Los sueños de Mo Fall de jugar al baloncesto en una Liga africana

 

Mouhammad “Mo” Fall, de 16 años, es un estudiante del último año de la Academia Africana de Liderazgo (ALA) en Johannesburgo, Sudáfrica. Fall y varios de sus compañeros de clase tuvieron la idea de crear una Academia Africana de Deportes, para ayudar a nutrir y desarrollar el talento deportivo en Sudáfrica. Knowledge@Wharton High School habló con Fall en el campus de Wharton este verano, mientras asistía a la Academia de Negocios Deportivos de Wharton para estudiantes de secundaria interesados en carreras relacionadas con el deporte, para hablar de su pasión por el deporte y sus planes para mejorar la infraestructura deportiva de Sudáfrica.

A continuación, una versión editada de esta entrevista.

Knowledge@Wharton High School: Cuéntanos algo acerca de tu escuela secundaria y también sobre tu experiencia deportiva y de crecimiento allí.

Mouhammad Fall: Voy a la escuela en Sudáfrica, donde frecuento una institución llamada Academia Africana de Liderazgo. Antes iba a la escuela en Senegal [un país en el oeste de África], y me pidieron que llenara una solicitud para la Academia Africana de Liderazgo. Básicamente, están tratando de [ayudarnos] para que lleguemos a ser los futuros líderes de África. Mi carrera deportiva ha sido impresionante. Practico muchos deportes allí. Juego a baloncesto y frisbee, y estuve en el equipo de voleibol. A veces juego al fútbol, y aprendí a jugar ping-pong y tenis. Disfruto mucho el tiempo que paso allí.

KWHS: ¿Tienes un deporte favorito?

Fall: Sí, mi deporte favorito es el baloncesto.

KWHS: ¿En qué se diferencian los deportes de tu país de los de EE.UU.?

Fall: En Senegal tenemos nuestro propio deporte [nacional] llamado lucha libre, y tan sólo tiene presencia en Senegal. Se gana un montón de dinero [con] él, pero no existe una liga, por lo que no hay un registro de los resultados. Tan solo se organizan peleas aleatorias. La gente va a los estadios, se venden boletos y se gana dinero [con el] espectáculo.

KWHS: ¿Estabas involucrado en esa actividad?

Fall: En realidad no, porque hay una comisión encargada de ocuparse de ese deporte. Es bastante formal, pero no existe una liga.

KWHS: ¿Es diferente de la lucha libre que puedes ver en EE.UU.?

Fall: Sí, así es. Es tradicional [y es un tipo de lucha popular practicada inicialmente por el pueblo Serer, los más antiguos habitantes de Senegal].

KWHS: ¿Qué es la Academia Africana de Deportes?

Fall: En la ALA nos están enseñando los conceptos básicos de liderazgo e iniciativa empresarial. El año pasado tuvimos que idear un proyecto al final de nuestra clase de iniciativa empresarial. Todos tenían que [enfocarse en] algo que los apasionara. Yo era un apasionado de los deportes. Estaba tratando de encontrar una necesidad en África relacionada con los deportes. Descubrí que muchos niños en África tenían mucho talento, pero no tuvieron la oportunidad de asistir a un club o ir a una academia de deportes porque no tenían el dinero.

De esta manera, con un grupo de otras cuatro personas (entre las cuales había un estudiante de Costa de Marfil, otro de Kenia, uno de Nigeria y una chica de Madagascar) estamos tratando de crear la Academia Africana de Deportes, que con algo de suerte va a ser la próxima Academia importante de África.

Tratamos de llegar a niños con talento real que provengan de un entorno empobrecido, y los ayudamos a asistir a nuestra escuela. Tratamos de mejorar su rendimiento en los deportes y, al mismo tiempo, les damos otro tipo de educación. Tienen que seguir un plan de estudios académico normal, para que puedan tener un plan de emergencia. Les enseñamos un poco de finanzas, para que cuando lleguen a ser profesionales puedan cuidar de sí mismos y de sus finanzas. Y tratamos de convertirlos en atletas profesionales.

KWHS: ¿Cómo les ha ido hasta ahora? ¿Han tenido éxito?

Fall: Así es. Preparamos el resumen ejecutivo. Se suponía que íbamos a dirigir un proyecto piloto este verano, pero muchos de nosotros no estamos disponibles. Estoy aquí haciendo un programa de verano. Otras personas están [persiguiendo] otras oportunidades, así que no tenían tiempo para dirigir el proyecto piloto. Pero queremos organizar un torneo para recaudar fondos el próximo año, para poder empezar a recaudar [dinero]. Pensamos que nos va a llevar tiempo crear una academia, porque los fundadores de la nuestra [ALA] tuvieron el mismo sueño y les tomó mucho tiempo y trabajo; lo hicieron incluso después de la universidad. Estamos tratando de concentrarnos en esto ahora mismo y hacer que [empiece].

KWHS: Parece que quieren seguir desarrollando esta academia después de la escuela secundaria.

Fall: Sí, es lo que [queremos]. Tal vez sea posible, pero no es realista decir que vamos a crear esta academia mientras estemos en la escuela secundaria. Sólo nos queda un año más en la Academia Africana de Liderazgo, por lo que no creo que podamos reunir suficiente dinero para crear esta academia. Pero podemos seguir con este proyecto incluso en la universidad, tratar de trabajar en él, tratar de encontrar patrocinadores, si fuera posible. Y sí, todavía podemos pensar en la creación de esta academia. Básicamente es un proyecto para la universidad y para después de la universidad.

KWHS: Veo esto como una experiencia de aprendizaje real. ¿Has tomado clases de negocios a parte de lo que has hecho hasta ahora, lecciones sobre iniciativa empresarial y liderazgo?

Fall: ¿Aquí en el programa?

KWHS: En realidad me refiero a tu academia, pero también podemos hablar del programa.

Fall: Aprendemos mucho sobre liderazgo e iniciativa empresarial en la escuela. Aprendemos a promover y vender nuestras ideas a la gente. Realizamos un ejercicio llamado el discurso del ascensor. Básicamente, tienes que hablar sobre tu idea y tienes que presentarla a posibles patrocinadores, y debes hacerlo en un minuto. Es muy duro. Tienes que saber lo que quieres y tienes que vender tu idea.

KWHS: ¿Recuerdas tu discurso del ascensor?

Fall: En realidad no lo recuerdo. Pero recuerdo que hice hincapié en una cosa: el hecho de que la [Asociación Nacional de Baloncesto] factura mil millones de dólares al año. El continente africano es enorme en comparación con los Estados Unidos, y todavía no tenemos una liga de baloncesto que pueda facturar miles de dólares, [mucho menos mil millones de dólares]. Y tenemos muchos jugadores buenos. Soy jugador de baloncesto, y quiero convertirme en profesional. Pero, ¿cuál es mi sueño? Jugar en la NBA. ¿Por qué mi sueño no puede ser jugar en África para una liga africana? Porque [esa liga no existe]. Incluso en Senegal, no tenemos una liga ni campeonatos. Se despiertan de repente y deciden que habrá una final, pero ni siquiera sabes de dónde vienen esas finales. Queremos tener ligas en África.

Y si nos fijamos en la EPL [Liga Inglesa de fútbol], el compromiso de los aficionados es tal que, básicamente, aportan dinero para comprar camisetas y bufandas. Son apasionados de lo que hacen. Podemos tener eso en África, pero no lo hacemos. Hasta la fecha no se ha prestado mucha atención a los deportes y queremos hacerlo, en lugar de tratar de confiar en los gobiernos para que lo hagan por nosotros.

KWHS: ¿Hay alguna estrella del deporte en particular, pasada o presente, que te inspire?

Fall: Hay muchas. Diría que Michael Jordan es inspirador, porque empezó de la nada y no era un jugador de baloncesto muy bueno. Su hermano era mucho mejor que él, pero él tenía esa determinación, y sabía que iba a ser mejor, que un día iba a superar a su hermano. E incluso cuando lo logró, siguió progresando. Quería ser el mejor y lo logró. Creo que eso es lo que tenemos que hacer. Tenemos que sentir pasión por lo que estamos haciendo, tenemos que tener determinación. [Michael Jordan] todavía es dueño de los Bobcats de Charlotte. Básicamente vale el mismo concepto con nuestra academia de [deportes]. ¿Por qué decidimos no hacerlo? En realidad no hay ninguna razón para no hacerlo. Va a ser rentable en muchos aspectos, no vamos a perder nada haciéndolo, y también estamos ayudando a otras personas.

KWHS: Muchas gracias por estar con nosotros hoy.

Fall: De nada.

“El continente africano es enorme en comparación con los Estados Unidos, y todavía no tenemos una liga de baloncesto que pueda facturar miles de dólares, [mucho menos mil millones de dólares].”
This entry was posted in Artículos, Deportes y Espectáculos, Emprendedores y Líderes, Vídeos. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion