Tu dinero y la semana laboral de 40 horas

first-job-2-1

El autor de El Hobbit, J.R.R. Tolkien dijo una vez: “El trabajo que nunca se comienza es el que tarda más en finalizarse”. Los estudiantes de escuela secundaria de todas partes del país cambiarán sus maneras de postergar las cosas en las semanas y meses venideros a medida que están más cerca de entrar a formar parte de la fuerza laboral y consigan sus primeros empleos a tiempo completo. Cuando se trate del dinero recién ganado en sus carteras y cuentas bancarias, consideren esto: su cheque es sólo una de las muchas consideraciones financieras sobre el trabajo.

Pon tus habilidades a trabajar

Para Tristan Lovett, que ahora tiene 21 años, el camino de su carrera comenzó a tiempo parcial. Mientras todavía era estudiante de escuela secundaria en el Burlington County Institute of Technology de New Jersey hace pocos años, Lovett comenzó a trabajar en Radwell International, un reparador y revendedor de electrónica industrial. El empleo pagaba bien para un adolescente y, al graduarse, mantuvo la posición a la vez que comenzaba la universidad. Una oferta de Radwell, sin embargo, alteró su curso. “Era un poco difícil equilibrar [el trabajo y la universidad] y había considerado dejar el empleo e ir a estudiar a tiempo completo. Pero cuando la empresa me ofreció trabajar a tiempo completo, decidí poner mis habilidades en práctica directamente en vez de ir primero a la universidad”, explica Lovett.

La oferta a tiempo completo de Lovett incluía un salario más alto, beneficios de salud y la oportunidad de participar en un plan de retiro. Su decisión de seguir una carrera a tiempo completo, sin embargo, se basaba principalmente en el sueldo. “Había que incrementar mi tarifa propuesta por hora. Eso jugó una parte importante en mi decisión de convertirme en empleado a tiempo completo”, cuenta. Él eligió seguir en el plan de seguro de salud de sus padres y ahora está considerando aprovechar los beneficios de retiro de la empresa.

Para los adolescentes que acaban de salir de la escuela, un primer empleo a tiempo completo significa la oportunidad de cambiar el trabajar con miras a obtener una buena libreta de calificaciones por trabajar por un sólido sueldo. Junto con la consideración de un sueldo regular, los que buscan un primer trabajo también deberían analizar otras consideraciones financieras. La siguiente es una guía para tres de ellas: los beneficios de salud, los ahorros para el retiro y los impuestos.

Seguro de salud

Gracias a la reforma del cuidado de la salud sancionada por el gobierno federal en 2010, los niños y adultos jóvenes pueden estar cubiertos bajo el plan de salud de sus padres hasta la edad de 26. Esto le permitió a trabajadores como Lovett elegir la opción que tiene más sentido en base a “la cantidad de beneficios y el precio del plan mejor ofrecido”, dice.

Para aquellos adultos jóvenes que aprovechen los beneficios de salud de la empresa, la mayoría de los empleadores ofrece una opción de dos o tres planes, explica Jim Bristow, planificador financiero de BCG Securities, una empresa de servicios financieros ubicada en Delran, New Jersey. Agrega que los planes de beneficios de salud generalmente entran en una de estas cuatro categorías: Organizaciones de proveedores preferidos (Preferred Provider Organizations, PPO), Puntos de servicio (Point of Service, POS), Organizaciones de mantenimiento de la salud (Health Maintenance Organizations, HMO) y Cuentas de ahorro de salud (Health Savings Accounts, HSA).

Si bien existen muchas diferencias entre las cuatro categorías, los nuevos empleados pueden trabajar con los administradores de beneficios de salud en sus empleos para discutir los puntos principales de diferencia, tales como los deducibles, coseguros y redes. Los deducibles son la cantidad de dinero que aporta un empleado antes de que una empresa de seguros pague un reclamo. El coseguro se refiere a cuánto de un reclamo paga una empresa de seguros y cuánto pagará el empleado, mientras que las redes detallan qué médicos están cubiertos bajo el plan del seguro y con qué alcance.

Las respuestas a estas preguntas con frecuencia dictan el costo del plan. Por ejemplo, los planes de las HSA con los deducibles más altos con frecuencia cuestan menos, mientras que los planes de las PPO con deducibles pequeños, tasas de coseguro bajas y una variedad de médicos cuestan más, explica Bristow.

Cuánto del costo del seguro de salud realmente se filtra hasta el empleado depende del empleador. “El empleador puede pagar desde el 100% hasta cero del costo. En general, el empleador y el empleado pagan el 50% cada uno”, agrega Bristow. Cuando un empleado aporta a su propio plan de salud, el dinero se deduce de cada sueldo.

Beneficios para el retiro

A pesar de que la jubilación parezca estar a años luz de distancia, nunca es demasiado temprano para ahorrar. “Cualquier posibilidad de un retiro cómodo va a depender de que el empleado tome una decisión consciente de ahorrar”, explica Beau Adams, Vicepresidente Senior de Desarrollo Comercial en Benefit Consultants Group en Delran, New Jersey.

Adams dice que la mejor manera de ahorrar para el retiro es un programa de ahorros con impuestos diferidos, tal como un 401k, 403b o un IRA deducido del sueldo. En este escenario, el dinero se deduce del cheque del sueldo de un empleado antes de los impuestos, y recibe el impuesto sólo después de realizar extracciones. Aparte de la conveniencia y los beneficios impositivos, también tiene las ventajas del interés compuesto, un término que esencialmente significa ganar intereses sobre los intereses pasados devengados.

El interés compuesto es una razón importante por la que el ahorro anticipado es tan importante. “Un empleado que ingrese a la fuerza laboral hoy en día y que comience a ahorrar de forma inmediata tiene una buena posibilidad de acumular una reserva necesaria para disfrutar del retiro. Desafortunadamente, demasiados trabajadores no comienzan este proceso de pensamiento hasta que es demasiado tarde”, agrega Adams.

Para hacer que los ahorros para el retiro sean más tentadores, muchos empleadores ofrecen un programa de equiparación, donde el empleador iguala una porción de los ahorros del empleado. Por ejemplo, un empleador puede equiparar el “50% de cada dólar aportado por el empleado, hasta el 6% del salario”, explica Adams.

Adams sugiere que los adultos jóvenes busquen una calculadora de ahorros de retiro en línea para determinar cuánto deberían ahorrar cada mes, y luego: “Empiecen ahora. Inscríbanse en el momento en que cumplan con las condiciones para el plan de su empleador. Esperar hasta que tengan 30, 40 o más hará que sea prácticamente imposible que ahorren lo suficiente para el retiro”, explica.

Impuestos

Mientras consideras cuánto del sueldo llegará a casa finalmente, no olvides que el Tío Sam necesita su porción de impuestos. Espera varias deducciones de tu pago. “Los impuestos de la Seguridad Social y Medicare serán los mismos no importa lo que hagas”, explica Dave Steenstra, contador público certificado, que reside en Houston, Texas. Steenstra agrega que los empleados deberían planificar que el 6,2% de su ingreso vaya al impuesto de la Seguridad Social para financiar los ingresos por retiro para los estadounidenses más viejos, y que el 1,45% vaya a Medicare, el programa de seguro de salud federal que cubre a la mayoría de la gente de 65 años y más.

Las tasas impositivas federales y estaduales dependen de los ingresos. Por el lado federal, el Gobierno puede tomar desde tan poco como el 10% hasta tanto como el 39,6%. Los impuestos estaduales varían, pero en el estado donde vive Lovett, Nueva Jersey, las tasas impositivas van desde el 1,4% hasta el 8,97%, dice Steenstra.

Para Lovett, estas deducciones son tomadas como si nada. “En promedio estoy ganando el doble de lo que ganaba cuando empecé al principio. Sin embargo, con este incremento en la paga, recientemente noté cuánto deducen en impuestos. Es verdad cuando dicen que cuanto más ganas, más toman. Pero, al tener apenas 21 años, no me puedo quejar en absoluto”. Lo que es más importante, Lovett todavía tiene un montón de tiempo para ahorrar.

 

Preguntas

¿Cuáles son las tres consideraciones financieras que deberías realizar cuando comienzas en un trabajo a tiempo completo?

¿Por qué es tan importante empezar a ahorrar anticipadamente? Explica.

Consulta la calculadora de ahorros de retiro en los enlaces relacionados de abajo para darte una idea de cuánto necesitas ahorrar para el retiro. ¿No tienes empleo todavía? ¡Puedes estimarlo!

 

Enlaces relacionados

“Esperar hasta los 30, 40 o más hará prácticamente imposible que ahorres lo suficiente para el retiro.”
This entry was posted in Artículos, Dinero y Tú, La vida después de High School. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion