Tres estudiantes inventan el sorbete inteligente para luchar con las agresiones sexuales

La mayoría de los jóvenes de 17 años planifican actividades de verano productivas en medio de los viajes ocasionales a la playa, como por ejemplo los trabajos de verano a tiempo parcial, averiguar sobre las pasantías, tomar clases en la escuela de verano, hacer visitas a los campus universitarios y hasta quizá inscribirse en los programas de verano de alguna universidad. Menos adolescentes, sin embargo, se están reuniendo con potenciales fabricantes y volando a Carolina del norte para considerar colaborar con una agencia en una nueva campaña de Kickstarter. Esta es la realidad para Carolina Baigorri y Susana Cappello, ambas estudiantes que empezarán el último año de secundaria en Gulliver Schools en Pinecrest, Florida, y su amiga Victoria Roca, graduada reciente de Gulliver quien estudiará en Babson College este otoño.

Baigorri, Cappello y Roca son las fundadoras de Wary LLC, una empresa “start-up” (que recién se inicia) que inventó el sorbete inteligente, una pajilla con patente pendiente que detecta las drogas más comunes para violación en citas, la GHB y ketamina, que se encuentran en las bebidas con o sin alcohol. El sorbete, que planean comercializar bajo la marca comercial ‘Smart Straws’, incluye dos tiras para pruebas químicas en el extremo que se vuelven azul marino si entran en contacto con sustancias que con frecuencia se usan para agresiones sexuales facilitadas por las drogas.

Un colgante y perseverancia

La vida para estas tres jóvenes mujeres ha sido un remolino absoluto desde que un proyecto escolar las colocó como centro de la atención nacional este mes de mayo.

Todo comenzó dentro del programa de empresas de su escuela secundaria en el otoño de 2016, cuando, como estudiantes en una clase de emprendimientos, se les pidió que se reuniesen en un grupo, que identificasen un problema en la sociedad, y que inventasen una idea para solucionarlo. Como eran las tres únicas chicas en la clase, Baigorri, Cappello y Roca decidieron formar un equipo y ponerse a trabajar.

Concibieron su idea a través de investigación y percepciones personales. “Mi hermana es estudiante que ingresa a tercer año en la Universidad Northwestern”, cuenta Cappello, quien vive en Miami, Florida, junto a sus compañeras de clase. “En 2016 cuando comenzamos el proyecto, mis padres estaban recibiendo correos electrónicos de la facultad acerca de que había casos de agresión sexual que involucraban drogas y alcohol en el campus. Pensamos: ‘Tiene que haber un producto para este problema’”.

Baigorri agrega: “Comenzamos a investigar las estadísticas, y eran muy altas. Una de cada cinco estudiantes universitarias es drogada o agredida sexualmente. Muy sorprendente. Sentimos que podíamos ayudar a mucha gente al crear un producto que las salvase de ser drogadas potencialmente”.

Y así nació el equipo Smart Straws, con algunas marchas y contramarchas. Las tres mujeres comenzaron a desarrollar un plan alrededor del concepto de una joya colgante que cuando se la sumergiese en bebidas cambiase de color cuando detectase drogas relacionadas con la violación en citas. Pero los maestros del Departamento biomédico de la preparatoria de Gulliver les avisaron de que ese producto no era viable. Comenzaron de nuevo, y giraron (pivotaron) hacia la idea de Smart Straw.

El proceso, remarcan, tuvo sus desafíos. Baigorri, Cappello y Roca siguieron adelante con la revisión del plan de negocios, pero lucharon para vender su idea con éxito durante la clase (admiten que, en parte, esto se debió a que no estaban tan preparadas para algunos de sus discursos de ventas como podrían haber estado). Finalmente, recibieron una “C” en el proyecto de su emprendimiento, es decir, un aprobado. “Inicialmente, dentro de nuestra comunidad escolar, no tuvimos apoyo”, explica Cappello. “Muchos de nuestros compañeros de clase sentían que nuestro problema no era relevante en comparación con los otros grupos. No nos dieron la oportunidad de participar en la exhibición comercial de nuestra escuela”.

‘Abandonar las expectativas’

En vez de abandonar, sin embargo, el equipo perseveró bajo la mano conductora de sus padres, en particular, del papá de Susana, Juan Pablo Cappello, un experimentado abogado y emprendedor de Miami que cofundó Ideame, una empresa de “crowd-sourcing” (colaboración abierta distribuida) de capital con sede en varios países de Latinoamérica, y que fue socio en Patagon.com, que se vendió en el año 2000 al Banco Santander por más de $500 millones de dólares estadounidenses. El señor Cappello ha sido el mayor líder defensor y mentor del equipo. “Desde el principio les dije a las chicas que abandonaran sus expectativas, que no se concentrasen en el éxito y que en vez de ello se concentrasen en el proceso”, resalta Juan Pablo. “Primero, piensen en un problema grande. Segundo, piensen en una solución sencilla que puedan implementar. Tercero, no dejen que nadie ni nada las detenga de llevar su solución al mercado realmente. Cuando recibieron una “C” en su clase de negocios por la idea de Smart Straw, les dije que simplemente siguiesen presionando”.

Y sí que lo hicieron. A principios de este año, el equipo Smart Straws decidió ingresar al 19no Desafío anual de Planes de Negocios del Miami Herald. Enviaron un plan de negocios de tres páginas que fue evaluado por ejecutivos, inversores, emprendedores y académicos de la comunidad. Y Smart Straws ganó, entre los casi 100 participantes de equipos de escuelas secundarias. Poco después, en mayo, se convirtieron en las niñas mimadas de los medios, con artículos destacados en Forbes, el Daily Mail y hasta un video acerca de las aterradoras estadísticas que existen alrededor de la agresión sexual que recibió 14 millones de visitas. “Una mañana desperté y había una historia sobre nosotras en Snapchat”, recuerda Susana Cappello. “Eso fue realmente excelente”.

Y cuenta que aún mejor fue su reciente experiencia firmando un contrato de no revelación de la información con un fabricante (un acuerdo legal confidencial entre dos partes) para construir el primer prototipo del Smart Straw. Firmaron el trato con un Vicepresidente de Operaciones que había ignorado sus correos electrónicos hasta que ganaron el concurso del Miami Herald. Poco después, convocó a una reunión con el equipo. “Esperamos tener un producto para mostrar para el otoño”, agrega Cappello.

“Queremos lanzar un producto lo más pronto posible”, agrega Baigorri, quien señala que un grupo de estudiantes universitarios que desarrollaron un esmalte de uñas para detectar drogas para la agresión en citas en 2014 todavía tiene un producto para lanzar al mercado. “Ninguno de nuestros competidores lanzó un producto todavía. Queremos tener la ventaja competitiva”. Aproximadamente en agosto se lanzará una campaña en Kickstarter para recaudar fondos para Wary LLC, a pesar de que el equipo todavía no seleccionó una agencia para que las ayude a diseñar e implementar la estrategia de “crowdfunding” (financiación colectiva) en línea.

Wary LLC todavía se encuentra bastante en la fase de “start-up”, lo que significa que tiene potencial tanto de tener éxito como de fallar, dependiendo de factores tales como cuánto pueda recaudar el equipo de financiación, cuán bien funcione el producto, y si el mercado realmente lo acepta. Juan Pablo, específicamente, tiene esperanza. “Sólo el concepto del Sorbete inteligente ya creó conciencia sobre el problema principal de la agresión sexual”, indica. “Una vez que el Sorbete Inteligente llegue al mercado, la consiguiente cobertura de los medios hará que tenga aún más impacto que el producto en sí mismo. El cambio es más poderoso cuando la gente cambia la manera en la que piensa”. Agrega: “Nunca permitas que una mala calificación te frene”.

Baigorri, Cappello y Roca, quienes planean estudiar negocios en la universidad, están de acuerdo en que la persistencia es el aprendizaje más poderoso de su viaje con el Sorbete Inteligente . “Estamos concentradas en tener un impacto con nuestro producto”, dicen. “Y estamos emocionadas por lo que todavía está por venir”.

This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion