Enelatril, una app para superar el miedo escénico

El miedo escénico es mucho más común de lo que pensamos. A casi todo el mundo le ha temblado la voz más de la cuenta o se ha quedado en blanco cuando ha tenido que presentar un trabajo en clase o un proyecto delante de una audiencia más grande. Incluso el gurú de las inversiones Warren Buffett ha reconocido que su miedo a hablar en público le paralizaba y que por eso se retiró de un curso de oratoria impartido por Dale Carnegie cuando tenía 20 años. Volvió a inscribirse y esta vez sí lo acabó; hoy en día, exhibe orgulloso el certificado en su oficina. “Puedes mejorar tu valor como persona en un 50 por ciento con sólo poder hablar en público sobre tus ideas”, dijo Buffett a su biógrafa sobre la importancia de dominar la oratoria.

La española Andrea Aguilella Merelas, consciente de las limitaciones que este miedo impone a las personas, ideó y desarrolló una app para ayudar a preparar presentaciones de forma personalizada, dependiendo de la audiencia y del tipo de evento, llamada Enelatril. Con ella ganó el primer premio nacional “Este es mi pitch” 2016 del programa Yuzz para jóvenes emprendedores, patrocinado por el Banco Santander. El concurso consistía precisamente en realizar una buena presentación del proyecto en público.

La herramienta ideada por esta estudiante de Máster de Ingeniería Industrial y actriz de teatro ha despertado el interés de muchas personas y empresas que buscan una manera de suplir las carencias de un sistema educativo, como el español, en que no hay asignaturas obligatorias sobre oratoria, ni siquiera a nivel universitario.

A continuación, Aguilella comenta en qué consiste su app y en qué etapa de desarrollo se encuentra.

Knowledge@Wharton High School: ¿En qué consiste la aplicación?

Aguilella: Enelatril es una aplicación para ayudar a la gente a hablar en público, pero no se puede aprender de la noche a la mañana a dominar la oratoria y muchas veces no nos preocupamos de desarrollar esta habilidad hasta que se nos echa una presentación encima. Por ello la aplicación consiste en que, a partir de unas preguntas referentes a la presentación en concreto que alguien tiene próximamente, se hace una aportación de contenidos mediante vídeo, imagen y texto específicos para el usuario. A modo de guía o agenda personalizada para preparar el evento se ayuda a mejorar los aspectos en los que el usuario se encuentre más inseguro y puede opinar sobre la información recibida para ajustarla todavía más a sus necesidades.

K@WHS: ¿Qué habilidades es necesario desarrollar para hablar en público?

Aguilella: Hablar en público no requiere de unas habilidades especiales, sino de saber aplicar nuestras facultades comunicativas corrientes (todos nos comunicamos constantemente con otras personas y el entorno) a situaciones con público. El entender que hay que hacer algo “diferente” a lo que hacemos normalmente es lo que puede llevar precisamente a ver gestos o actitudes extrañas sobre el escenario o atril. Además, desde Enelatril respetamos la personalidad de quien realiza la presentación, no queriendo convertirle en un prototipo, sino ayudándole a actuar de forma natural.

K@WHS: ¿Cómo se puede automatizar esto?

Aguilella: Aunque creemos que nuestro miedo escénico es único, lo cierto es que todo el mundo comete más o menos los mismos errores en función de su personalidad, experiencia, del número de personas en el público… Por lo tanto, si hay un patrón, puede crearse también una solución en función de esos parámetros.

Desde Enelatril animamos igualmente a los usuarios a que acudan a clases de teatro, por ejemplo, que nos parece una actividad presencial muy divertida y que supone un gran aprendizaje. Sin embargo Enelatril se centra en la presentación en concreto a la que debemos enfrentarnos en tal vez dos semanas y que no sabemos cómo abordar.

K@WHS: ¿Cuál ha sido su propia experiencia personal para desarrollar estas habilidades que le sirvieron para ganar el concurso Yuzz?

Aguilella: Yo hice teatro desde que tengo uso de razón. También la danza me ha subido a los escenarios y también el formar parte de Ingeniería Sin Fronteras (ISF) Galicia [Galicia es una región del norte de España], organización desde la que impartí varias charlas. Pero veía que tanto en el instituto, como en la universidad, como en ISF muchos grandes proyectos no lucían tanto como podrían por las dificultades que tenían sus creadores a la hora de presentarlos. Además desde Yuzz Santiago [ciudad natal de Aguilella] nos formaron muy bien en la parte referida a emprendimiento o a preparar las posibles preguntas del jurado.

K@WHS: ¿Cómo está siendo el camino de la teoría a la práctica? Es decir, de hacer una presentación ganadora de su proyecto a ponerlo en marcha.

Aguilella: Pues tengo que reconocer que el proyecto ha tenido una gran aceptación y a muchas personas y empresas interesadas así que en ese sentido muy positivo. El problema en este caso es que por cuestiones de estudios me he tenido que mudar a Barcelona, cuando mis colaboradores siguen en Galicia, y además trabajar muy duro en el Máster de Ingeniería Industrial, porque es necesario en mi formación con el nuevo plan para poder firmar ciertos proyectos y no debía retrasarlo porque sería muy difícil más adelante retomar mis estudios. Así que la mayor dificultad desde el punto de vista personal es querer abarcarlo todo, cosa que es imposible.

Desde el punto de vista tecnológico hacen falta programadores interesados en emprender, pero eso pasa en casi todos los proyectos. Por otra parte, no hace falta una gran inversión para sacar adelante este proyecto, es más un tema de saber hacer, el “knowhow” que hay detrás, que es mi principal aportación, así que en cuanto se superen los problemas más “organizativos” espero que pueda salir adelante la app.

This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion