El plástico biodegradable de tres jóvenes mexicanos que vale un viaje a Londres

Tres estudiantes de bachillerato mexicanos amantes de las ciencias decidieron poner su creatividad al servicio del medio ambiente e, inspirados en un proyecto de una joven turca llamada Elif Bilgin, crearon un plástico biodegradable a base de cáscaras de plátano, fécula de maíz, vinagre y glicerina, que todavía está en fase experimental.

José Edmundo Balderas Castro, de 17 años; Israel Daniel Hernández García, de 18, y Aranza Meza Dorantes, de 17 años, han conseguido que al cabo de 24 horas al sol esta mezcla se convierta en un material plástico que puede utilizarse para la elaboración de productos desechables varios como, por ejemplo, el forro de una libreta, que una vez usado se suele tirar a la basura. Además de la versatilidad de este material, estos jóvenes investigadores han conseguido producirlo a un costo total muy bajo: las placas de 50 por 50 cm que producen no sobrepasan los 14 pesos mexicanos o 0,76 dólares.

Con su invención, los estudiantes del Bachillerato Santiago de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), en Mexico, esperan contribuir a la resolución de los problemas de contaminación que generan los plásticos tradicionales, que pueden llegar a tardar 1.000 años en degradarse.

Gracias a esta iniciativa, y después de pasar por dos fases de clasificación nacionales, los tres participarán en representación de su país en el London International Youth Science Forum (LIYSF), que se celebrará del 27 de julio al 10 de agosto en la capital británica, donde podrán compartir con otros jóvenes de más de 65 países sus experiencias en el ámbito de la investigación científica.

Knowledge@Wharton High School conversó con ellos, antes de emprender su viaje, acerca de su investigación y cómo creen que evolucionará ahora que se gradúan de bachillerato y sus carreras universitarias toman diferentes rumbos.

Knowledge@Wharton High School:¿Como surgió la idea? ¿Qué fue lo que les inspiró para empezar este proyecto?

Edmundo: La idea surgió al entrar a un concurso llamado Expociencias, participando a nivel estatal en Zacatlan, a nivel nacional en Tampico y ganando en esta última ciudad un pase a un foro internacional de ciencias (LIYSF) en Londres. Nos inspiramos en una chica de nacionalidad turca llamada Elif Bilgin, la cual ya había desarrollado un polímero a base de cáscara de plátano. Nosotros combinamos este proceso con nuevos materiales mejorándolo y dándole nuevos usos, además de buscar una solución al problema mundial del uso de plásticos, ya que a pesar de que se busca hacer conciencia del reciclaje esto no frena la producción de plásticos en las grandes industrias.

Knowledge@Wharton High School:¿Qué ventajas tiene su invención sobre los plásticos tradicionales? ¿Cuáles son los inconvenientes?

Edmundo: Los plásticos comunes o hechos a base de petróleo tardan miles de años en desintegrarse e incluso muchas veces no se desintegran completamente sino que quedan en el ambiente como moléculas más pequeñas y continúan contaminando. Este plástico a base de cáscara de plátano puede continuar en uso y al tirarse a la tierra tarda en desintegrarse aproximadamente un mes. Sin embargo, tiene inconvenientes en los cuales estamos trabajando, ya que aún le hace falta resistencia para mayores aplicaciones y no es impermeable, por lo que puede deshacerse en agua.

Knowledge@Wharton High School: En cuanto al invento, ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Es posible llevarlo a producción industrial y qué dificultades entraña hacerlo?

Aranza: Como ha mencionado mi compañero Edmundo anteriormente, nuestro siguiente paso es lograr que obtenga propiedades aun más cercanas al plástico común que conocemos. Por otra parte, después de lograr esto, consideramos viable la parte productiva. Sin embargo esto ya se contempla a largo plazo, además que en caso de llevarse a cabo, se busca ante todo que conserve un precio bajo, ya que como podemos observar, actualmente la mayoría de soluciones ecológicas que se nos presentan no se encuentran al alcance económico de la mayoría de la población.

Knowledge@Wharton High School: A finales de julio participarán en el London International Youth Science Forum. ¿Qué significa para ustedes participar en este foro? ¿Qué esperan de él?

Aranza: Primeramente el poder no solo asistir a un evento de talla internacional, sino además representar a nuestro país no hace sentirnos afortunados y orgullosos de nuestro esfuerzo, no solo significa una de las más grandes oportunidades de nuestra vida ahora a nuestros 17 años, sino que además nos sitúa un paso más cerca de nuestras metas. Nosotros como alumnos a punto de ingresar a la universidad esperamos del foro nuevos aprendizajes, no solo hablamos de ciencia sino también de cultura e incluso de conocer nuevas personas, también esperamos el desempeñar y como se mencionó antes, el representar a nuestro país con orgullo y lo mejor que se pueda. Aprovechar cada una de las conferencias, museos, laboratorios y lugares a los que asistiremos, así como mejorar nuestras habilidades en los ámbitos mencionados.

Knowledge@Wharton High School: Están a punto de salir de Bachillerato. A nivel personal, ¿cuáles son sus planes a corto plazo? ¿dejarán de lado este proyecto o esperan poder compaginarlo con los estudios?

Edmundo: Nuestros planes a corto plazo son continuar con nuestro estudios e ir mejorando el proyecto a pesar de seguir caminos en distintas universidades, es decir queremos que el proyecto tome un enfoque más multidisciplinario y que esto ayude a poder desarrollar el mejor potencial de este.

Knowledge@Wharton High School:¿Dónde se ven de aquí a 5 años?

Edmundo: Me veo aún estudiando medicina y tal vez pensado una especialidad que se relacione con microbiología o biomedicina.

Aranza: Yo, por mi parte, me veo finalizando mi carrera de ingeniería en biotecnología e incluso pensando o iniciando un posgrado en neurociencias.

Israel: Yo me veo terminando mi carrera de Bioquímica clínica y especializándome en virología.

Knowledge@Wharton High School: ¿Qué recomendaciones darían a aquellos estudiantes que, como ustedes, están interesados en las ciencias y tienen alguna idea en mente que querrían explorar?

Israel: Que no tengan miedo a desarrollar sus ideas pues el mundo siempre está necesitado de personas creativas que busquen nuevas formas de solucionar problemas. Además, una gran ventaja de la ciencias es que se cuestionan a sí misma y eso permite que estén en un constante cambio. Con lo que aprenderse las teorías no basta, si no que se tiene que buscar la forma de demostrarlas y en algunas ocasiones descartarlas. Otra recomendación es juntarse con compañeros para desarrollar su idea, sobre todo compañeros de otras áreas que puedan abordar de forma diferente los problemas a solucionar para sacar la idea adelante. Es de esta manera cómo trabajan las investigaciones hoy en día.

This entry was posted in Medio Ambiente. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion