El arte y la habilidad de hablar en público con efectividad

Quizá hayas sentido la ansiedad: palmas sudorosas, corazón que late a mil, boca seca: es tu turno para pararte delante de un sala llena de gente y hablar. Para algunos, es absolutamente aterrador. La periodista de Knowledge@Wharton High School, Katlyn Grasso, conversó hace poco con el especialista en comunicaciones Arthur “Buck” Benedict sobre las cualidades de un orador eficaz. 

A continuación, una versión editada de la transcripción.

Knowledge@Wharton High School: Hola, soy Katlyn Grasso de Knowledge@Wharton High School. Es un placer para mí darle hoy la bienvenida a Buck Benedict a nuestro estudio. Buck Benedict enseña oratoria y escritura de discursos en el Fels Institute of Government [el programa de posgrado en políticas públicas y administración pública en la Universidad de Pensilvania]. Comenzó a enseñar en Wharton en 2002, donde dio clases de comunicaciones de gestión en el programa de MBA durante ocho años. Ganó el primer Premio Fels a la Enseñanza en 2009 y también fue nominado en 2013 para el Premio Provost a la Excelencia en la Enseñanza. Buck también trabaja como asesor de comunicaciones y escritor de discursos. Gracias por unirse a nosotros hoy, Buck.

Buck Benedict: Gracias, Katlyn. Es un placer.

KWHS: ¿Qué implica ser un asesor en comunicaciones?

Benedict: Comencé en las comunicaciones empresariales y trabajé para un par de empresas multinacionales. Parte de mi trabajo (tuve varias tareas), era escribir discursos. Después de dejar el trabajo empresarial a principios de los 90, decidí salir a los negocios por mí mismo, como asesor. El trabajo que creé era ayudar a las empresas en situaciones de crisis a manejarse con los medios y el público por mi experiencia en la industria química y farmacéutica. Y luego también, escribir discursos para los Directores Ejecutivos (CEO) en esas industrias. Entonces, un asesor en comunicaciones es alguien que ayuda a los jefes de las empresas a comunicarse mejor.

KWHS: Es excelente saber eso para nuestro público de escuela secundaria. ¿Cómo realizó la transición hasta convertirse en un instructor en Wharton en 2002?

Benedict: Tuve suerte. Era una época en la que Wharton estaba expandiendo enormemente su programa de MBA y necesitaban más profesores adjuntos para ayudar a enseñar el curso principal necesario en comunicaciones, se llama comunicaciones de gestión. Como muchos otros, llegué, hice la prueba, y conseguí mi papel. Así empecé. Fue una oportunidad excelente, y tuve la posibilidad de enseñar en un par de otras escuelas, también. Pero estaba enfocado en Wharton y enseñando comunicaciones de gestión. Finalmente, hice una transición hacia el Fels Institute of Government cuando hubo una vacante allí.

KWHS: ¿Cómo ayuda su curso en Fels a que los estudiantes mejoren sus habilidades comunicativas?

Benedict: Bueno, las comunicaciones son una habilidad. Si eres un atleta, sabes que tienes que practicar, tener un entrenador y tener repetición en términos de aprender las cosas buenas y repetirlas una y otra vez. Lo que intenté hacer como asesor de comunicaciones y como maestro es darle a la gente la oportunidad de practicar, de darles tareas que les vayan a ser útiles y luego darles la oportunidad de recibir comentarios, de mí, de sus compañeros de clase y [de las cintas de video]. Verse a sí mismos en cintas de video, también los ayudará. [También observamos] los discursos excelentes de los que pienso que pueden aprender los estudiantes. Los obtenemos de YouTube o de los sitios de archivo de discursos presidenciales. [Desde allí], les pido que hagan un discurso.

[Mis estudiantes dan] diferentes tipos de discursos. Hay un discurso de presentación ante alguien al comienzo del curso. Y hay un discurso de ocasión, que puede ser para cualquier ocasión en particular. Hay un discurso persuasivo, y hay un discurso motivacional. Los dejo usar su propio trabajo del curso o los dejo usar sus propias experiencias de trabajo para construir sobre las cosas que saben que van a tener que trabajar por sí mismos. Trato de hacer que sea lo más práctico posible.

KWHS: Tuve la oportunidad de sentarme en su clase hace unas semanas, y fue fascinante e inspirador para mí. En general, ¿qué espera que sus estudiantes se lleven del curso?

Benedict: [Número 1] la confianza. Deseo que se sientan mejor acerca de sus propias capacidades de oratoria. También deseo darles la oportunidad de que vean por sí mismos. [Podrían recibir una] crítica de sus pares o de mí o del asistente de enseñanza, pero excepto que realmente lo vean en cámara, no van a creer necesariamente que hacen o esto o aquello y que eso podría ser una distracción [en su discurso]. Deseo que se lleven con ellos el hecho de que es importante cómo se ven. Es natural estar nervioso al hablar porque la gente te va a juzgar. Cómo nos vemos va a ser importante para cómo nos sentimos sobre nosotros mismos. Twitter 

Lo que mis estudiantes aprenden muy, muy rápidamente al mirar la videocinta y recibir comentarios es que “Me puedo sentir nervioso, pero no necesariamente se ve en la cámara”. Eso conduce a una liberación de las preocupaciones exageradas que tienen. Trato de construir confianza. Trato de construir comodidad. Y al [hacer que hablen] una y otra vez, trato de brindarles la oportunidad de aprender y organizar su material. En un discurso, en contraposición a un libro, no tienen la oportunidad de volver atrás sobre algo. No puedes subrayarlo y retroceder a las cosas clave. Tienes una ocasión [para capturar la información]. Un orador tiene la responsabilidad de organizar sus pensamientos para que fluyan de forma lógica. Y también, tratar de enfatizar con su voz y su lenguaje corporal aquellas cosas que son más importantes. Es como subrayar.

KWHS: Sé que un tema importante en su clase es decir la verdad. Entonces, ¿qué significa para usted decir la verdad?

Benedict: Es algo que enseño desde la primera clase, hasta la última clase cuando dan sus discursos motivacionales. ¿Quiénes son? ¿Qué es lo que les importa? ¿Qué los apasiona? Contar su historia; contar las historias de sus familias. Recibo un montón de historias de inmigrantes en mi clase en los discursos motivacionales acerca de padres o abuelos que hicieron cambios importantes en sus vidas, dejaron su tierra natal para ir a algún otro lugar y crear una familia en un nuevo país. Es una inspiración maravillosa para todos los demás. Decir la verdad para mí se trata de quién eres. Twitter  Mi creencia es que si puedes exponerte a ti mismo, si puedes ser vulnerable, entonces estarás en una posición de hacer que otra gente hable [acerca de sus propias vulnerabilidades]. De pronto, hay una conexión mucho, mucho más profunda entre la gente. Es una comunicación mucho más honesta.

KWHS: ¿Cuáles son las características de los oradores efectivos?

Benedict: Hablamos acerca de la confianza. Pienso que eso es muy importante. Pero, nuevamente, pienso en la confianza en términos de tu propio sentido del auto valor. Es tu propia sensación. Le digo a la gente en mis clases: “Quiero que hablen acerca de lo que es importante para ustedes. Quiero que sientan que es necesario comunicarle a ese público allí afuera quiénes son ustedes y qué es importante para ustedes”. Parte de esa confianza es sentirse bien acerca de lo que haces.

Es importante hacer contacto visual para hacer que el público sepa que te importa, que sepa que le estás prestando atención a ellos. Pero digo que es una calle de doble sentido, porque también quiero que tú como orador comprendas lo que el público te está diciendo como devolución. Están haciendo toda clase de comentarios con su lenguaje corporal, con sus expresiones faciales y cosas como esas. Tú como orador, tienes que poder leer estas cosas para que sepas cómo ajustar y hacer todo lo posible que puedas para adaptarte a lo que está sucediendo en el público en ese momento.

Una de las cosas más difíciles para los oradores es alejarse de sus guiones por su factor de confianza, porque lo practicaron y se sienten bien acerca de él. Pero muchas veces tienen que hacer estos ajustes para estar presentes en el momento para ese público en particular. Ellos, como oradores, tienen que estar leyendo las señales que [el público] les está devolviendo.

Por último, deseo que los oradores respeten al público. Pienso que es terriblemente importante que si un público le está prestando atención a un orador, el orador les debe la obligación de escuchar muy cuidadosamente las preguntas que el público pueda tener que todavía no hayan sido respondidas. Muchas veces, los oradores terminan un discurso y se van: “Pufff, terminó”. Pero no terminó. Lo más importante para ese público en particular es la respuesta a sus preguntas. Entonces, deseo que la gente espere ansiosa esas respuestas como la oportunidad para devolverle al público por todo el tiempo y la atención que les prestaron a ellos.

KWHS: Ese es un consejo excelente. Sé que le enseña a estudiantes no graduados, pero principalmente a estudiantes graduados.

Benedict: Eso es correcto.

KWHS: ¿Cómo puede aplicar estas habilidades que mencionó a los estudiantes de escuela secundaria?

Benedict: Una de las mejores experiencias que tuve alguna vez fue justo aquí en Penn en el programa Upward Bound. Tenía una clase de estudiantes secundarios. Tengo que decir, me asustaban mucho. Estaban llenos de energía. Estos son estudiantes de la escuela de verano. Esperan aprender un montón en un tiempo muy corto. Debe haber habido 22 de ellos, estudiantes de tercer y cuarto año de escuela secundaria.

Los tuve en una clase y, francamente, no sabía cómo relacionarme con ellos. Y pensé: “¿Cómo puedo hacer esto? ¿Qué tengo yo que vaya a ser útil para ellos?” Tomé mi curso básico de 14 semanas e intenté achicarlo hasta tres o cuatro o seis clases. Básicamente traté de darles la idea de que tienen que conectarse con el público. Tienen que poder ser honestos acerca de sí mismos y contar sus historias. Tienen que poder leer lo que el público les está contestando a ellos.

[Les mostré] el discurso de Martin Luther King “Tengo un sueño”, que le muestro a cada clase. No me importa si son un público de escuela secundaria o un público graduado universitario; todos deberían ver y apreciar ese discurso. Twitter  Pero también trato de hacerles leer el discurso de Gettysburg de Lincoln, porque pienso, nuevamente, he aquí un hermoso ejemplo de realmente reducir las ideas importantes a muy pocas (272) palabras.

Pienso que a los estudiantes de escuela secundaria les corresponden las mismas lecciones que les corresponden a los estudiantes universitarios: sé tu mismo. Sé honesto contigo mismo, comunícate con el público honestamente e inicia una conversación con el público si tienes la posibilidad de hacerlo. Twitter  Lee su lenguaje corporal. Con tanta frecuencia entramos y no tenemos una idea de quién es el público. Tienes que hacer la tarea, porque si vas a comunicarte con ellos en su idioma y en formas que ellos tienen que entender, tienes que estar en una posición de conocer quiénes son y qué les importa.

KWHS: Muchas gracias, Buck, por tomarse el tiempo en su ocupada agenda para estar aquí con nosotros hoy. Fue un honor tenerlo en el estudio de KWHS. Sólo para dejar al público con una pregunta final, ¿cuáles son sus discursos favoritos de todos los tiempos?

Benedict: Esa es una pregunta difícil de responder. Me gustaría darte una variedad. Uso mucho las charlas TED porque son actuales. [TED es una organización sin fines de lucro dedicada a “las ideas que vale la pena difundir”. Maneja un sitio de video de Charlas TED en el que presenta más de 1.500 charlas gratuitas para “remover tu curiosidad”.] Recibo quejas de mis estudiantes: “Sus discursos son tan viejos. ¿Por qué no tiene algo actual?” Entonces, uso mucho las charlas TED. Uso [un discurso de] Susan Cain. Ella escribió el libro Quiet, acerca de los introvertidos en un mundo de extrovertidos. Es una historia maravillosa acerca de cuando ella era joven e introvertida y fue a acampar. Va allí con un montón de libros y piensa que el campamento de verano va a ser la mejor experiencia de su vida porque va a tener la posibilidad de leer todos esos libros. Nunca tuvo la oportunidad de leer uno solo porque el campamento de verano estaba haciendo algo más: eso es extroversión.

Es muy importante que la gente mire la charla de Isabel Allende acerca de la pasión. Otra, es la charla de Amy Cuddy acerca de las posiciones de poder y preparar a la gente para enfrentar entrevistas o discursos.

YouTube es una fuente excelente de discursos. Pienso que uno muy bueno es uno muy corto. Es el discurso de aceptación del cantante Bono del Premio de la NAACP allá en 2007 ó 2008. Dura sólo cuatro minutos, pero, si deseas ver a alguien hablar su verdad y la pasión de su convicción, mira el discurso de aceptación de Bono ante la NAACP Twitter .

KWHS: Gracias nuevamente, Buck. Soy Katlyn Grasso con Knowledge@Wharton High School, y gracias a todos por unirse a nosotros.

 

Preguntas

¿Qué quiere decir Buck Benedict con “decir tu verdad?” ¿Qué es tu verdad? Si fueses a dar un discurso motivacional, ¿en qué tema te concentrarías?

Un orador hablando en público ¿debería estar tan concentrado en el público como el público lo está en él? ¿Por qué sí o por qué no?

Mira uno de los discursos recomendados de Benedict, cuyos enlaces aparecen abajo, y reflexiona sobre su contenido. Haz una lista de 5 razones por las que podría pensar que este es un buen discurso. ¿Te interesó el discurso? ¿Te inspiró? ¿Por qué sí o por qué no?

 

Enlaces relacionados

“Es importante hacer contacto visual para dejar que el público sepa que te importa, para que sepa que le estás prestando atención a ellos... [también] deseo que tú como orador estés comprendiendo lo que el público te está diciendo como devolución.”
This entry was posted in La vida después de High School, Vídeos. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion