Teatro de la obra maestra: Christie’s, Lady Liberty de Warhol y el mercado de las subastas de arte

Probablemente hayas visto los violines cubistas de Pablo Picasso o las latas de sopa Campbell’s de Andy Warhol en carteles, libros o museos. De hecho, algunas personas y empresas poseen estas obras aparentemente sin precio y existe toda una industria, conocida como el mercado de las subastas de arte, para respaldar la compra y venta de obras de arte.

Para aquellos que tienen el dinero, de hecho es posible tener una obra de arte colgada en la sala de estar. Tomemos, por ejemplo, “La estatua de la Libertad” de Andy Warhol, un trabajo serigrafiado de 24 imágenes de la famosa estatua en tinta roja y verde, que tiene un precio de venta de $ 35 millones en una subasta del 14 de noviembre organizada por la potencia de las subastas de arte, Christie’s. “Ninfas”, de Claude Monet, una de las pinturas del artista sobre lirios de agua, también se ofrece en las ventas de Christie’s de noviembre y podría venderse hasta por $ 50 millones.

“Un torrente de consignaciones”

Christie’s, fundada en 1766, tiene sedes en Londres y Nueva York. La casa de subastas cuenta en la actualidad con el mayor número de ventas en el primer semestre de 2012 (alrededor de $ 3.500 millones de dólares), un récord para cualquier período equivalente en la historia del mercado del arte. Promete ser un mes muy ajetreado (y potencialmente lucrativo) debido a lo que Marc Porter, presidente de Christie’s Estados Unidos, ha denominado “un gran torrente de consignaciones para las subastas de noviembre”. Muchos coleccionistas han decidido vender sus obras.

De ninguna manera Christie’s tiene asegurado el primer puesto en su industria. Con los precios fluctuantes y un mercado tradicionalmente volátil, la competencia es feroz. Además de Christie’s, el otro jugador dominante en el mundo de las subastas de arte es Sotheby’s, una corporación multinacional que se originó en Inglaterra en 1744 y que ahora tiene su sede en la ciudad de Nueva York. Sotheby’s incluye todo, desde ventas privadas hasta servicios de arte corporativo, donde la casa de subastas ayuda a las empresas a construir y valorar sus colecciones de arte corporativo. Sotheby’s también es la empresa más antigua que cotiza públicamente en la Bolsa de Nueva York bajo el símbolo “BID”. En la actualidad, la empresa tiene unos ingresos anuales de aproximadamente $ 831,8 millones. ¿Superará sus ventas de arte de noviembre? “No. 1 (Rojo Real y Azul)” de Mark Rothko, el cual podría venderse hasta por $ 50 millones.

Las obras de arte son algo más que un deporte para los coleccionistas. También se consideran una inversión, un refugio seguro para las grandes sumas de dinero, que probablemente se puedan vender a un precio más alto (y por lo tanto, ser un beneficio para el propietario), después de pasar años sobre la repisa de la chimenea. Sin embargo, en un período de crisis económica, el arte cede el lugar a otras inversiones más seguras. Incluso para las casas de subastas, es difícil predecir qué piezas realmente se venderán en el mercado de las subastas de arte de una temporada a otra. Por ejemplo, según The Wall Street Journal, “los europeos todavía están en el ruedo, dicen los comerciantes, pero esta temporada apuestan en general por lo seguro: venden joyas de herencias, según sea necesario, y compran piezas de los mayores artistas de su país de origen, confiando en que sus valores se mantengan. “Mientras los países más ricos, como Alemania y Suiza, están comprando obras de arte de pintores nacionales, las obras españolas e italianas no se venden porque esos países atraviesan una situación económica complicada.

Asia, que anteriormente tenía una presencia muy importante en el mercado del arte, con China Guardian Auctions y Beijing Poly International, dos casas de subastas locales que se han convertido audazmente en rivales de Christie’s y Sotheby’s, ha estado en declive. Según The Wall Street Journal, las ventas de Christie’s en Asia cayeron un 25 % desde el año pasado durante el primer semestre de 2012, y estimó que las ventas totales de Sotheby’s durante su próxima subasta de Hong Kong serán un 31% inferiores en relación al año pasado. La revista Forbes ha mencionado el declive de la economía de China, la situación política en la China continental, la falta de profesionalismo en las subastas de Asia y la represión sistemática del Gobierno contra las expresiones artísticas, como los motivos de la desaceleración en el mercado chino del arte.

Debido a que los coleccionistas quieren sacar el máximo provecho de su dinero, en la actualidad son menos propensos a asumir riesgos en la compra de arte. Como señala The Wall Street Journal: “Los coleccionistas siguen deseando darse el lujo de comprar obras maestras, pero rechazan cualquier cosa que parezca de segunda clase. Eso está creando un ambiente sobrecargado que parece estimulante, que sin embargo es inestable, sobre todo porque la mayor parte de las obras de arte se cotizan por debajo de la marca del millón de dólares, afirman los comerciantes”.

Clapton, Richter: $ 34,2 millones

Eso no quiere decir que el arte no se venda, sólo que la gente está comprando nombres más importantes. Según Bloomberg, “se vendió una pintura de Gerhard Richter, propiedad del músico Eric Clapton [en octubre], por una cifra récord de £ 21,3 millones ($ 34,2 millones de dólares), más de 30 veces más de lo que pagó por ella en 2001”. La venta de Sotheby’s de 1994 del óleo sobre lienzo “Abstraktes Bild” rompió el récord de la obra más cara vendida por un artista vivo. Bloomberg atribuye la popularidad de Richter a las retrospectivas de su obra en Londres y París. Su celebridad también ha sido reforzada por el documental “Gerhard Richter Painting”, lanzado el año pasado.

“Cualquiera que esté buscando un salvador del mercado del arte en esta temporada, definitivamente debe seguir de cerca a los EE.UU.”, dice The Wall Street Journal, “porque sus coleccionistas han dominado casi todas las principales ventas en Londres y Nueva York durante todo el año”. Según The New York Times, a pesar de que las ventas en China están disminuyendo, los compradores y vendedores también deben estar atentos al sureste asiático, especialmente Indonesia y Taiwán, donde los occidentales pueden entrar al ruedo sin el calor de las casas de subastas chinas.

Cuando el arte de más bajo perfil no se vende, como sucede en la difícil economía de hoy, los diamantes son el mejor amigo de una casa de subastas. Incluso en el peor de los mercados (China incluida) la gente seguirá comprando joyas. Según The Wall Street Journal, “pocos activos duros vienen en paquetes más bonitos o se sostienen también bajo una presión del mercado generalizada”.

 

Preguntas

¿Qué es Christie’s? ¿Quién es su principal competidor?

Describe la actividad en el actual mercado del arte asiático. ¿Qué cosas influyen en ese mercado?

¿El músico Eric Clapton hizo una buena inversión en una obra de arte? ¿Por qué?

 

Enlaces relacionados

“Los coleccionistas siguen deseando darse el lujo de comprar obras maestras, pero rechazan cualquier cosa que parezca de segunda clase.”
This entry was posted in Artículos, Dinero y Tú, Moda, Alimento y Más. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion