresas es, en primer lugar, satisfacer las necesidades de la sociedad. De esta manera, el objetivo de Change Dyslexia es proporcionar una herramienta para ayudar al tratamiento de la dislexia que se estima afecta a entre el 7% y el 10% de la población. La investigadora ha recibido numerosos premios, como el Premio al Joven Investigador Europeo por EuroScience o el innovador menores de 35 años de TR35 del MIT Technology Review España.

En esta entrevista, Rello habla de la dislexia y sus proyectos para combatirla.

K@WHS: ¿Cómo surge su interés por la dislexia y su tratamiento? ¿Existe algún mito o dato que de entrada todas las personas deberíamos conocer?

Luz Rello: A mí no se me ocurrió investigar sobre dislexia (a pesar de tener dislexia) se le ocurrió a mi supervisor de tesis doctoral Ricardo Baeza-Yates, mezclando mi experiencia personal, mi conocimiento en lingüística y en informática, y así poder ayudar a las personas con dislexia.

Existen muchos mitos relacionados con la dislexia, como por ejemplo, la dislexia NO es una enfermedad, a pesar de que tiene un origen neurológico y que en el 75% de los casos es hereditaria. También, no todos los disléxicos tienen por qué ser muy inteligentes (como Steve Jobs o Steven Spielberg). La dislexia NO está relacionada con la inteligencia general, cada personas con dislexia puede tener un CI [coeficiente intelectual] diferente, no está relacionado con la inteligencia.

K@WHS: Ha realizado numerosas investigaciones sobre la dislexia, ¿cuáles fueron sus principales hallazgos? ¿Qué es lo que más le sorprendió respecto a los mismos?

Rello: Lo más interesante es que descubrimos de casualidad un aspecto muy relevante en cuanto a la comprensión lectora de los disléxicos. Cuando las personas con dislexia leían textos con errores su comprensión lectora no disminuía, mientras que en las personas sin dislexia sí. En algunos casos, incluso los disléxicos comprendían mejor los textos con errores que los no disléxicos y esto es rarísimo. Ahí comprendimos que los disléxicos procesan diferente sus errores lingüísticos, en este caso las faltas de ortografía. Luego a partir de eso hemos usado los errores de las personas con dislexia para crear ejercicios personalizados para ellos mismos, como el caso de [la aplicación] DytectiveU que saldrá el próximo abril.

K@WHS: En 2012 cofundó Cookie Cloud, una startup para el desarrollo de apps educativas para niños con dislexia que luego evoluciona a Change Dyslexia. ¿En qué momento se da cuenta de que se puede poner la tecnología al servicio de la dislexia de una manera efectiva y por qué?

Rello: Decidimos usar tecnología porque así podíamos abordar un problema social que afecta al 10% de la población de manera escalable y a poder ser divertida. La primera vez que me di cuenta fue cuando ves que, al final, el problema de la dislexia solo tiene que ver con el texto escrito, es decir con lectura y con escritura, y la tecnología te permite manipular eso de manera automática.

K@WHS: Sus investigaciones le llevaron a participar en el desarrollo de herramientas digitales como las aplicaciones iDEAL, asistente de lectura de páginas web y libros digitales para disléxicos, o Dyseggxia (Piruletras) que ayuda a mejorar la ortografía de los niños con este trastorno. ¿Tuvo dificultades a la hora de traducir sus investigaciones en herramientas informáticas? ¿Cuáles fueron estas dificultades y cómo las superaron?

Rello: Aquí hay dos cosas, un primer paso es traducir las investigaciones en herramientas informáticas. En este paso no tenemos trabas porque el diseño experimental de la propia investigación ya se hace con prototipos de herramientas para que los resultados sean válidos en herramientas reales y contextos reales. El siguiente paso sí es complicado y es que estas herramientas se conviertan en productos sostenibles a lo largo del tiempo. Hemos sacado varias herramientas antes, producto de la investigación, que no han sido sostenibles por no tener una escritura detrás, con Change Dyslexia esperamos que sí sea sostenible.

K@WHS: ¿Qué respuestas están obteniendo sobre estas herramientas por parte de los disléxicos? ¿Quiénes las usan más y en qué ámbitos?

Rello: El feedback es muy positivo, hace poco recibimos una carta escrita con mucho cariño de unos alumnos del colegio del Sagrado Corazón de Madrid dándonos las gracias. Gracias al screener Dytective Test (test para detectar la dislexia), 28.065 niños lo han usado de manera gratuita. Por ejemplo, hay varias Consejerías de Educación que quieren usar este sistema de cribado en sus colegios y estamos trabajando con ellas. Ahora en breve sacaremos DytectiveU, una herramienta de apoyo que complementa al test, con 35.000 ejercicios que esperamos que se use por terapeutas y familias.

K@WHS: ¿Está realizando alguna investigación actualmente que pueda tener alguna repercusión en estos proyectos o que le pueda abrir nuevas puertas dentro del emprendimiento social? ¿En qué consiste?

Rello: Estamos a punto de lanzar DytectiveU, una herramienta científica de apoyo que tendrá un coste social y en cierto sentido es un experimento dentro del emprendimiento social, porque a pesar de tener un coste tendremos un sistema de becas para que todo el mundo que necesite la herramienta y no tenga recursos pueda acceder a ella. Si el modelo es sostenible creo que habremos dado con un modelo de emprendimiento social para la dislexia donde la detección de riesgo siempre es gratuita (Dytective Test) y donde todo el mundo tiene acceso al apoyo (DytctiveU) sin que haya barreras socioeconómicas.

En paralelo, no paramos de investigar desde Carnegie Mellon University donde soy investigadora y toda la investigación es muy aplicada.

This entry was posted in Emprendedores y Líderes, Impacto Social. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion