De profesión, youtuber: La experiencia de Martí Montferrer con CdeCiencia

El español Martí Montferrer extrañaba los contenidos de ciencias en los medios y decidió llenar él mismo ese vacío mediante la creación de un canal de YouTube al que bautizó con el nombre de CdeCiencia. Subió su primer video a los 18 años y, tres años después, su canal ya cuenta con cerca de 470.000 suscriptores. Martí, estudiante de geología, ha conseguido convertir su pasión por las ciencias en una profesión. Es lo que coloquialmente se denomina un youtuber.

Las cifras de suscriptores de Martí están muy lejos de las alcanzadas por uno de los youtubers más famosos, PewDiePie, que con sus videos en inglés sobre humor y videojuegos ha superado los 54 millones de fans y ha ganado US$ 15 millones en 2016. Y es que triunfar con un canal en YouTube no es tan sencillo, depende de factores como la temática, la frecuencia de publicación de los videos o el idioma.

En esta entrevista, Martí relata cuáles son las claves para convertirse en youtuber de éxito y cómo generar ingresos por medio de esta actividad.

Knowledge@Wharton High School: ¿Cómo y por qué decidiste crear un canal de YouTube y con esa temática?

Martí Montferrer: La decisión fue un cúmulo de cosas. Yo veía que en los medios tradicionales y no tan tradicionales, como Internet, había poca divulgación científica y esto era un poco frustrante, sobre todo porque, por ejemplo, en el YouTube en inglés había muchos canales que hacían este tipo de contenido. Me decía a mí mismo que era una pena que no lo hubiera en español y pensé: ‘si tanto lo quieres, hazlo tú’. Esto fue en el año 2014. Subí un primer video para probar, que casi borro, y aunque recibió pocas visitas, me animaron los comentarios y me gustó el proceso de buscar la información, subirlo, que a la gente le gustara. Poco a poco fui subiendo más videos.

KWHS: ¿Cómo describirías tu experiencia y la evolución desde los inicios hasta ahora en cuanto a la difusión para conseguir mayor número de suscriptores, ingresos, etc.?

Montferrer: Yo partía de un modelo que era el inglés, y por tanto sabía que era una idea que podía funcionar, para mí esto era como un cojín de seguridad. Al principio el proceso fue muy lento, el primer año conseguí 500 suscriptores y luego empezó a ir más rápido. Entiendo que durante ese periodo yo gané experiencia, con el paso de los meses el contenido fue mejorando —al principio los videos eran horrorosos (ríe)— y la gente lo fue viendo más, compartiendo más y la cosa empezó a ir más rápido. Esta mejora se dio de dos maneras: escuchando a la gente y sabiendo si lo que subes gusta o no, pero sobre todo por el proceso de hacer videos y editar, básicamente. He mejorado enormemente en cosas simples como ponerme delante de la cámara y hablar.

El momento clave en que despegó el canal fue en noviembre o diciembre de 2015. Por aquel entonces tenía unos 30.000 suscriptores y subí un video titulado “¿Qué pasaría si usáramos el 100% de nuestro cerebro?” que se viralizó y llevó a muchísima más gente al canal. Ese video fue el despunte del canal, los ingresos aumentaron y ahí me empecé a plantear de forma más seria convertir este hobby en una profesión. He hablado con otros youtubers que hacen este tipo de contenido de divulgación y a todos les pasó exactamente lo mismo: la viralización de un video marcó el despegue de su canal.

KWHS: ¿Cómo se consigue la ansiada viralización?

Montferrer: Nadie lo sabe. Es un misterio, obviamente una miniatura [dibujo] atractiva y un título llamativo juegan un papel muy importante, pero nunca sabes qué va a pasar. Hace una semana subí un video que se titula “¿Cuál es el sentido de la vida?”, ¡fíjate la temática! y ‘sólo’ lo han visto unas 300.00 personas. En cambio, subes un título que no te parece excesivamente viralizable y en dos días tienes medio millón de visitas. En YouTube nadie consigue descifrar el algoritmo, además creemos [los youtubers] que es algo cambiante.

KWHS: ¿Qué has aprendido de tu experiencia como youtuber?

Montferrer: He aprendido que hay tres pilares básicos para que un canal funcione:

  1. Originalidad. Hay que hacer un contenido que no exista porque si otra gente lo está haciendo, llevarán más tiempo que tú y entonces será difícil que puedas destacar.
  2. Calidad de contenido para poder destacar entre tanta oferta.
  3. Constancia. Sin ella, los otros dos pilares no avanzarán. Yo pasé un año entero con apenas 500 suscriptores, pero fui constante, no tiré la toalla.

KWHS: ¿Cómo consiguen ingresos, cuál es el modelo de negocio, de los youtubers como tú hoy en día?

Montferrer: Casi todo se basa en la demografía. Un ciudadano que crea contenido para el mercado hispanohablante va a recibir casi 10 veces menos ingresos [por parte de YouTube] que uno anglosajón porque viven en zonas donde los anuncios están mejor pagados. YouTube te paga por los anuncios en tus videos en función de las visitas que reciben.

Por otro lado, en los ingresos influye mucho la frecuencia con que se publiquen los videos. YouTube es como un restaurante de comida rápida, entras y tienes que servir el producto una y otra vez. Hay que tratar de subir videos cada día, si te demoras un mes y medio en subirlos no podrás sobrevivir a no ser que tengas una base de fans muy grande o plataformas externas, como es mi caso. Yo tengo una cuenta en una plataforma que se llama Patreon, donde las personas hacen aportaciones para que yo pueda financiar la realización de los videos. Esto es un complemento a los ingresos de YouTube porque yo subo videos una vez a la semana. Con esa poca frecuencia me resultaría muy difícil vivir de YouTube a no ser que tuviera muchos seguidores.

Ahora también doy charlas en eventos, estoy escribiendo un libro, también estoy pensando en vender merchandasing. Hay que complementar los ingresos con muchas cositas.

KWHS: ¿Qué conocimientos, además de la temática específica del canal, son necesarios para tener éxito?

Montferrer: En mi caso todo ha sido autoaprendizaje. Hay que tener conocimientos de marketing para rentabilizar el canal, averiguar cómo promocionarlo, lidiar con las marcas cuando llamen a tu puerta, etc. afortunadamente tengo un amigo profesor en este campo que me asesora. En cuanto a los conocimientos técnicos, hay que saber un poco de sonido, un poco de cámaras y el programa de edición de videos. Para esto último, durante las primeras semanas recurrí mucho los tutoriales, pero luego ya no hace tanta falta.

KWHS: ¿Que recomendaciones darías a cualquier joven que quiera empezar una carrera como youtuber? ¿Hay algunas reglas básicas?

Montferrer: Además de los tres pilares que he comentado anteriormente, es fundamental tener pasión. No verlo únicamente como un negocio porque no va a llegar dinero el primer día, es importante pasarlo bien haciéndolo y si hay suerte, pues genial.

This entry was posted in Artículos, Tecnología. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion