Rajat Bhageria, fundador de ThirdEye, habla sobre la falta de creatividad en secundaria

rajat-2

A pesar de que todavía es un adolescente, Rajat Bhageria se encuentra en una posición única para hablar acerca de la actividad emprendedora y de las habilidades que nos ayudarán a tener éxito en nuestras vidas después de la escuela secundaria. Es el fundador y Director Ejecutivo (CEOde ThirdEye Technologies, una empresa de reciente creación (startup) que ayuda a los discapacitados visuales al reconocimiento de objetos a partir de una respuesta auditiva. También es el autor de “What High School Didn’t Teach Me” (Lo que no me enseñó la escuela secundaria), un libro que escribió durante el verano antes de su primer año en la Universidad de Pensilvania, donde está estudiando tanto en Wharton como en la escuela de ingeniería. Bhageria conversó recientemente con la entrevistadora de KWHS, Nithya Kasi, estudiante de primer año de Wharton, para hablar acerca de su negocio y del valor de aprender por el mero hecho de aprender, no sólo para conseguir una “A” o sobresaliente.

A continuación, una transcripción editada de la conversación.

Knowledge@Wharton High School (KWHS): Hablemos acerca de tu más reciente compromiso emprendedor. ¿Cómo se te ocurrió la idea de brindar asistencia visual a los ciegos?

Rajat Bhageria: La razón por la que comenzamos ThirdEye es que todos [nuestros] cofundadores realmente creen en hacer algo que tenga una repercusión masiva, algo que literalmente cambie las vidas de las personas multiplicado por 10. Esa es nuestra medida: 10 veces. No queremos construir algo o trabajar en algo que ofrezca incrementos del 10% y menos. Con sólo observar a la gente con discapacidad visual nos damos cuenta de que dependen de los demás para todo lo que hacen. Constantemente tienen que pedir ayuda [con las cosas] que tú y yo damos por sentadas, como reconocer [las diferentes denominaciones del] dinero o reconocer que estás tomando sopa y necesitas meter la cuchara dentro, hasta reconocer que ésta es una botella de Coca y aquella una botella de agua. [Estas son] cosas que nosotros damos por sentadas, pero que son realmente difíciles para otras personas. No podíamos imaginarnos una vida como esa. Así que creímos que cambiar las vidas de este grupo de personas nos conduciría a tener una gran repercusión en el mundo.

KWHS: ¿Cómo se convirtió esa inspiración en un deseo real de crear una empresa? ¿Y en qué etapa se encuentra ThirdEye Technologies hoy en día?

Bhageria: Es una historia bastante sencilla. En realidad empezamos en el PennApps Hackathon, [un evento donde la gente que le encanta programar se reúne durante un fin de semana y trabaja junta para construir cosas nuevas]. Eramos sólo tres amigos cercanos. Nos habíamos conocido en algunas de nuestras clases de computación. No teníamos en mente la idea de una empresa; estábamos pensando algo del tipo “construyamos algo”. Tuvimos en nuestras manos Google Glass [la tecnología que puedes llevar puesta], y dijimos OK, diseñemos algo para ayudar a los invidentes. [Han creado un software que se ejecuta sobre Google Glass que les dice a los que sufren una discapacidad visual qué están mirando]. Nos terminó yendo realmente bien en el hackathon. Como resultado de eso, un puñado de inversores en las áreas de Filadelfia/Nueva York, y también asesores, nos dijeron: “Hey, ustedes, chicos, deberían considerar hacer esto a tiempo completo. (Bueno, por supuesto durante la escuela). Llévenlo al siguiente nivel”.

No pensamos que hubiese algún costo de oportunidad en ello. Somos estudiantes. Ya estamos pagando un montón de dinero para asistir a esta escuela. Estamos pagando alquiler. [Nos imaginamos], ¿qué tenemos que perder? Lo único que puede suceder es [que aprendamos algo], aunque fracasemos. Esa era la actitud mental que tuvimos al hacerlo. Fue un viaje fenomenal. Aprendí tanto sobre todo y cualquier cosa, [incluyendo] a manejar mi propia psicología, porque es tremendamente difícil trabajar con un equipo. Aprendí cuán difícil es en realidad trabajar con gente y manejar gente. Aprendí cómo hacer contabilidad financiera básica, y, por supuesto, cómo diseñar más software. [También aprendí cómo] obtener [atención de la prensa] y todo lo demás. Estas son todas las cosas que serán útiles más adelante en la vida. ThirdEye se encuentra en un lugar realmente bueno en este momento.

KWHS: Entonces, hablemos más acerca de tu libro, What High School Didn’t Teach Me. ¿Qué te motivó a escribirlo?

Bhageria: Creo que todos los estudiantes se identificarán con esto. Pasé por el sistema [de la escuela secundaria], simplemente absorbiéndolo todo. No reaccioné mucho. Pasé por el sistema y [seguí las instrucciones]. Que me vaya bien en la escuela. Hacer todas las actividades extracurriculares. Ingresar a la universidad. Y luego retomé desde allí. Al final de mi último año, pensaba: “¿Qué he aprendido estos últimos cuatro años?” Entré en una universidad fenomenal, pero, ¿es realmente ese el punto en la vida, simplemente llegar a [lugares]? Conseguir el siguiente trabajo. Conseguir un ascenso. Sentí que [ese modelo] no funciona realmente.

Y cuanto más lo consideraba, [más me daba cuenta de que] durante estos últimos cuatro años, simplemente me estaban obligando a memorizar, memorizar y memorizar. No tenía mucha voz para opinar sobre lo que estaba haciendo. La situación era: absorbe toda la información y escúpela [nuevamente hacia afuera] en una prueba. Aprende nueva información. Escúpela nuevamente hacia afuera. Haz esto una y otra vez.

La primera pregunta que solían hacer muchos de mis amigos era: “¿Esto va a estar en el examen?” Eso demuestra que lo único que les preocupa es una calificación. Desde una edad muy temprana, las escuelas nos condicionaron para concentrarnos en [obtener] una buena calificación…. Y luego tenemos los refuerzos negativos no sólo de los padres, sino también de parte de la escuela, para hacer las cosas bien. Y debido a esto, nos volvemos muy reacios a correr riesgos. No queremos correr riesgos. Nos convertimos en concentrados en esta cajita. Siento que estamos matando la creatividad en base a eso.

KWHS: ¿Cuáles dirías que son las tres enseñanzas clave de tu libro que deberían conocer los estudiantes de escuela secundaria?

Bhageria: La principal es que debido a que el sistema se concentra tanto en las evaluaciones estandarizadas … prospera la memorización. Pero creo que es importante concentrarse en el aprendizaje por el hecho del aprendizaje. Sé que a veces es duro, porque con frecuencia hay temas que no te interesan. Pero me di cuenta de que si hay algo que piensas que realmente no es interesante, sólo dite a ti mismo que es interesante. Es casi como una profecía autocumplida. No me gustaba mucho aprender idiomas [en la escuela secundaria]. Ahora me gusta. Pero en el momento en que estaba aprendiendo español realmente no lo disfrutaba. [Ahora digo,] voy a aprender español por el sólo hecho de aprenderlo, no por el hecho de obtener una calificación. Y ahora adoro el español, amo viajar a países hispanohablantes y realmente lo encuentro útil. Así que, pienso que la primera cosa en la cual concentrarse es en el aprendizaje por el hecho del aprendizaje.

También deberías tratar de hacer que fuese un poco práctico. Lo que quiero decir con eso es [encontrar una forma de relacionarlo con] lo que aprendes con tus experiencias de vida. Eso conduce a [incrementar tu potencial a largo plazo]. Básicamente, aprendes algo y realmente lo aplicas en tu propia vida. Quizá si estás aprendiendo derivadas en matemática, entonces trata de tomar estos conceptos y realmente aplicarlos a algo que estés haciendo. Si lo aplicas a tu propia vida, vas a aprenderlo y te va a importar. Y si te importa, fundamentalmente vas a recordarlo y a desear aprenderlo. Pienso que eso es realmente importante. Realmente tienes que querer aprender algo. No puede ser como: “Oh, ella sólo me está haciendo memorizarlo o él me está haciendo memorizarlo”.

Y creo que la tercera es más importante que las dos anteriores. Personalmente pienso que todos deberían ganar experiencia emprendedora. Existe una belleza en la actividad emprendedora en cuanto a que tienes esta idea en tu cabeza, todos tienen ideas. Tienes que tomar esta idea y hacerla realidad. Debido a ello, estás intrínsecamente motivado porque es la tuya. Y vas a soportar toda la basura que caiga en tu camino, porque va a haber mucha. Tienes que atravesarlo y tienes que aprender cómo convivir con el fracaso. Tienes que aprenderlo por ti mismo. Nadie va a darte de comer a la boca.

No importa lo que hagas, quizá te interese la historia, quizá te interese la odontología, o el derecho, o la enseñanza: le recomendaría a los estudiantes que hagan algo propio, un proyecto independiente. Toma esta idea de tu cabeza y conviértela en realidad. Mientras tanto, vas a aprender más de lo que la escuela pudo enseñarte alguna vez.

KWHS: Claramente tuviste bastante éxito en el trabajo con tu libro y tu empresa. Pero, ¿cuál dirías que fue tu mayor paso en falso hasta ahora, y qué aprendiste de él?

Bhageria: Acababa de terminar el último año de escuela secundaria, y después de ingresar a la universidad no tenía mucho que hacer. Era el último verano antes de venir a la facultad, el último verano con la familia. Y yo pensaba: ¿Qué es lo mejor que puedo hacer con el verano? Realmente no quiero trabajar en cualquier lado. [Así que decidí trabajar en mi libro]. Muchos de mis amigos me decían: “¿Qué te hace pensar que puedes escribir un libro? ¿Quién te crees que eres?”. Pero yo sentía que tenía que suceder. Esto tiene que existir.

La cosa es que escribí el libro y subestimé enormemente cuánto tiempo me llevaría en realidad. Pensé, lo tendré listo en un mes y habré terminado. Planeé escribir 5.000 palabras por día, que pensé que era algo que podría hacer. Pero la edición fue interminable. Debido a eso, no tuve mucha posibilidad de hacer cualquier cosa con el libro. Lo publiqué, sí, pero no tuve una oportunidad de establecer una comunidad o apartar tiempo para que la gente realmente hiciese algo con él, que pienso que realmente hubiese tenido éxito. Algo como lo que hizo Tim Ferriss con Four Hour Work Week (consulta el enlace abajo). Creo que ese fue el mayor paso en falso que di.

KWHS: Mirando hacia adelante, ¿dónde te ves dentro de cinco años?

Bhageria: Idealmente, identificaré algún problema que me apasione profundamente y dedicaré mi vida a resolver ese problema. No sé exactamente cuál va a ser ese problema, pero en este momento realmente me inclino hacia la economía compartida y el espacio en Internet.

This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, La vida después de High School. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion