Deportes y matemática: ¿una combinación ganadora?


Jordan-Cohen

Jordan G. Cohen es estudiante de undécimo grado de la escuela secundaria en Brentwood School, en Los Ángeles, California. Este verano pasado, Cohen, jugador de fútbol y fanático de los deportes desde hace mucho tiempo, acudió a la Wharton Sports Business Academy y al programa Wharton Moneyball, que le dieron la posibilidad de explorar el negocio de los deportes y de zambullirse en el mundo de los análisis y las estadísticas deportiv
as. Estas experiencias lo ayudaron a darse cuenta de que una idea educativa que él había estado desarrollando realmente podría tener éxito. En este ensayo para KWHS, Cohen nos presenta “StatsCenter”, una serie de vídeos que lanzará próximamente para ayudar a enseñar estadística a los estudiantes de secundaria.                                                        

Los deportes son, posiblemente, uno de los mayores conectores de la humanidad. Al igual que la música o los alimentos, cada cultura y pueblo encuentran una expresión a través de los deportes. Esa idea es en cierta forma una paradoja, ya que los deportes pueden dividir. Los juegos y los partidos se juegan “contra” y “versus”, y consisten en superar al otro equipo o en ser mejor que tu oponente; son acerca del espíritu de competencia y rivalidad. Aún así, de forma abrumadora, los deportes unen a la gente de maneras poderosas. Tuve el placer de aprender esto durante una corta vida como ávido jugador de fútbol, el “juego bonito”.

Aversión a las matemáticas

Los deportes pueden hacer algo más que simplemente conectar a la gente entre sí. Tienen el poder de conectar a la gente con ideas y pasiones, y hasta con nuevas experiencias educativas, habilidades y caminos en la vida. Pueden ayudar a la gente a encontrar nuevas partes de sí mismos, a encontrar nuevos límites y nuevas capacidades.

En la cancha de fútbol, jugué con compañeros de equipo y oponentes de todas las esferas sociales; y la realidad para muchos es que las rutas educativas tradicionales con frecuencia no alcanzan. En ningún otro lado es más notoria esta brecha que en las áreas de los temas matemáticos. El problema no es sencillamente que la mayoría de los estudiantes fallan en el dominio de los temas matemáticos, o siquiera que no tienen una comprensión básica de los conceptos centrales. Va aún más allá. Muchos estudiantes le tienen aversión a la idea de las matemáticas.

El jugar junto a tantos estudiantes que sentían eso me ayudó a pensar en una idea para usar el amor que compartimos por los deportes para inspirar el amor por las matemáticas. Me di cuenta, con la ayuda de algunos mentores en deportes-negocios, que quizá yo tenía una perspectiva única que realmente podría aprovechar mi amor por los deportes para aportar algo de valor al mundo.

Durante los últimos años de escuela, me fascinó la rápida evolución del mundo del “eduentretenimiento” (el movimiento explosivo en el mundo educativo que involucra tendencias como la ludificación, que prometen hacer que los segmentos de la educación tradicional sean más atractivos y más efectivos). La frase “aprendizaje colateral” siempre me quedó dando vueltas; la noción de que el material de aprendizaje debería estar diseñado para que sea tan atractivo que el aprendizaje real sea sólo un efecto colateral agradable.

Hace aproximadamente un año, me dispuse a producir una serie de videos cortos que usase referencias, conceptos y ejemplos deportivos para guiar a un estudiante a través de las ideas clave en un curso de introducción a las estadísticas de escuela secundaria de un semestre de duración.

Este fue un punto de partida muy natural porque siempre consideré a las estadísticas como la herramienta matemática más crítica: puede ser un poderoso motor que informa y da forma a las decisiones que tomamos en cada aspecto de nuestras vidas. No se trataría simplemente de un curso de estadística estándar con ejemplos deportivos adicionales agregados posteriormente. Queríamos que la serie naciese de un amor por los deportes y estuviese diseñada para el amante de los deportes para mostrarle que tantas de estas ideas y conceptos ya formaban parte de sus costumbres cotidianas.

Hablo de todo, desde promedios y distribuciones normales hasta las rectas de ajuste óptimo y desviaciones estándar. De forma consciente o no, hablamos en estos términos cuando discutimos con nuestros amigos, predecimos los resultados de los juegos y calificamos a nuestros jugadores favoritos. Siempre sentí que ayudar a alguien a que se diese cuenta de eso podría ser un vehículo poderoso para inspirar un interés más amplio por esos conceptos en particular, y posiblemente hasta hacer que sean estudiantes de matemáticas más comprometidos y exitosos.

El movimiento parabólico de una espiral perfecta

Me acerqué a The Michelson Twenty Million Minds, una fundación interesada en la educación que trabaja para mejorar el acceso y la asequibilidad a la educación superior, donde yo había realizado una pasantía trabajando en materiales educativos de licencia abierta para las poblaciones menos privilegiadas. Con su apoyo y capital inicial semilla, comenzamos a contratar talentos de medios y comenzamos la producción de la serie. Con el estilo de una parodia del programa “SportsCenter” de ESPN, “StatsCenter” cubre algunos de los temas más secos y desalentadores en lo que esperamos sea una manera transformadora para tantos estudiantes con el potencial no alcanzado de sobresalir en estas áreas temáticas. Se podrá acceder a la serie completa, que saldrá en vivo a principios de 2016, a través de www.20mm.org.

Esta iniciativa es el proyecto insignia en lo que espero sea una cartera de programas de aprendizaje de matemáticas. Espero que el impacto positivo de esta primera serie pueda crear el impulso necesario para una serie sobre deportes y física: examinar el movimiento parabólico de una espiral perfecta o la conservación del impulso en un choque entre los jugadores en el hockey. También estoy trabajando con 20MM para apoyar a otra organización más establecida llamada FreshLearn, que está diseñando una aplicación que usa datos del básquetbol fantasía en tiempo real para diseñar un juego móvil para estudiantes de la escuela primaria.

La manera en que aprendemos y nos educamos a nosotros mismos ha cambiado tan rápidamente. Se siente más como una revolución que como una simple evolución. Los estudiantes quizá siempre vayan a un lugar designado para aprender, pero se siente más y más como si el aprendizaje fuese a encontrarse con los estudiantes donde ya existen: en los lugares que capturaron su interés y su pasión. La pista, el campo, el estadio y la cancha son lugares excelentes para comenzar la conversación sobre educación y llevar el aprendizaje a nuevas alturas.

Iniciadores de conversaciones

¿Qué es el aprendizaje colateral? ¿Por qué piensa Jordan Cohen en esta frase en relación con su propio proyecto? ¿Puedes pensar en otras formas en las que estés experimentando un aprendizaje colateral? ¿Piensas que el eduentretenimiento será el futuro de la educación?

¿Estás de acuerdo con la premisa de Jordan en cuanto a que los deportes y las matemáticas forman una combinación educativa poderosa? ¿Por qué sí o por qué no?

En términos de negocios, podríamos decir que Jordan está aprovechando una pasión para crear una empresa emprendedora. ¿Qué lo ha ayudado a tomar una idea y convertirla en algo real?

This entry was posted in Deportes y Espectáculos, Emprendedores y Líderes. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion