¿Estás de acuerdo con esta imagen de la Generación Z?

David Stillman y su hijo de la Generación Z, Jonah Stillman, de 17 años y estudiante de último año en Minnetonka High School (EEUU), han escrito un libro para ayudar a resolver la brecha generacional entre la población más joven. Comentaron su libro, “Gen Z @ Work: Cómo la próxima generación está transformando el lugar de trabajo”, en el programa de Knowledge@Wharton, que se transmite por Wharton Business Radio en SiriusXM, canal 111.

Mientras que hay cierto debate alrededor de la definición exacta de la Generación Z, la mayoría de los demógrafos incluyen en ella a las personas nacidas entre 1995 y 2012. En Estados Unidos, esa franja de edad incluye a casi 79 millones de personas a punto de entrar en la fuerza de trabajo o en la primera etapa de sus carreras. Pero los Stillman advierten que los empleadores no deberían confundir a los “Zers” con los millennials o milenios, que son una generación más mayor.

A continuación, tres puntos clave de la conversación:

1. La Generación Z es ambiciosa y muy trabajadora.

Comparada con la Generación del milenio, Gen Z es más competitiva e independiente. Los millennials fueron criados para creer en la colaboración y la inclusión, que son rasgos positivos que se extienden a su ética de trabajo. Sin embargo, la opinión de que todo el mundo gana si trabajan juntos no es necesariamente realista.

“Me dijeron que hay [ganadores] y perdedores, y que si no estoy dispuesto a darlo todo, hay otros 70 millones de Gen Zers que vendrán por detrás y me quitarán el puesto”, dice Jonah Stillman. “Somos una generación muy competitiva y esforzada”.

Es importante que los gerentes milenios se den cuenta de que necesitan un enfoque diferente con sus cargos más jóvenes. “Ahora tenemos una generación que será mucho más independiente y muy competitiva”, dice David Stillman. “Creo que corremos el riesgo de que los milenios consideren a esta generación como no leal, no como jugadores de equipo, y simplemente no es verdad. Vienen y miran a través de una lente completamente diferente. Creo que el primer paso es que tenemos que entrenar a los que van a estar en primera línea de lo diferente que será la Gen Z de la Generación del milenio”.

2. Los bebés de la Generación Z son nativos digitales.

Los empleados que pertenecen a la Generación Z nunca han conocido la vida sin Internet o las redes sociales, y se sienten cómodos con la tecnología que cambia rápidamente. Es un rasgo que los Stillman identifican como Figital. “Lo Figital ha borrado las líneas entre lo físico y lo digital”, dice David Stillman. “No ven ninguna línea en absoluto. Esta generación solo ha conocido un mundo en el que sus teléfonos son inteligentes”.

Debido a que los Zers son nativos digitales, pueden servir como figuras de autoridad en el ámbito tecnológico que es tan imperativo para el lugar de trabajo moderno. Rápidamente simplifican los procesos y tienen menos dudas o temor a probar algo nuevo.

“Una cosa que escuchamos una y otra vez al investigar para el libro fue que la Gen Z sentía que las otras generaciones sobre pensaban muchas cosas y tardaban demasiado”, dice David Stillman. “Entonces, van a ser buenos para decir: ‘Probémoslo, salgamos, hagámoslo y quizás acortemos muchos de los procesos largos y profundos’”.

“Al mismo tiempo, debemos tener cuidado porque esta generación puede actuar demasiado rápido. No quieres que hagan a una compañía gastar todos estos recursos para mover algo que es solo una moda pasajera”.

3. La Generación Z está buscando alternativas.

Los eventos económicos y políticos, incluido el 11 de septiembre y la Gran Recesión (que comenzó alrededor de 2007), han moldeado de manera crítica la cosmovisión de la Gen Zers. Si bien a menudo se considera que los milenios tienen un sentido inmerecido de derecho, los Zers tienen una actitud más en línea con sus padres de la Generación X. David Stillman lo describe como la diferencia entre: “Guau, este trabajo es afortunado de tenerme” y “Guau, soy muy afortunado de tener este trabajo”. “Eso cambia, como consecuencia de la Recesión, así como de los padres de la Generación X que educan con un poco de mano dura, el 76% de la Gen Z dijo que están dispuestos a comenzar desde abajo y mejorar”, señala David. “Creo que va a ser genial”.

Jonah Stillman describe a sus pares como la generación de hágalo usted mismo, en parte porque Internet ofrece oportunidades sin precedentes para la autoeducación. “Si quisiera aprender cómo volver a poner las baldosas del suelo de mi baño o hablar ruso, podría hacer todo eso y todo lo demás al entrar en YouTube”, dice.

Su generación está más dispuesta a pensar más allá del camino tradicional hacia ese primer trabajo. Como Malia Obama antes de entrar en Harvard, más Zers están sopesando la idea de un “año sabático” entre la escuela secundaria y la universidad para viajar, hacer unas prácticas, aprender una habilidad o simplemente concentrarse en lo que quieren ser cuando crezcan.

La razón del cambio radica en parte en la creciente carga de la deuda universitaria. El grupo más joven es muy consciente de la deuda que tienen los milenios y no quieren soportar la misma carga. Quieren encontrar una conexión más profunda entre una educación costosa y lo que harán con ella.

“Sabemos que el 75% de la Gen Zers cree que hay otras formas de obtener una buena educación que yendo a la universidad “, dice Jonah Stillman.

This entry was posted in Artículos, Moda, Alimento y Más. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion