Las organizaciones sin fines de lucro están cambiando el mundo con algo de ayuda de los ‘millennials’

non-profit

Según los investigadores, cada año se arrojan 8 millones de toneladas de plástico a los océanos. Esta es una amenaza ambiental enorme, que la gente está afrontando de diferentes maneras. Tomemos, por ejemplo, algunas novedades excelentes que salieron de Dana Point, California, esta semana. Los estudiantes de Dana Hills High School están trabajando con niños de la escuela primaria para construir una escultura de un esqueleto de ballena con botellas de plástico que se usaron solamente una vez para concienciar acerca de los plásticos en el océano. La escultura finalizada tendrá 30 pies de largo, por 9 pies de alto, por 8 pies de ancho. La estudiante de último año Alyssa Boscardin le contó al periódico Dana Point Times: “Mucha gente no se da cuenta de cuán grande es el efecto que tiene el plástico sobre nuestros océanos. El verlo como parte de una escultura que represente la carcasa de una ballena ilustra cuán mortal es realmente el problema”.

Los sentimientos de Boscardin coinciden definitivamente con los de Miranda Wang, estudiante de último año en la Universidad de Pensilvania que estudia biología celular y molecular, actividad emprendedora en ingeniería y filosofía. Wang es cofundadora y Directora Ejecutiva (CEO) de BioCellection, una empresa emergente (“startup”) que usa técnicas biológicas para crear una nueva clase de alimento para peces mediante la utilización de los desperdicios plásticos. Recientemente habló con Nithya Kasi de KWHS, una estudiante de primer año de Wharton, acerca de su empresa basada en la ciencia, de su experiencia en oratoria, y de cómo define el éxito.

A continuación, una transcripción editada de la conversación.

Knowledge@Wharton High School: Miranda Wang, estudiante de último año en la Universidad de Pensilvania que estudia biología celular y molecular, actividad emprendedora en ingeniería y filosofía, es cofundadora y Directora Ejecutiva (CEO) de BioCellection, una empresa emergente, que usa técnicas biológicas para crear una nueva clase de alimentos para peces mediante la utilización de desechos plásticos. Ella está aquí hoy para hablar con Knowledge@Wharton High School acerca de su vida como emprendedora, así como de su compromiso con TED [una organización sin fines de lucro dedicada a “ideas que vale la pena difundir”, que organiza charlas TED que presentan a oradores invitados que hablan acerca de toda clase de temas].  

KWHS: ¿De dónde surgió la idea de usar la biotecnología para resolver el creciente problema global de la contaminación plástica? Y ¿qué clase de progreso has hecho en esta área?

Miranda Wang: Esto comenzó cuando estaba en la escuela secundaria. Fue realmente una oportunidad excelente. Viajé a un relleno sanitario el verano posterior a mi undécimo grado. Pienso que lo que realmente me llamó la atención fue no sólo que los rellenos sanitarios sean tan impresionantes o hasta simplemente mirar nuestros desechos después de que se los llevan de nuestra casa, sino mirar a lo que llamo la vida después de la muerte de los plásticos, y darme cuenta de que los plásticos componen esta proporción tan tremenda de todos los desperdicios que tenemos. [También me di cuenta] por hablar con la gente en el relleno sanitario, de que el plástico es el problema principal. Parece que tiene una vida después de la muerte inmutable: aunque las partes se rompan, se desintegran en pedazos más y más pequeños. Nunca se descomponen químicamente.

En ese momento, yo ambicionaba ser una estudiante de ciencias. Quería ver si había formas de perseguir la búsqueda de soluciones para este problema ambiental que tiene un montón de efectos sociales enormes (mediante la utilización de la ciencia). Hubo una oportunidad única para hacer esto durante una competencia de ciencias. Así que, mi mejor amiga en aquel momento (y ahora cofundadora) [Jeanny Yao]) y yo, en realidad hicimos esto como un proyecto de investigación con la Profesora Lindsay Eltis en la Universidad de British Columbia. Y [por medio de] este proyecto, terminamos compitiendo a nivel nacional y luego llevándolo para hablar sobre esto en la conferencia TED [2013] [mientras yo era estudiante de escuela secundaria en la Magee Secondary School en Vancouver, Columbia Británica, Canadá]. Durante todo mi tiempo en Penn, continué trabajando sobre los plásticos: la investigación para la biodegradación de los plásticos, así como la observación de los efectos sobre la salud de la contaminación plástica. Eso me condujo a esta empresa recién iniciada que fundamos, llamada BioCellection.

Esta empresa se fundó en mayo del año pasado. Y estamos entre la etapa de capital semilla [el capital inicial usado para comenzar una empresa] y la serie A [la primera ronda importante de financiación mediante capital de riesgo de una empresa]. Estamos aproximadamente a medio camino de terminar de diseñar una bacteria modificada genéticamente que pueda descomponer los plásticos aproximadamente 80 veces más rápido que el mejor organismo conocido. Actualmente tenemos dos patentes provisionales para esta tecnología. Uno de los productos derivados de la ciencia es que después la bacteria descompone el desecho plástico, debido a la química que ocurre en la célula; la célula puede hacer esto de una forma completamente no tóxica. Entonces, la proteína de la célula en realidad puede usarse para alimentar a los peces. Hemos demostrado una reducción en la tasa de mortalidad del 73% en los salmones este último verano a través de ensayos de alimentación.

KWHS: Guau, eso es sorprendente. Al investigar con más profundidad sobre tu aparición en la TED, eso pareció haber sido una influencia importante en tus intereses sobre los emprendimientos. ¿Puedes compartir con nosotros cómo te involucraste con eso y qué aprendiste de tu experiencia?

Wang: Realmente fue una oportunidad fortuita haber sido invitada a hablar en la TED. Tengo que admitir que antes de que nos invitasen a comprometernos con eso, yo realmente no sabía mucho acerca de la conferencia TED. Así que, me sorprendí mucho [durante mi] último año de escuela secundaria cuando recibí un correo electrónico justo después de que competimos en el concurso de ciencias. Yo estaba en la clase de química y recibí un correo electrónico del director de contenido de TED invitándome básicamente a ir a un evento de prueba de admisión. Fue en 2012, y TED estaba haciendo un recorrido por múltiples ciudades realmente excelente. Visitaron 13 ciudades por todo el mundo y organizaron 13 eventos de pruebas de admisión distintos. Aproximadamente fueron a la prueba unos 300 oradores de las áreas locales.

Nos invitaron para esa oportunidad. Había público en vivo, y todos tenían que votar por sus oradores favoritos. A partir de allí, nos seleccionaron para hablar en la etapa principal. Esto definitivamente es una ruta muy poco convencional para convertirse en oradora de TED. Pero pienso que esta experiencia realmente me expuso a un montón de los líderes de pensamiento conductor en este campo y que en muchas formas me motivó para seguir una ruta no convencional en Penn y para convertirme en emprendedora.

KWHS: ¿Cómo dirías que tu experiencia en la escuela secundaria le dio forma a tu interés en estos campos, como el emprendedorismo, la oratoria pública y la protección ambiental? ¿Sientes que ya tenías una dirección elegida aún antes de graduarte de la escuela secundaria?

Wang: Ahora que pienso en ello, definitivamente sí. En la escuela secundaria, fui parte de un programa de liderazgo que era la versión de mi escuela de una escuela imán de enfoque especializado o un IB [Bachillerato Internacional]. Este programa me capacitó en muchas habilidades para la oratoria pública. Me dio mucha preparación para el trabajo en equipo y el liderazgo. Ahora que lo veo en retrospectiva, muchas de estas habilidades que tengo realmente son capacidades blandas [que se desarrollaron] en mi adolescencia temprana. Y también está mi interés en la ciencia. Crecí en Vancouver, Canadá. Vancouver es un lugar donde la gente tiene mucha conciencia del ambiente. Siempre estuve comprometida en un montón de actividades extracurriculares. Mi cofundadora [en BioCellection] y yo fuimos copresidentes de nuestro club ambiental en la escuela secundaria, y diseñamos un jardín orgánico desde cero en la parte delantera de nuestra escuela. Esto no hubiese podido ser posible si no hubiésemos tenido maestros en la escuela secundaria que nos apoyasen. Todas estas cosas condujeron a esta combinación de intereses que tengo hoy en día desde una etapa muy temprana.

KWHS: Llevando eso un paso más lejos, ¿cómo le dio forma a tus intereses y te ayudó a crecer y madurar tu experiencia universitaria en ese mismo sentido?

Wang: Aún después de que hablé en TED, no era obvio para mí que la gente podía vivir de hacer emprendedorismo científico. A pesar de que sabes que hay gente que dirige empresas de biotecnología y empresas de dispositivos biomédicos, no es algo que pensase que podía hacer yo, especialmente como alguien que todavía no había obtenido su título de grado y obviamente tenía un largo camino por recorrer para realizar un poco de investigación básica en esta área. No hay tanta gente que trabaje en la contaminación producida por los plásticos. Y actualmente no hay nadie trabajando en una tecnología para resolver el problema de la contaminación plástica. Así, realmente no era algo que yo creyese posible hasta que vine a Penn y comencé a tomar clases. Mi especialización principal es en biología molecular y una de mis especializaciones secundarias es emprendedorismo en ingeniería. Entonces, tomé clases tanto en Wharton como también en ingeniería para realmente aprender cómo administrar empresas de alta tecnología que recién se inician. Luego me di cuenta de que es algo que puedes aprender, y puedes aplicar de forma tangible un surtido de diferentes habilidades para hacer que tu visión se convierta en realidad y tener un alto impacto en el mundo. Penn me empoderó para hacer todas estas cosas.

KWHS: Has pasado mucho tiempo inmersa en la cultura emprendedora aquí en Penn, así como también trabajando con estudiantes y adultos de alto calibre. ¿Qué sientes que es lo que define el éxito? ¿Y que características valoras en la gente y en los emprendedores que admiras?

Wang: Eso es bastante difícil. Una cosa que valoro mucho en la gente con la que trabajo es la sinceridad. Alguna gente a la que admiro realmente, algunos de mis mejores mentores, es la clase de gente que la primera vez que hablas con ellos, simplemente sientes esa conexión. Sientes que están comprometidos con ayudarte, y son muy genuinos acerca de eso. Existe ese nivel de confianza y relación de entendimiento que se construye en el primer minuto. Pienso que cada persona exitosa que conozco tiene ese cierto…. hasta lo llamaría carisma, para hacer que otra gente pueda confiar en ellos y para realmente poder comportarse de una forma consistente, realizar el seguimiento y ayudar a la gente de forma que pueda continuar construyendo sobre esta relación. En los negocios, especialmente para alguien que es tan joven como yo y tan falto de experiencia, mucho de lo que puedo hacer depende de las relaciones que tengo y de los mentores e ideas que puedo conseguir.

En Silicon Valley, [la gente habla acerca de] cadenas de favores. Eso significa que antes de que salgas y busques a alguien que te ayude, pienses en formas en las que tú puedes contribuir a esta comunidad. Se convierte en algo como que todos se están ayudando mutuamente, en oposición a lo que estoy tratando de tomar de esta comunidad.

KWHS: ¿Cómo definirías el éxito en base a tus experiencias?

Wang: Eso es muy difícil de definir. Pienso que el éxito puede explicarse en muchas maneras. Lo más importante para mí es que la gente haga aquello en lo que cree, a pesar de las probabilidades. [Tienes que] tener el coraje para hacer eso porque es difícil, especialmente al ser una persona joven en la universidad donde la cultura, especialmente en la Ivy League, nos empuja hacia ciertas nociones del éxito. Yo estoy en biología, así que obviamente, fui empujada hacia premedicina, y en Penn en general, hay mucho entusiasmo por Wall Street. Cuando me di cuenta de que yo no encajaba en ninguno de estos dos nichos, tuve que redefinir mi noción de éxito. Para mí, eso era hacer lo que pienso que está bien y lo que pienso que me va a emocionar cada día de mi vida, a pesar de ir contra la norma.

Iniciadores de conversación

¿Cómo tomó Miranda Wang un camino no convencional desde la escuela secundaria? ¿Cómo se relaciona esto con su definición del éxito?

¿Qué es TED? Utilizando las historias relacionadas y enlaces que acompañan a esta historia, investiga TED para averiguar en qué consiste. Miranda y Jeanny eran estudiantes de último año de escuela secundaria cuando las invitaron a dar su charla TED. ¿Qué habilidades piensas que desarrollaron a partir de esta experiencia? ¿Cómo ayudó TED a sus caminos universitarios y de carrera?

Miranda habla acerca de valorar la sinceridad en la gente de negocios que conoció. ¿Cómo defines la sinceridad? ¿Cómo podrías comenzar a comprender mejor lo que quiere decir ella con ser consistente, genuino y construir relaciones?

This entry was posted in Artículos, Impacto Social, La vida después de High School. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion