Los 10 términos más importantes que todo nuevo inversor debería conocer

Invertir no es sencillo: requiere muchas decisiones, desde en dónde colocar el dinero que tanto te costó ganar hasta cuánto tiempo deseas mantenerlo atado en alguna forma de inversión. Inclusive, hablar acerca de inversión puede parecer desafiante, ya que los expertos financieros usan un lenguaje propio de ellos para comunicar sus ideas.

Aún así, “Saber cómo cuidar tu dinero es empoderante”, explica Paula Hogan, asesora financiera en Milwaukee, Wis. “La gente que es inteligente respecto a las cuestiones financieras tiene más opciones en la vida. Es parte de ser un adulto independiente y competente”.

Convertirse en un inversor informado comienza con mirar, escuchar y construir sobre lo que ya sabes. “¿Qué observas acerca de cómo maneja el dinero la gente que conoces? ¿A quién deseas emular? Lee las columnas sobre finanzas personales en los periódicos locales y en línea. Entiende el poder de ahorrar con anticipación, y desarrolla el hábito de ahorrar una porción específica de cada dólar que ganes o recibas como regalo, sin que importen las condiciones”.

Para ayudar con algunos conocimientos básicos, Knowledge@Wharton High School armó una lista de los 10 términos más importantes que todo nuevo inversor debería conocer. Apréndelos y estarás bien encaminado para navegar por el ámbito de las inversiones.

  1. Retorno sobre la inversión. El retorno sobre la inversión (o ROI, Return on Investment, por su sigla en inglés) se refiere a cuánto ganarás (o esperas ganar) en la forma de un porcentaje sobre tu inversión. Entonces, si estás invirtiendo $100, y obtienes $110 (una ganancia de $10), tu ROI es 10%. Generalmente, esperas obtener un ROI más alto sobre una inversión más riesgosa.
  2. Efectivo. Todo el mundo sabe que el efectivo se refiere a los billetes, monedas y otras clases de divisas. Cuando los asesores financieros hablan sobre pasar parte de tu cartera, o inversiones, a efectivo, no quieren decir que deberías aferrarte a un puñado de billetes de un dólar o a otro tipo de moneda. En vez de ello, generalmente se están refiriendo a inversiones líquidas, o a vehículos de inversión que sean fácilmente intercambiables por efectivo, como los certificados de depósito a plazo fijo (CDs), letras del tesoro o cuentas de mercados de dinero.
  3. Cartera. Una cartera es un conjunto de inversiones propiedad de la misma persona o empresa. Un individuo generalmente construye su cartera con diferentes clases de acciones de una empresa o diferentes tipos de inversiones, tales como acciones, bonos y fondos comunes. Con frecuencia escucharás la frase “una cartera diversificada” para referirse a una cartera que repartió el riesgo entre varios tipos de industrias y/o inversiones.
  4. Asignación de activos. Esto se refiere al plan, o estrategia para tus inversiones. Podrías poner todo tu dinero en una única inversión, como comprar acciones en una empresa, pero podrías perder mucho de una sola vez si no funciona bien. En vez de ello, podrías intentar equilibrar el riesgo invirtiendo entre varias empresas. De esa forma, si a una le va mal, otra todavía podría subir. Algunos asesores financieros van aún más allá al sugerir que coloques el dinero en diferentes clases, o tipos, de inversiones, como efectivo, bonos o acciones. Revisa las historias relacionadas en la barra de herramientas para conocer acerca de los varios tipos de inversiones.
  5. Bonos y acciones. Los bonos son cuando prestas dinero a una entidad, generalmente a una empresa u organismo gubernamental, a cambio de la promesa de que te devolverán tu dinero con intereses. Los bonos son un poquito más peligrosos que las inversiones en efectivo (¿qué sucede si la empresa quiebra?), pero generalmente pagarán más intereses que una cuenta de ahorro bancaria. Las acciones básicamente son una participación en la propiedad de una empresa. Entonces, si a una empresa le va bien, el precio de sus acciones se elevará probablemente, y la empresa quizá hasta pague dividendos a los accionistas. Sin embargo, no hay nada garantizado, y puedes perder parte de o toda tu inversión inicial si una empresa no se desempeña bien.
  6. Tolerancia al riesgo. Es importante recordar como nuevo inversor que todas las inversiones implican un grado de riesgo. La recompensa por asumir una inversión más arriesgada puede ser un retorno más alto, o no, dependiendo del desempeño de esa inversión en el tiempo. A medida que inviertas, tendrás que entender tu propia tolerancia al riesgo. ¿Te parece bien la idea de potencialmente perder dinero para obtener mejores resultados? Entonces tienes una alta tolerancia al riesgo. Si preferirías tomar un camino de inversión más seguro, entonces tu tolerancia al riesgo es menor. A veces, depende de dónde te encuentres en un negocio. Generalmente, cuanto más joven eres cuando empiezas a invertir, mayor será tu tolerancia al riesgo y tu potencial para mejores resultados a largo plazo ya que tienes más tiempo para obtener ganancias por esa inversión.
  7. Fondo mutuo. Esto es cuando un grupo de inversores se reúne para comprar activos como acciones y bonos. Pero en vez de llamar a tus amigos y familiares y hacer que formen un pozo común con su dinero, lo que probablemente demandaría hasta el próximo siglo para lograrlo, un fondo mutuo hace todo el trabajo que implica reunir a los inversores y diversificar los activos. Un fondo mutuo puede contener cientos o más clases de acciones u otros instrumentos financieros, lo que reduce la posibilidad de pérdidas provenientes de una inversión en particular. Los administradores de dinero profesionales generalmente toman las decisiones de inversión y venta.
  8. Títulos valores y capital accionario. ¡Son dos cosas distintas! Los títulos valores se refieren a distintos tipos de inversiones, tales como acciones, bonos y fondos mutuos. El capital accionario se refiere específicamente a acciones, o participaciones en una empresa.
  9. Relación precio-ganancia. La relación P/E (por su sigla en inglés, price-to-earnings), como se la denomina frecuentemente, se refiere al precio accionario de una empresa como un porcentaje de sus ganancias por acción. Una P/E baja generalmente es de 0 a 10 (una empresa que gana $1 por acción y que tiene un precio por acción de $10, tiene una relación P/E de 10), y podría ser una señal de que a la empresa no le está yendo muy bien. Una relación P/E alta, por encima de 25, podría significar que los inversores esperan que a la empresa le vaya realmente bien en el futuro. Es importante destacar que una P/E baja también podría significar que los inversores no se dieron cuenta del potencial de crecimiento de la empresa, mientras que una P/E alta podría significar que la gente está sobrevalorando a la empresa porque piensa que vale más de lo que realmente vale. En momentos así, el precio de una acción podría estar en peligro de desplomarse, y por lo tanto, de hacer que los inversores pierdan dinero. La consideración de la relación P/E podría ser un buen punto de partida cuando comienzas a elegir acciones para tu cartera, pero los asesores financieros sugieren que aún necesitas investigar con mayor profundidad a una empresa antes de invertir en ella. ¿Qué hay detrás de esos números?
  10. Prospectos. Cuando se tratar de invertir, la investigación es realmente importante. ¿Deseas averiguar acerca de una empresa o fondo antes de invertir en ellos? Consigue el prospecto de la empresa, un documento legal, archivado en la Comisión de Valores (Securities and Exchange Commission, SEC), que brinda los detalles acerca de los gastos, finanzas y otra información importante de la empresa. Pero recuerda, un prospecto es una descripción y debería considerarse una herramienta en la elección de las acciones; no es una garantía de resultados, aunque el prospecto haya sido aprobado por la SEC.

Eso es todo para nuestra lista de los 10 términos más importantes. La asesora financiera Hogan también recomienda que los nuevos inversores se familiaricen con los siguientes términos:

  • Un agente fiduciario es alguien que tiene la obligación legal de actuar en aras de tus mejores intereses.
  • Una persona de ventas tiene la obligación legal de ofrecerte inversiones adecuadas para ti.
  • El aporte equivalente de tu empleador es la cantidad de dinero que agregará tu empleador a tu cuenta 401(k) [de retiro] por cada dólar que tú aportes de tus propios fondos.
  • El impuesto a las ganancias de capital ”’es el impuesto que recauda el gobierno, y que tú debes pagar, cuando cobras en efectivo una ganancia sobre una inversión.
  • El interés compuesto es el interés agregado al capital de un depósito o préstamo de manera que el interés agregado también gane intereses de allí en adelante. Un ejemplo es una cuenta bancaria, que puede tener su interés compuesto cada año. Por ejemplo, una cuenta con un capital inicial de $1.000 y un interés del 20% anual tendría un saldo de $1.200 al final del primer año, y de $1.440 al final del segundo año, y así sucesivamente.

Aprender el idioma del dinero y del mercado accionario te acercará mucho más a convertirte en un inversor sabio y exitoso.

Iniciadores de conversaciones

¿Habías escuchado hablar antes sobre alguno de los términos de la lista de los 10 más importantes en este artículo? Si así fuese, ¿sobre cuáles? Elige uno de estos términos para debatir con un compañero. Enséñale a esa persona qué significa el término y por qué es importante.

¿Cuál es el objetivo verdadero de la asignación de activos?

¿Qué términos adicionales habría que incluir en nuestra lista de los 10 más importantes? Agrega tres palabras o frases a nuestra lista básica sobre inversión y trátalas con un compañero.

This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion