¡Extra, extra! El sensacionalismo en el periodismo

Sharma

¿Cuándo fue la última vez que leíste un artículo del periódico o escuchaste un informe que te impactó, asustó o emocionó? Tengo dos palabras para ti: Miley Cyrus. Las posibilidades indican que tú, como muchos otros, con frecuencia caes en la trampa del periodismo sensacionalista. El sensacionalismo, dicho de manera simple, es exageración (noticias o temas que se exponen para apelar a tus sentidos, y no necesariamente a tu intelecto). Si te gusta ese tipo de noticias, entonces sigue leyendo. Pero si deseas periodismo auténtico, serio, de múltiples fuentes, entonces necesitas buscar en cualquier otro lugar. Si bien los periódicos tabloides tales como el National Enquirer, Star Magazine, The Mirror y The Sun usan el sensacionalismo para atraer a los lectores e incrementar las ventas, otros medios informativos también presentan titulares y artículos sensacionalistas principalmente por la misma razón.

El sensacionalismo en el periodismo ha existido desde los primeros días de la prensa escrita en el siglo XVI, explica George Taber, antiguo editor de negocios en la revista Time y cofundador y editor de NJBIZ, un semanario de negocios de Nueva Jersey que vendió en 2005. “La sensación vende, y más gente está más interesada en el crimen más reciente que en el desarrollo de una nueva forma de energía”, agrega Taber, quien dejó algo de lado su carrera periodística en los últimos tiempos para convertirse en autor de varios libros sobre vino. “La mayoría de los periódicos que eran sensacionalistas hablaban del asesinato más reciente”.

Con el tiempo, las publicaciones serias comenzaron a atraer a lectores y mercados, pero los propietarios de medios informativos dicen que sigue siendo una tarea difícil.  “Nadie sabe cómo lograr que la gente pague por la calidad sobresaliente”, explica Taber. El ve cómo las líneas se están borrando entre la publicidad y los editoriales con historias de noticias pagadas y el periodismo vulgar, que está por debajo del estándar, con frecuencia con noticias anecdóticas. Las pequeñas publicaciones son las primeras en sucumbir al sensacionalismo, pero también existe la tentación para las publicaciones más grandes, aclara. “Odio decirlo, pero está en la naturaleza del negocio”.

¿Dónde está la ‘relevancia?’

El sensacionalismo en los medios de noticias de la India preocupaba tanto a Sumer Sharma, de 16 años, que decidió hacer algo al respecto. En mayo de 2013, lanzó INFORMission, un boletín semanal con pequeños informes reescritos que considera “relevantes” y libres de sensacionalismo. El 15 de agosto, abrió su sitio http://informission.webstarts.com al público.

“La mayoría de los diarios indios suelen están llenos de historias sensacionalistas sobre delitos, violaciones, corrupción y montones de noticias innecesarias”, explica Sharma, un estudiante de undécimo curso en The Shri Ram School, Aravali, en Gurgaon, cerca de Nueva Delhi. Siente que se pierden muchas historias que lee en publicaciones como The Economist y The Wall Street Journal. “Sentí que podía haber una fuente de noticias mejor y más relevante, sobre todo para aquellos que como yo son estudiantes de secundaria”.

Sharma puso en marcha su plan editorial. Los lectores jóvenes quieren novedades de ciencia y tecnología, dice. Ha publicado historias sobre geoingeniería, el auto volador de Terrafugia y una edición especial de “The Rise of the Machines” (La rebelión de las máquinas) que abarca la inteligencia artificial, robots y drones, entre otros. Una historia que le resultó emocionante fue el proyecto sobre “Floating Loon” de Google, para brindar acceso a Internet a través de globos flotantes. “Si funciona, entonces hasta puede llegar a los poblados de la India donde el 80% de la gente no tiene acceso a Internet”, explica.

Los problemas de salud y sociales son también sus principales prioridades, y Sharma cubrió la donación de órganos y la pobreza en la India. La cobertura política se limita a historias educativas, tales como una introducción básica a Hezbollah y por qué fracasó la Primavera árabe. Sharma actualiza con frecuencia las historias mundiales, de forma más reciente acerca de los informantes Bradley Manning y Edward Snowden. La cobertura deportiva también es parte de su base, con historias sobre el Gran Premio de F1 y el corredor con prótesis indio D.P. Singh. Una columna regular sobre “Líderes para conocer” destaca perfiles de gente como el inventor Ray Kurzweil y el jugador de cricket paquistaní devenido político, Imran Khan. Hasta ahora se ha mantenido alejado de las novedades del entretenimiento chismosas: “Trato de mantenerlo serio”.

Sharma lee unas 15 publicaciones y condensa historias seleccionadas en breves informes que promedian las 250 palabras, con los créditos correspondientes. Está suscrito a The Economist, Scientific American, National Geographic y Time, con la ayuda de su padre, Gautam Sharma, un asesor de administración. Encuentra su materia prima en línea en los sitios web de The Guardian, The New York Times y The Wall Street Journal, además de en publicaciones indias.

El trabajo en el boletín de noticias le demanda alrededor de dos horas cada día de semana y la primera mitad de los sábados, su fecha de publicación. Los costos son nulos; la publicación se realiza a través de un constructor de sitios web gratuito con un diseño sin lujos. La distribución se realiza principalmente a través de alertas por correo electrónico a aproximadamente 100 compañeros de escuela, amigos y familiares. Desea hacer que el boletín sea más popular e incluir características interactivas como foros de discusión. Dice que se maneja igual de bien con los estudios, y que está entre los mejores estudiantes de su escuela. Todavía no tiene planes para hacer de su boletín de noticias una operación comercial. A corto plazo tiene la mirada puesta en prepararse para una carrera en periodismo o en física.

‘Bases sin defectos’

“Lo que este chico está haciendo suena bien”, dice R. Sukumar, editor del diario comercial indio Mint. Describe el esfuerzo de Sharma como una “cura agresiva”, que se refiere a ordenar los volúmenes de contenido basado en la web y presentarlo de forma clara y precisa.

Sukumar le aconseja a los jóvenes que aspiran a ser periodistas que elijan cuidadosamente la primera organización para la que trabajarán, porque ella formará sus valores profesionales. “Si es una organización que no cree en la marca o clase correcta de periodismo, entonces esta gente probablemente se convertirá en periodistas muy exitosos, pero con bases defectuosas en lo que concierne a los valores, principios, procesos y ética”, explica.

Sukumar concuerda en que el sensacionalismo en los medios le trae a los que lo difunden más lectores y visitas a las páginas y, por lo tanto, ingresos más altos en concepto de publicidad. Siente que los medios en idioma inglés de la India están en su mayoría libres del sensacionalismo estilo tabloide que se encuentra en el Reino Unido, pero dice que claramente existe en los medios electrónicos y en las publicaciones en idiomas regionales de la India.

Sin embargo, “un montón de lectores con discernimiento están dispuestos a pagar dinero por el periodismo de alta calidad”, destaca Sukumar. “Te apoyarán financieramente, a pesar de que tus ganancias nunca serán enormes”. La creciente base de lectores de la India de periodismo narrativo, de formato extenso, lo alienta especialmente.

Taber, un experto en la escritura narrativa de formato extenso, recuerda que con frecuencia les contaba a sus compañeros editores acerca de los días en que dirigía NJBIZ. “Podría decirles cómo ganar un montón de dinero con una publicación. Pero estarían en quiebra en un año. Si empiezan a vender noticias, producirán muchas ganancias al principio pero [finalmente] perderán su reputación. Si no tienen una buena reputación, no tienen nada, porque ¿por qué debería alguien comprar su publicación?”

Taber está de acuerdo con Sukumar en que el primer trabajo es crucial. “Una vez que te metes en el camino del periodismo vulgar o el periodismo barato o en las cosas sensacionalistas y escandalosas, no sales nunca de allí”. Le aconseja a los periodistas jóvenes que “entiendan y participen en los nuevos medios”, a través de los formatos impreso, en línea, para radio y televisión, y que se capaciten en “presentaciones electrónicas” para sus historias. Deberían describirse a sí mismos “no como periodistas, sino como comunicadores”.

 

Preguntas

¿Qué es el sensacionalismo en el periodismo?

Encuentra un titular sensacionalista y analízalo. ¿Cómo podrías reescribirlo para que sea más legítimo y para que sugiera novedades reales?

¿Te gustan los titulares sensacionalistas? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Piensas que el periodismo se está volviendo cada vez más sensacionalista a medida que las publicaciones tanto en línea como fuera de línea compiten furiosamente por los lectores?

 

Enlaces relacionados

“Si no tienes una buena reputación, no tienes nada, porque ¿por qué habría alguien de comprar tu publicación?”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, La vida después de High School, Moda, Alimento y Más. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion