El poder de la idea de un adolescente africano para mantener alejados a los leones

león

¿Quién es Raffaelo D’Andrea? Es un experto en robótica y desarrollador de cuadricópteros, robots que piensan como atletas, que resuelven problemas físicos con algoritmos que los ayudan a aprender. Esta semana en Edimburgo, Escocia, D’Andrea mostró sus drones inteligentes jugando a atrapar, haciendo equilibrio y tomando decisiones. A la vez, estaba continuando la exploración de otras posibilidades para esta clase de tecnología.

¡Sientan el poder del cerebro! D’Andrea era apenas uno de los pensadores, hacedores y visionarios innovadores que ocuparon el escenario en Escocia toda esta semana durante la TEDGlobal 2013, una conferencia que explora las ideas, problemas y creatividad internacionales. Con el tema “Pensar otra vez”, la TEDGlobal 2013 unió “a aquellos que se atreven a cambiar nuestra perspectiva, que realizan preguntas diferentes, iluminan problemas viejos con una nueva luz para encontrar mejores respuestas, lidian con la ambigüedad, detectan las señales débiles que apuntan a un futuro diferente, y nos desafían a hacer una pausa por un instante, y pensar otra vez”. El mundo escuchó acerca de un grupo de creadores e innovadores diversos, que incluyeron a la cantante y escritora de canciones Natasha Bedingfield; a Andras Forgacs de Organovo, que imprime tejido humano en 3-D; y al monje benedictino David Steindl-Rast, quien cerró el programa el 14 de junio con una charla sobre el suave poder del agradecimiento.

‘Ideas que vale la pena difundir’

Si todavía no te lo presentaron, es hora de que conozcas TED. TED es una organización sin fines de lucro dedicada a “ideas que vale la pena difundir”. Además de su evento global y de una conferencia TED cada año en su sede central de Long Beach, California, la organización dirige un sitio de video con las charlas TED en el que presenta más de 1.500 charlas gratuitas para “agitar tu curiosidad”. Las presentaciones tocan todos los temas, desde negocios y educación hasta tecnología y artes: básicamente cada tema bajo el sol. Se les pide a los pensadores y hacedores líderes del mundo que den la “charla de sus vidas” en 18 minutos. Se informa que cerca de un millón de personas al día ve las charlas TED en línea.

TED (Tecnología, Entretenimiento, Diseño) también destaca conversaciones interactivas sobre diferentes temas y ofrece programas Tedx destinados a estimular el diálogo a nivel local. Esto les da a otros grupos la oportunidad de organizar charlas estilo TED. Por ejemplo, en marzo hubo un foro TedxTeen en la ciudad de Nueva York, que presentó charlas orientadas y pronunciadas por gente joven sobre cualquier cosa desde “Seguir en el instinto” hasta “Una nueva esperanza para la paz”. Los organizadores de TED, como el fundador Richard Saul Wurman, dicen: “Creemos apasionadamente en el poder de las ideas para cambiar las actitudes, las vidas y, en última instancia, el mundo”.

Y no tienen que ser ideas complejas para tener un impacto duradero. La simplicidad puede ser igualmente revolucionaria. Knowledge@Wharton High School recientemente conversó con Richard Turere, un presentador de TED que ilustra la influencia positiva que la resolución de problemas puede tener sobre un grupo de gente, en este caso, la comunidad masai africana. A principios de este año, Turere, de 13 años, viajó desde su hogar en el extremo sur del Parque Nacional de Nairobi, en Kenia, hasta Long Beach para subir al escenario de la TED2013 como uno de los “Los jóvenes, los sabios, los no descubiertos” destacados en la conferencia anual de este año.

¿La idea de Turere que vale la pena difundir? Luces para leones. “Teníamos un problema muy grande con los leones”, explica Turere, estudiante del Brookhouse International School en las afueras de Nairobi, quien comenzó a cuidar el ganado de su familia cuando tenía 9. “Solían venir casi todos los días y matar dos vacas por día. Era realmente un problema muy grande, y soy responsable de las vacas de mi papá, así que tenía que encontrar una manera de solucionar este problema”.

Frustrado por la amenaza constante que suponían los leones para el medio de soporte de su familia, Turere comenzó a experimentar con unas pocas herramientas en la granja y su activo más valioso, su capacidad de pensar de forma crítica. “Siempre traté de resolver los problemas”, explica Turere. “Probé con el fuego, porque pensé que los leones le tenían miedo al fuego, pero en realidad estaba ayudando a los leones a ver a través del establo de las vacas. Usé un espantapájaros. Los leones vinieron el primer día y vieron el espantapájaros, y vinieron el segundo día y vieron el espantapájaros. [Finalmente], ya no les importó. Un día caminé alrededor del establo [con una linterna] y no vinieron, así que descubrí la efectividad de una luz que se mueve”.

A partir de allí, Turere colocó una serie de lámparas LED que parpadeaban sobre los postes alrededor del cerramiento del ganado, mirando hacia afuera. Las luces estaban cableadas a una caja con interruptores y a una vieja batería de automóvil alimentada por un panel solar. Estaban diseñadas para titilar encendiéndose y apagándose, engañando a los leones para que creyesen que había alguien caminando alrededor con una linterna. “Solía odiar a los leones, pero ahora debido a que mi invento está salvando las vacas y corderos de mi padre, creo que ya no odio más a los leones”, explica Turere. “Podemos vivir con ellos sin ningún conflicto”.

Luces para leones y reflectores en el centro de la escena

Por esta razón, Turere fue alabado tanto por ser un conservacionista como por ser un inventor creativo. Pero quizá su título más digno a destacar estos días sea el de emprendedor social. Compartió con otros la idea de las luces para leones en su comunidad masai, salvando las vidas de infinitas vacas y leones y protegiendo las fuentes de ingresos de sus vecinos. “No gano dinero con mi invento; simplemente coloco las luces para ellos, gratis”, aclara Turere. “Mis vecinos usaron las luces, y ahora se usan en todo Kenia en 75 hogares. También las están utilizando para mantener a los elefantes lejos de las granjas por la noche”.

La invención de Turere, que fue diseñada y construida completamente por él mismo, le ganó una beca para Brookhouse y llamó la atención de TED durante una búsqueda de talentos en Nairobi. El joven pastor de ganado tuvo que acostumbrarse a hablar en público en el escenario y cada vez se siente más cómodo contando la historia. “Estaba realmente nervioso en mi primera charla TED en la búsqueda de talento en Nairobi, y luego me seleccionaron para ir a California. No estuve nervioso en California”, cuenta, agregando que su primer viaje en avión fue un punto culminante, especialmente porque algún día quiere estudiar aviación. Desde que su historia llegó al escenario de TED, Turere se convirtió en una especie de celebridad adolescente, mostrado en la CNN y National Geographic y en otros servicios de noticias de alto perfil en todo el mundo. “Mis amigos están felices por mí, y mi familia está orgullosa de mí”, explica.

Paula Kahumbu, Directora Ejecutiva del Kenya Land Conservation Trust, que fue una de las primeras en descubrir los talentos de Turere, le contó a CNN: “Una cosa única acerca de Richard, es que si le das un problema, seguirá trabajando en él hasta que pueda solucionarlo. No tiene miedo de no poder hacer algo y pienso que por eso es tan buen innovador: porque no le preocupa que no pueda funcionar, él va a probar y hacerlo de todas formas”.

Siguiendo el verdadero espíritu de TED, Turere reconoce el poder de su propia ingenuidad, y comparte los premios. “Cada vez que tengo una idea, la pongo en acción”, dice. “Nunca sabes cuánto puedes lograr al hacerlo. Tu idea podría cambiar el mundo”.

 

Preguntas

¿Qué es TED?

¿Qué es la innovación y por qué es tan importante tener éxito en el mundo de los negocios?

¿Alguna vez escuchaste una charla TED? ¿Qué aprendiste? ¿Tienes una favorita?

¿Por qué piensas que Richard Turere fue elegido para hablar en California y dar una charla TED?

Si pudieses elegir a alguien para que dé una charla TED, ¿quién sería? ¿Qué idea tiene que valga la pena difundir?

 

Enlaces relacionados

“Solía odiar a los leones, pero ahora que mi invento está salvando la vida de las vacas de mi padre…creo que ya no odio más a los leones. Podemos vivir con ellos sin conflicto alguno.”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, Medio Ambiente, Revisión de la semana. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion