El poder del liderazgo: La nueva generación de emprendedores sociales

La actividad emprendedora social está recibiendo mucha atención en estos días en el ámbito de los negocios. Mientras que los emprendedores sociales tienen tanta creatividad, pasión, empuje, energía y apetito por el riesgo como los empresarios tradicionales, están buscando resolver los problemas del mundo y maximizar el valor social sobre las ganancias, y hacerlo a gran escala. Raviv Turner, co-fundador y consejero delegado de Guerillapps, una empresa enfocada en el desarrollo de juegos sociales para apoyar causas reales, este mes le dijo a la revista Forbes: “El primer paso para convertirse en un emprendedor social es la identificación de un problema social que necesite una solución. Los aspirantes a emprendedores sociales no deben ir muy lejos para encontrar los temas sociales que necesitan solución: pobreza, hambre, educación deficiente, daño ambiental, represión política, enfermedades y desigualdad social”, por nombrar unos pocos.

Un número creciente de adolescentes se sienten atraídos por el modelo de la actividad emprendedora social y el concepto de retribuir a sus comunidades. Están definiendo el éxito no sólo por lo que pueden lograr para sí mismos, sino también por lo que hacen por los demás. Esta mentalidad está impulsando a los jóvenes como Candonio Agusen, estudiante de la escuela secundaria Kealakehe, quien habló con la escuela secundaria Knowledge@Wharton desde su casa en Kailua-Kona, Hawái, a planificar un futuro con impacto social: “Estoy interesado en convertirme en médico, un médico clínico, pero después de completar mi residencia tengo pensado unirme a Médicos sin Fronteras y ayudar a los países de ultramar y del tercer mundo”, señala Agusen.

Nancy Lubin, consejero delegado de DoSomething.org, una organización no lucrativa que ayuda a los jóvenes a involucrarse en filantropía, le dijo de forma reciente a Crain’s New York Business: “Los niños de hoy acaban de ver a sus padres pasar por una recesión, perder el empleo y luchar. Miran a su alrededor y dicen: ‘¿Cuál es el punto? No quiero sólo un segundo coche en mi camino de entrada. Quiero una vida con un propósito'”. Esto, junto con el acceso a la tecnología que hace que el mundo esté más cerca que nunca, está inspirando a una nueva generación de emprendedores sociales en formación.

Pobreza en países del tercer mundo

Samantha Kerker, de 17 años, eligió macroeconomía en su primer año en la escuela secundaria Atlantic Community en Delray Beach, Florida, y se enamoró del espíritu emprendedor. Inspirada para comenzar su propio negocio, invirtió 2.600 dólares de su dinero para lanzar un sitio web de venta de ropa teñida anudada, creada a partir de productos químicos y colores que mezcla ella misma. Seis meses más tarde tenía 7.000 dólares y el deseo de hacer algo significativo con su dinero.

Cuando algunos estudiantes de la Universidad Lynn de Boca Ratón, donde trabaja su madre, perdieron la vida en el terremoto de 2010 en Haití, Kerker obtuvo su respuesta. No pudiendo viajar al país afectado por el desastre, ella escogió el siguiente país de América Latina con más necesidades: Nicaragua. “Mi madre y yo empacamos nuestras maletas y vivimos, dormimos y respiramos en la pobreza de un país del tercer mundo durante una semana. Con el dinero hemos construido una casa para una familia sin hogar y una letrina. Toda la gente era increíble, humilde y se sentía muy feliz de que estuviéramos allí”, dice Kerker.

De vuelta en casa, los amigos de Kerker le preguntaron si iba a estar en contacto con la familia que ayudó, posiblemente a través de Facebook. “Dije: ‘¿amigos por Facebook? ¡Ellos ni siquiera tienen agua corriente o electricidad!’ Fue entonces cuando me di cuenta de que mis amigos no lo entendían”, señala Kerker.

Y así nació Estudiantes por los pobres, una red de clubes que operan en las 28 escuelas secundarias del distrito escolar de Palm Beach County, que moviliza la participación estudiantil en proyectos de servicio comunitario y ayuda mundial. Con Kerker a la cabeza, todos los clubes organizaron un concierto en un anfiteatro al aire libre en febrero para recaudar $ 30.000 para construir una escuela en Nicaragua y patrocinar a 60 estudiantes del distrito escolar para viajar al país durante las vacaciones de primavera de 2013. “Quiero que los estudiantes sean parte del proceso de construcción y experimenten un ambiente del tercer mundo”, dice Kerker, que este mes fue uno de los 10 estudiantes de secundaria y escuela media que ganaron el premio nacional Prudential Spirit of Community por su excepcional servicio voluntario. “Mi esperanza es que vayan a ese lugar, regresen y se sientan inspirados como yo”.

En esta era de conectividad, donde conseguir la atención de un amigo se da a través de un mensaje en Facebook, muchos aspirantes a emprendedores sociales están movilizando a sus compañeros de clase en torno a causas. Jordyn Schara, estudiante de penúltimo año de la escuela secundaria Reedsburg Area en North Freedom, Wisconsin, dirige la Foundation for HOPE (Helping Our Peers Excel, en español “Ayudar a nuestros compañeros a sobresalir”), una organización no lucrativa que orienta a gente joven para que se involucre en sus comunidades. En parte, dice Schara, la organización es una forma de “albergar los proyectos de servicio comunitario que realizo”, que incluyen un programa que envía libros y revistas a los soldados en Irak, una iniciativa que promueve la lectura a través de libros de historietas para niños de escuela primaria, y un proyecto para recolectar y eliminar productos farmacéuticos no utilizados o no deseados para que no terminen en el suministro de agua, mientras se genera consciencia sobre el abuso de medicamentos recetados.

“Lo que más he disfrutado fue encontrar un tema de mi comunidad que no se está abordando e intervenir para hacerle frente”, dice Schara, que quiere estudiar periodismo televisivo en la universidad y convertirse en corresponsal de guerra. “Mi programa se ve en más de 18 estados, y espero que se vea a nivel mundial. Nuestro deber como seres humanos es ayudar a los demás”.

Encuentra tu voz

Su bisabuela era “muy cercana” a Gandhi, y por ello Neha Gupta dice que el activismo social está en su ADN. Sin embargo, el estudiante de segundo año de la escuela secundaria Pennsbury en Fairless Hills, Pensilvania, cree que el viaje que empezó con Empowering Orphans, una organización que ha recaudado $ 500.000 en efectivo, productos y servicios para huérfanos de la India y a nivel local, ha sido personal y también profesional. “Este proceso me ha enseñado que cada persona tiene una voz”, señala Gupta, que ha aprendido a navegar por el mundo de las solicitudes de subvención y la organización de eventos de recaudación de fondos. “En realidad no creía que pudiera lograr algún impacto en absoluto. Pensé que tal vez pudiera ayudar a 100 niños. Esto me ha enseñado que cuando uso mi voz, puede tener efectos asombrosos”.

¿La próxima generación de emprendedores sociales? Sí, si tienen algo que decir al respecto. “He aprendido sobre liderazgo, política, organización, negociaciones, procedimientos, documentos, asuntos legales y asuntos de responsabilidad. Llamaba a la gente para establecer reuniones y no me devolvían la llamada. Tenía que seguir insistiendo”, dice Kerker, que tiene la intención de estudiar emprendimiento social en la universidad. “He encontrado tantas dificultades en el camino y tantas personas que me decían que era imposible hacer lo que yo quería hacer. Demostré que estaban equivocados. De aquí a diez años quiero crear mi propia empresa internacional sin fines de lucro”.

Preguntas

¿Qué es la actividad emprendedora social?

¿Cómo reflejan los estudiantes las cualidades de los emprendedores sociales?

¿Es importante tener una misión local y una misión global en estos días? ¿Por qué sí o por qué no?

 

Enlaces relacionados

“Dije, ‘¿amigos por Facebook? ¡Ellos ni siquiera tienen agua corriente o electricidad!' Fue entonces cuando me di cuenta de que mis amigos no lo entendían.”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, Impacto Social. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion