Desde la biociencia hasta la alta costura: El amplio mundo de Tony Wang

Tony Wang es un estudiante de doble titulación en la Universidad de Pennsylvania, y obtendrá su licenciatura y máster en cuatro años. La licenciatura de Wang será de Wharton Business School, con una especialización en gestión de las operaciones y la información. Su máster lo obtendrá en la Escuela de Medicina en bioética, con una especialización en bioseguridad. Y por si su horario no estuviera ya completo, Wang se dedica al mundo de la moda, creando sus propios diseños, lo que le lleva a frecuentar la Semana de la Moda en la ciudad de Nueva York y postear sus blogs sobre la industria con regularidad en post.fashionism (postfashionism.com). Knowledge@Wharton High School habló con Wang sobre todas sus actividades y sobre cómo logra que funcionen.

A continuación, una versión editada de la transcripción.

Knowledge@Wharton High School: Eres tu propio diseñador de moda. Posees un blog de moda. Como estudiante de negocios, ¿de dónde surge tu interés por la moda? ¿Cómo comenzó tu carrera?

Tony Wang: Es una pregunta muy buena. Desde una perspectiva empresarial, la moda es una industria muy interesante. Desde el punto de vista del marketing, la moda es una industria donde se gastan cientos de millones de dólares cada año en organizar desfiles de moda, crear marca, realizar campañas publicitarias y hacer todas esas acrobacias locas para que la gente conozca las marcas. Como estudiante de negocios, es interesante estudiarlo, porque en Marketing 101 y en las clases de marketing tradicionales, tiendes a estudiar GPC (bienes de consumo empaquetados, por sus siglas en inglés) como Coca-Cola, Clorox y productos tradicionales del hogar. Clorox no necesita aparecer en un desfile de moda cada año para atraer consumidores.

Pero la industria de la moda es una competencia sin fin para conseguir más atención, y creo que hay un montón de cuestiones de marca que son muy interesantes. También es muy interesante, porque hay todo tipo de aspectos relativos al mercado de la moda que son muy opuestos a la intuición. A pesar de que originalmente me involucré con la moda porque quería una salida creativa en la escuela de negocios, la moda fue la salida que terminé estudiando ya sea como diseñador, confeccionando ropa en mi propia habitación, y finalmente también posteando blogs sobre el tema desde una perspectiva de los medios de comunicación social.

KWHS: Hemos visto en programas como Project Runway que la moda es una industria muy dura. ¿Cómo construiste tu marca personal y conseguiste que tu nombre se volviera conocido?

Wang: Lo más gracioso de Project Runway es que en realidad estuve en la final de la temporada VII. Si te fijas, estoy en el lado derecho. Los productores me invitaron porque leen mi blog. Creo que construir una marca personal es importante, independientemente de lo que quieras hacer, ya sea servicios de consultoría, moda o entretenimiento en medios de comunicación. La creación de tu propia marca personal a través de las experiencias profesionales que has tenido y a través de las experiencias y cursos que has tomado es importante. Por supuesto, empieza con cosas como tu currículo, con quien te relacionas y qué les dices de ti mismo. Pero creo que va más allá de eso.

Mi marca personal está principalmente en línea. En mi blog tengo una sección “Acerca de mí”. Tengo contactos que lo utilizan como una forma de juzgarme como persona, para ver lo que he hecho, y utilizo varias herramientas de redes sociales para crear una marca personal. Además, cuando me encuentro con gente en persona, cuando me relaciono con ellos, siempre me preocupo de decirles lo que he hecho, por qué soy importante, y lo adapto a ellos.

Por ejemplo, durante la Semana de la Moda, si me encuentro con alguien de una marca de moda que trabaja, por ejemplo, para Louis Vuitton, le digo algo muy diferente con respecto a lo que le diría a un estudiante en un evento social. Lo que les dices y cómo creas tu marca personal es muy importante, porque puede ayudarte a crear contactos. Te puede ayudar a conseguir un trabajo y a conocer más gente.

KWHS: ¿Cuáles fueron algunos de los mayores retos cuando empezaste tu propia línea de moda, ya que no tienes antecedentes formales en el diseño o la costura?

Wang: Los dos principales desafíos fueron, en primer lugar, conseguir los recursos para la fabricación de la ropa y, en segundo lugar, establecer contactos en el mundo de la moda. Voy a empezar por el segundo y voy a hablar un poco sobre la creación de contactos en el mundo de la moda. Se sabe que es muy difícil entrar [en] la industria de la moda. Las personas tienden a no dejar la industria, y es muy difícil que aparezca gente nueva. Mis padres no tienen nada que ver con la moda. No son Vera Wang o Alexander Wang, como a veces me pregunta la gente. No es una industria en donde se puede enviar una solicitud e ingresar. En general se necesita un contacto.

La primera Semana de la Moda a la que asistí, de hecho tuve que usar a mis amigos. Básicamente tuve que suplicar para que me dieran entradas. Tuve que ir a esperar afuera y tratar de ingeniármelas para entrar, y yo no formaba parte de la lista de prensa oficial reconocida. Por lo tanto, me arriesgué. Alquilé un apartamento en Nueva Jersey, y todos los días durante esa semana falté a clases. Fui a Nueva York. Me quedé afuera, traté de conseguir entradas, intenté convencer a los guardias de que me dejaran entrar, rogué para que me dieran entradas que le sobraran a la gente. No fue una temporada muy exitosa, pero me enseñó mucho. Hice algunos contactos y mi esfuerzo para hacerlo impresionó a mucha gente. Luego, mientras seguía haciéndolo, me reconocían cada vez más y más. Hice más contactos, y ahora soy parte de la lista de prensa oficial reconocida. Cada temporada me envían mis pases de prensa, por lo que ya no tengo ningún problema con ese tema.

El otro asunto fue conseguir los recursos necesarios para fabricar. Tuve que aprender a hacer la ropa por mi cuenta. Solo utilicé Google. Ese fue mi amigo para mi auto aprendizaje. También tuve que conseguir el dinero para hacerlo. Así que tuve que pedir un préstamo bancario, y tuve que convencer a la fábrica de que iba a ser capaz de pagar. Todo esto sucedió en mi último año de escuela secundaria, y el proceso de producción duró [hasta] el final de mi primer año de universidad. Esa fue toda una experiencia, y creo que me enseñó mucho. Esa temporada fue un fracaso. No fue en absoluto una buena temporada para mí, en lo que se refiere a la moda y a los negocios. Pero creo que la gente aprende mucho cuando asume un riesgo, sin importar si falla o tiene éxito.

KWHS: Cuéntanos un poco acerca de tu línea de moda y cómo ha evolucionado con el tiempo. ¿Cómo has encontrado tu estilo personal?

Wang: Me empezó a gustar la moda por el anime y los videojuegos, lo cual suena muy, muy casual. Si alguien realiza alguna de estas actividades, se dará cuenta de que los trajes de ambos géneros son muy fantasiosos. Yo solía dibujar todo el tiempo, y me di cuenta de que no podía dibujar caras. No era algo que podía hacer. No podía dibujar los dos ojos. Siempre estaban en partes diferentes de la cara, y parecían muy deformados. Dije: “Me rindo”. En su lugar, sólo voy a dibujar la ropa, porque puedo hacer los conjuntos y los trajes.

Comencé a dibujar los trajes, me metí de lleno en eso, y luego empecé a crear mis propios trajes. En vez de dibujar sobre la base de lo que estaba viendo, comencé a crear mis propios diseños. Entonces, un día me dije a mí mismo: “¿No sería interesante si empezara a transformar mis dibujos en algo real, es decir fabricar ropa?” Eso es lo que me llevó en esa dirección.

KWHS: ¿Cuáles son algunas de las piezas favoritas de tu última línea?

Wang: Hasta ahora solo hice tres líneas o colecciones: ropa de hombres, ropa de mujeres y una línea de accesorios. Comenzó siendo muy urbano, muy al estilo de Urban Outfitters, Gap, Macy’s; un mercado muy de masas. Rápidamente se convirtió en moda de alta gama. De esta manera, la última colección que he hecho, por ejemplo, tenía un vestido que fue inspirado por el ensayo de Foucault sobre el tema “Locura y Civilización”. Tenía enchapados y satén. Cada capa del vestido (se trataba de un vestido de cóctel) era plisada y con gradas. Se veía como una armadura, y [podías] meter la mano debajo de cada capa. Era de muy alta costura y muy bizarro. Para mí eso era más divertido que hacer una línea urbana.

KWHS: Recientemente asististe a la Semana de la Moda de Nueva York. ¿Puedes contarnos un poco acerca de cómo te involucraste en eso y a quién viste en el evento? ¿Qué fue lo que más te gustó del evento?

Wang: La Semana de la Moda tiene lugar en febrero y septiembre en Nueva York, y he ido a cada temporada desde mi segundo año. La última Semana de la Moda fue muy divertida como siempre, y además fui a la mayoría de los espectáculos y reuniones con mis compañeros bloggers de moda, [los que también considero muy divertidos]. [Los blogs de moda] son muy solitarios. En Penn no hay muchas personas que participen de los blogs y menos aún en los blog sobre moda.

La mayoría de las personas con las que hablo en Twitter, la mayoría de la gente con la que hablo en los blogs, [son] personas que nunca he conocido. Son personas de Minnesota, Nueva York o Florida. Pero en cada temporada, cualquiera que sea dedicado y tenga un blog lo suficientemente grande, logrará llegar a la Semana de la Moda de Nueva York. Es algo así como una peregrinación masiva a Nueva York. Tienes la oportunidad de conocerlos y hablar con ellos. Creo que conocer celebridades también es muy divertido.

Otra cosa sobre la Semana de la Moda es que se mezcla la gente de la industria con las celebridades. Es casi como si no hubiera una gran diferencia entre ellos, simplemente porque para entrar en la muestra, tienes que pasar por todos los guardias y la seguridad. Una vez allí, a las celebridades no les importan ni los paparazzi ni la gente. He hablado con Kanye West, Solange Knowles y Kelly Rowland. Me he sentado junto a celebridades en los shows anteriores. Creo que eso es muy divertido, porque la primera vez que los ves, dices “¡Caramba, es una celebridad!” Entonces te das cuenta rápidamente de que no estás allí por ellos. Estás allí por la moda. Están ahí por la moda. Para mí todavía es fenomenal tomar fotos con mi iPhone y twittear sobre ello más tarde.

KWHS: Eso es increíble. ¿Quién es tu diseñador favorito?

Wang: Esa es una pregunta difícil. Creo que esa es siempre la pregunta capciosa que nunca debes preguntarle a la gente de la moda, porque luego te hablarán de 100 diseñadores diferentes. Creo que los dos diseñadores que estoy siguiendo en este momento son Gareth Pugh y Christopher Kane. Los dos son diseñadores británicos, y ambos son muy conceptuales. El trabajo de Gareth Pugh tiende a parecerse más a la moda gótica de alta gama. Usa muchos negros y tejidos locos como neopreno. Christopher Kane tiende a utilizar estampados digitales. Estoy obsesionado con su Resort Collection, que se inspiró en el espacio. Creó estampados basados en imágenes de nebulosas y estrellas que tomó de la NASA. Utilizó diferentes tejidos como la seda. En lugar de estamparlas en las camisetas, las estampó en diferentes materiales. Era una colección muy interesante.

KWHS: Has sido muy exitoso a los 20 años en la industria de la moda. ¿Cuál es tu consejo más importante para los estudiantes que quieren unirse a la industria?

Wang: Creo que cualquier persona que quiera participar activamente en la moda o en la venta al por menor o cualquier otra industria creativa, definitivamente debe explorar los recursos en su ciudad universitaria. Penn tiene una gran cantidad de recursos dedicados a la venta al por menor que las personas desconocen. Tenemos la Jay H. Baker Retail Initiative y la Jay H. Baker Retail Club, que es la versión dirigida por estudiantes. Pero creo que más allá de mirar a la escuela, las clases y recursos que tenemos, y también las grandes oportunidades de crear contactos, hay muchas personas en Pensilvania que están interesadas en la moda y en la venta al por menor. Puedes conocer gente con gustos similares.

También creo que hay que salir al ruedo, experimentar por uno mismo y ensuciarse las manos. No creo que habría [alcanzado] el mismo nivel de éxito si no hubiera corrido el riesgo y no hubiera ido a la Semana de la Moda sin saber lo que me esperaba, si no hubiera estado dispuesto a ir a los eventos y cubrirlos, empezando desde [abajo] y llegando a la cima.

Mucha gente en Wharton quiere tenerlo todo y comenzar a lo grande, quiere empezar a trabajar para [la banca de inversión] Goldman Sachs. Definitivamente es posible. Pero en una industria creativa, tienes que hacer todo el trabajo sucio en primer lugar. Empecé cubriendo eventos locales en Filadelfia que no eran muy interesantes. No eran para nada tan buenos como Nueva York. Pero empiezas cubriendo las cosas básicas, y luego te mueves hacia arriba a medida que obtienes más y más reconocimiento. Creo que esa es una diferencia enorme entre las industrias creativas y otras industrias.

KWHS: Tony, has logrado muchas cosas en los últimos años. Has trabajado en el ámbito tecnológico, en la venta al por menor y en el mundo de la moda, siendo un estudiante universitario y estudiando dos carreras. ¿Cómo manejas todas estas diferentes responsabilidades?

Wang: Me gustaría tener una varita mágica que te permitiera tener todo listo. Aún tengo que hacer malabares entre muchas prioridades. Pero si haces las cosas que amas (me encanta la tecnología, la moda, los negocios y todo lo que hago), entonces en realidad sólo se hacen por sí mismas. No te das cuenta del paso del tiempo, y estás tan metido en ello que de alguna manera se resuelve solo. Mi mayor consejo para la gente que quiere hacer malabarismos entre un montón de responsabilidades es simplemente hacer lo que te gusta y seguir tus pasiones, porque si sientes pasión por lo que haces, no será un problema hacer las cosas.


Enlaces relacionados

 

 

“Construir una marca personal es importante sin importar lo que quieras hacer, ya sea asesoría, moda o entretenimiento en los medios de comunicación... Te puede ayudar a conseguir un trabajo y a conocer más gente.”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, La vida después de High School, Moda, Alimento y Más, Vídeos. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion