‘Hairy’ Potter y la historia de un bloguero adolescente de Mumbai

Monik Pamecha realiza investigación para su blog de tecnología.

Monik Pamecha realiza investigación para su blog de tecnología.

Cuando Monik Pamecha estaba en quinto grado, escribió algo divertido acerca de un compañero de clase con mucho vello corporal en su sitio que acaba de lanzar en el Blogger de Google. Cuenta que su historia, titulada “Hairy Potter”, se convirtió en un éxito instantáneo entre sus compañeros de clase. Esto hizo que se planteara objetivos más importantes, hasta soñar en convertirse en el Steve Jobs de la India.

Hoy, Pamecha, de 17 años, dirige un popular blog sobre tecnología y una empresa que brinda diseño de sitios web y servicios de comercialización social, ambos con ingresos modestos. Su mayor distracción es ser un estudiante de duodécimo grado en la Lilavatibai Podar Senior Secondary School en Mumbai, India.

Desde la historia de “Hairy Potter” en 2005, el blog de Pamecha, www.etiole.com, creció a través de varias iteraciones hacia un sitio popular que presenta novedades destacadas tecnológicas y críticas sobre dispositivos y servicios. Atrae a entre 50.000 y 80.000 visitantes únicos mensuales. La segunda iniciativa emprendedora de Pamecha es Etiole Media, una agencia de diseño web y comercialización social que fundó cuando tenía 13 años.

Clics, ritmos y vacas púrpuras

Para Etiole.com, en un principio Pamecha llamó a blogueros que conocía para escribir y más adelante invitó públicamente a otros a su sitio. Ahora tiene 20 blogueros regulares de la India, EE. UU. y de otros lugares, que escriben entre 10 y 15 publicaciones en un mes típico. Los artículos del blog cubren medios sociales, dispositivos tales como tabletas y teléfonos inteligentes, nuevas personalidades de los medios y medidas regulatorias. Las publicaciones recientes incluyen una crítica de producto titulada Por qué el Samsung Galaxy S3 no volará en India, una discusión sobre el panegírico de Mona Simpson en The New York Times para su hermano Steve Jobs, y una útil hoja de referencia sobre  “Cómo encontrar el nombre de una canción por la letra, tarareo, ritmo o melodía”.

Los blogueros ganan dinero a través de AdSense de Google, que conecta a los editores con anunciantes. Hasta ahora, los escritos del propio Pamecha le han permitido ganar cerca de $2.000, mientras que los otros blogueros consiguieron un total de cerca de $5.000 por medio de AdSense.

Lanzada en 2003, AdSense de Google usa un modelo de pago por clic que permite a los editores de contenido atraer publicidad a sus publicaciones y ganar dinero. Los editores que se registran en AdSense pegan un código e identifican espacios a lo largo del contenido de sus sitios para que los publicistas coloquen avisos relevantes. Los editores de contenido reciben el 68% del dinero que Google recibe de los anunciantes. Pamecha se registró en AdSense hace cuatro años, después de leer sobre el tema en el sitio de un blog. Antes había experimentado con intercambios de avisos similares en línea como WidgetBucks y AdBrite, pero no estaba satisfecho con los ingresos que generaban.

Además, a los blogueros de Etiole.com les parece un lugar atractivo para publicar sus trabajos por otras razones, explica Pamecha. Poco después de su lanzamiento, el sitio logró un posicionamiento en Google de 3 de 10, lo que es impresionante para un sitio nuevo, explica; cuanto más alto el posicionamiento, mayor la posibilidad de que visitantes de la web aleatorios entren a leer los blogs. A los blogueros también les gustan las estadísticas demográficas de la audiencia, que es de 15 a 30 años. Aún así, Etiole.com tenía poco tráfico en sus primeros días, y Pamecha sabía que tenía que diferenciarlo de “los millones de otros blogs”. Se concentró en mejorar la calidad de su contenido, investigando otros 40 sitios web antes de escribir una sección de 500 palabras.

Para Etiole Media, Pamecha armó un equipo de trabajadores independientes, de 15 programadores y diseñadores web de entre sus amigos y conocidos. Le ofreció a cada uno el 100% de los ingresos por sus aportes de proyectos específicos, tales como la programación o diseño. Para obtener asesoramiento en comercialización de tecnología, aprovechó a su amigo Sandeep Bali, experto en comercialización en Internet. Pamecha reconoce que la comercialización no es una de sus fortalezas, así que también intenta aprender todo lo que puede a través de la lectura. Su sitio favorito es el blog del escritor sobre comercialización Seth Godin. Le gustó sobre todo que Godin comparara “un concepto o servicio destacado” con una “vaca púrpura”, una en la que te vas a fijar cuando las demás vacas son mucho menos llamativas.

Etiole Media ha ganado hasta ahora cerca de $10.000 para Pamecha y otros $18.000 para otros miembros de su equipo, todo en 26 proyectos. Esto incluye diseños y promociones de sitios web a través de canales sociales tales como Twitter y Facebook. Entre sus clientes están Merlin Digital, un minorista de electrónica en Dubai, y ActiveLifeNYC, un sitio web que brinda listas de deportes y otras actividades deportivas en la ciudad de Nueva York.

El viaje de Pamecha en el mundo emprendedor comenzó cuando tenía tres años de edad. Su padre, Manoj Pamecha, lo inscribió en una clase para principiantes de computación para niños. En séptimo grado, aprendió lo básico de la programación HTML en un curso en la escuela. Luego descubrió tutoriales gratuitos en video y libros electrónicos para aprender lenguajes de computación y diseño web.

A medida que Pamecha crecía, pasaba horas en la computadora del hogar, a veces durmiéndose en la escuela. Dice que también tuvo su parte de diversión y juegos: “No me perdía ni una sola fiesta, y jugaba al fútbol, badminton y ping pong después de la escuela”.

Pamecha inicialmente no sintió la necesidad de ganar dinero a través de sus actividades emprendedoras. Sin embargo, cuando sus facturas mensuales de Internet se dispararon desde un promedio de 1.200 rupias, la moneda india, (unos $ 23) a 15.000 rupias ($ 280), su padre lo reprendió. “Me sentí muy mal”, cuenta. “Necesitaba sacarme este problema de encima de alguna manera”.

Pronto, un estudio de abogados de Chennai, India, de casualidad leyó sus blogs, y, después de leer una de sus publicaciones tutoriales acerca del diseño de sitios web, le pidió que crease su sitio web. Cuando le mandó por correo a Pamecha un cheque en concepto de adelanto por Rs. 4.000 ($ 75), se lo llevó a su padre ya que todavía no tenía su propia cuenta bancaria. Pamecha padre dijo que estaba “sorprendido pero feliz”. Desde entonces, Pamecha financió todos los gastos de sus emprendimientos. La única excepción fue un pago de Rs. 500 (cerca $ 9) que su padre hizo por los costos de registro del dominio de Etiole Media.

Velocidad para llegar al mercado

Manoj Pamecha dirige una tienda minorista de iluminación decorativa y candelabros y confiesa que no entiende mucho de lo que hace su hijo. Sin embargo, puso una condición: “Obtén 80% o más en los exámenes escolares, o pierdes la computadora y la conexión a Internet”. Al joven Pamecha no le fue lo suficientemente bien en noveno grado. Mejoró sus notas los dos años siguientes, obteniendo 87% en su examen más reciente.

Pamecha no puede esperar a comenzar la próxima etapa de su carrera en los EE. UU., donde ha presentado solicitudes en varias escuelas. Dice que los EE. UU. serán un ambiente ideal para que él sea un estudiante-emprendedor. Rhea D’Souza, un maestro en su escuela, concuerda: “Tendrá ideas constantemente mientras estudie y tiene que estar en un ambiente en donde esas ideas puedan dar frutos”.

Pamecha desea construir una red que conecte carteles de publicidad digitales en exteriores. Esto implicaría crear una plataforma de back-end en línea que conecte los carteles digitales a través de una red de área local. Se aseguraría contratos con los propietarios de los carteles para permitirles a los anunciantes seleccionar los horarios y ubicaciones de sus avisos.

Estima los costos iniciales en Rs. 30 lakhs (USD 56.000) y un retorno anual del 15% en cada uno de los tres primeros años. “Necesitas socios”, le aconseja Bali. “Nunca le puedes pagar lo suficiente a una persona que puede lanzar ideas sorprendentes a los inversores”.

D’Souza siente que tiene “una capacidad innata para detectar una oportunidad y tiene mucho impulso”. Sin embargo, tiene que usar este rasgo agresivo con cuidado, porque algunos podrían percibirlo como una amenaza. Bali le recomienda a Pamecha que desacelere el flujo de ideas para cambiar el mundo y que, en lugar de eso, “haga algo muy específico”. Él piensa que el concepto de Pamecha sobre la red de carteles digitales es promisorio. “Es una idea natural que sucederá de todas formas. Hay que hacerlo”.

Si Pamecha aprendió algo es precisamente a no dar vueltas y no perder el tiempo. “La velocidad para llegar al mercado” dice, es especialmente importante en el mundo de la tecnología, siempre que también le estés prestando atención a la calidad de tu producto. Hace más de cinco años, empezó a pensar en diseñar un sitio web para la gente que quería subir podcasts. Un año más tarde, alguien más (SoundCloud) se le adelantó. “Fui muy lento y no puse mi energía en ello”, explica. “La lección más importante que aprendí es a ser rápido, sin importar lo que estés haciendo, responder a un cliente, dar una noticia o diseñar un producto”.

 

Preguntas

¿Qué son AdSense y PageRank de Google? ¿Por qué son herramientas importantes para los propietarios de pequeñas empresas como Monik Pamecha?

¿Qué te dice el viaje por los empredimientos de Pamecha acerca del mercado global de hoy en día? ¿Internet hizo del mundo un lugar más pequeño? ¿En qué sentido?

Nombra tres lecciones de negocios valiosas que haya aprendido Pamecha. ¿Cómo podrían prepararlo para su próximo emprendimiento?

 

Enlaces relacionados 

 

 

 

 

“Tendrá ideas constantemente mientras estudia, y tiene que estar en un ambiente donde esas puedan dar frutos.”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion