Un enfoque racional: El desarrollo de una mente y un espíritu inquisitivos

Kati Mitchell, estudiante de último año en Northpoint Expeditionary Learning Academy en Prescott, Arizona, se rige por un principio: Nunca crecerás a menos que salgas de tu área de confianza.

Este verano ella y un grupo de compañeros viajaron a El Salvador y Costa Rica para explorar nuevas culturas y participar en proyectos de servicio. Mitchell se sintió conectada con El Salvador -un pequeño país en America Central- donde visitaron la ciudad hermana de Prescott, Suchitoto. Las ciudades en diferentes partes del mundo desarrollan relaciones de hermandad a fin de promocionar lazos culturales. “Son tan acogedores al recibirte en sus hogares y en sus vidas”, dice Mitchell, de 18 años. “Acaban de atravesar una cruel guerra civil que fue finaciada por los Estados unidos, pero ellos supieron separar al pueblo norteamericano del Gobierno norteamericano. Son muy felices e indulgentes. Aprendí que los salvadoreños lloran mucho, pero aman mucho más. Fue algo hermoso”.

Termitas y asuntos controvertidos

Realizar manualidades e incluso comer termitas (algo tradicional en Costa Rica) es importante para el objetivo de Mitchell: salir de su área de confianza, la interacción física es solo parte de la experiencia. Mitchell también explora con su mente. “Cuando estábamos en Alemania [hace unos pocos años], todo el tiempo le preguntaba a los alumnos y profesores qué pensaban de Estados Unidos”, recuerda Mitchell. “¿Qué se te viene a la mente cuando piensas en Estados Unidos?” Ellos consideran al país como una gran superpotencia que desean conocer. Me dio mucho orgullo como norteamericana y me ayudó a valorar todo lo que tenemos”.

Mitchell ha pasado años en la escuela secundaria desarrollándose de formal mental y espiritual de manera inquisitiva. Dictado por las denominadas expediciones que abarcan estudios intensivos en torno a temas específicos, los alumnos de Northpoint han estudiado en profundidad problemáticas tales como el terrorismo, la inmigración y la seguridad alimentaria. “Estamos permanentemente pensando, haciendo preguntas e intentando absorber tantas preguntas como nos sea posible para formar nuestras propias opiniones”, señala Mitchell, quien quiere ser periodista. “Estudiamos temas muy controvertidos, así que no hay respuestas correctas o incorrectas. Te ves obligado a descrubrirlo tú mismo y formar una opinión, lo que tiene como resultado un pensamiento crítico”.

El pensamiento crítico -cuando aplicas el razonamiento y la lógica a ideas y situaciones que no son familiares- es una prioridad para los empleadores en la actualidad, éstos suelen señalar que los alumnos necesitan ingresar en el mundo laboral mejor preparados para poder analizar situaciones y resolver problemas. El autor Tony Wagner identifica al pensamiento crítico como la primera habilidad de supervivencia en el ámbito laboral en su libro: The Global Achievement Gap: Why Even Our Best Schools Don’t Teach the New Survival Skills Our Children Need. El líder empresarial Ellen Kumata, consultor de grandes corporaciones, le dijo a Wagner que “La idea de que los principales dirigentes de una empresa tienen todas las respuestas y pueden resolver todos los problemas por sí solos ya es historia. La persona que está cercana al trabajo debe contar con grandes habilidades analíticas. Debes ser riguroso: Prueba tus especulaciones, no tomes todo a valor nominal, no comiences con ideas preconcebidas que intentas probar”.

¿Cuál es la mejor manera de desarrollar el pensamiento crítico? Enoch Hale, un colega en la Fundación para el Pensamiento Crítico en Tomales, California, dice que es importante ser consciente de nuestros pensamientos y hay que mantenerlos en estándares altos, sabiendo que hay barreras, incluyendo estereotipos, que presentan un desafío permanente sobre ese objetivo. Hale, quien actualmente está viajando por el país enseñando a educadores a pensar de forma crítica, previamente se había dedicado a dictar clases de economía y materias relacionadas con el rol del Estado en EE.UU., entre otras, en la escuela secundaria El Capitan, en Lakeside, California.

“Abandonar la terquedad”

Hale sugiere cuatro pasos que le permitirán a los alumnos pensar de manera crítica acerca de una idea, ya sea algo concreto, como el proceso científico de la mitosis, o algo más filosófico, como el conocimiento. Estos son:

• Definir el concepto de manera precisa.

• Elaborar la definición, ampliando conceptos relacionados incorporados en la definición sin distorsionar el significado.

• Proporcionar un ejemplo concreto de cómo se ve en el mundo real.

• Proporcionar una ilustración como una analogía, una comparación o metáfora, algo que muestre que puedes tomar esa idea y transferirla a otro modo de mirar la vida.

“Cada uno de esos pasos también representa temas de debate potenciales”, observa Hale. “En el aula, los alumnos deberían hacer preguntas para llegar a definiciones y elaboraciones como: ‘¿Me darías un ejemplo?’. Una mente crítica es una mente que cuestiona si nuestras preguntas son relevantes, pertinentes y perspicaces. Las preguntas promueven el pensamiento. No creo que sea posible desarrollar habilidades de pensamiento crítico sustanciales sin desarrollar una mente inquisitiva”. Como regla, Hale propone que observemos en cada clase cómo se resuelve un problema, y que veamos el contenido de cada sesión diaria como la evidencia e información que nos ayudará a resolver el problema.

Si no escuchas la opinión de los demás de manera crítica, agrega Hale, entonces es probable que estés buscando información que valide tu punto de vista e ignores la evidencia que lo contradice.

Mitchell reconoce ese punto en el crecimiento de sus propias habilidades de pensamiento crítico. “Una de las cosas más difíciles al hablar de asuntos controvertidos [como el terrorismo o la inmigración] es dejar de lado el propio ego y las propias opiniones preconcebidas, y explorar los otros lados de la historia. Muchas veces en clase sentía que era obstinada con mi opinión. Semanas después, ya no lo siento así. [Es porque] nunca había observado el problema desde la perspectiva de otra persona. Debes dejar de ser obstinado, algo que caracteriza a muchos alumnos de escuela secundaria. Lo que una persona ve como a un terrorista puede ser un defensor de la libertad para otra. A eso me refería con salir de tus propias emociones y ver ambas perspectivas”.

Preguntas

¿Qué significa pensar de manera crítica?

¿Cómo las preguntas promueven el pensamiento?

¿Por qué es importante dejar de lado el propio ego y las propias opiniones cuando pensamos de manera crítica?

 

Enlaces relacionados

 

“Estudiamos temas muy controvertidos, así que no hay respuesta correctas o incorrectas. Te ves obligado a descubrirlo tú mismo y formar una opinión, lo que resulta en un pensamiento crítico.”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, La vida después de High School. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion