Inspiración melliza: Una nueva revista llega a las chicas en Sierra Leona

Mariama y Fatmata Kabia

Puedes viajar por todo el mundo buscando la próxima gran idea, pero, a veces, la inspiración profunda puede provenir de la fuente más familiar: tu mamá.

Ese fue el caso para Fatmata y Mariama Kabia, hermanas mellizas que son estudiantes de último año con especialización en Relaciones Internacionales en la Universidad de Pensilvania. Inspiradas por el impulso y espíritu de su madre, las jóvenes mujeres están lanzando una revista orientada a las adolescentes en Sierra Leona, la pequeña nación del oeste africano donde nacieron y se criaron sus padres. La revista, que ofrecerá una mezcla de contenido divertido y educativo, se llama Memunatu, en honor a su madre.

Sin librerías

Fatmata y Mariama, que se graduaron de Robinson Secondary School en su ciudad natal, Fairfax, Virginia, crecieron escuchando hablar a parientes y amigos de la familia acerca de Sierra Leona, así que conocían algunos de los desafíos que enfrenta el país. Es una de las naciones más pobres del mundo, y el analfabetismo es alto, especialmente entre las niñas y mujeres. Una guerra civil asoló al país durante gran parte de la década de los 90, matando a más de 200.000 personas y llevando al país a una profunda recesión económica.

Como resultado de esa pobreza, es difícil conseguir libros y revistas en Sierra Leona. Aún hoy, una década después del final de la guerra, no puedes encontrar una librería completa en ningún lugar del país.

Mariama y Fatmata, quienes crecieron leyendo minuciosamente publicaciones como la revista Scholastic, vieron un nicho de mercado , una oportunidad para alentar la lectura de una forma divertida y una posibilidad de marcar una diferencia en la tierra natal de la familia.

Después de hablar con sus padres y otros sierraleoneses que conocieron en los Estados Unidos, las mellizas Kabia incubaron su idea: crearían una revista educativa atractiva, a la medida de los intereses de las niñas de Sierra Leona entre los 10 y 17 años de edad. Y nombrarían a la revista en honor a su madre, una científica profesional que siempre destacó en su clase cuando iba a la escuela.

Para convertir la idea en realidad, empezaron cerca de casa, recurriendo a sus profesores de relaciones internacionales de Penn en busca de consejo. Luego, llegaron hasta expertos en el departamento educativo de la Universidad, así como a editores del conglomerado de medios Conde Nast. A medida que la idea iba tomando forma lentamente, empezaron a solicitar subvenciones y becas, y finalmente consiguieron apoyo de Weiss Tech House en Penn, la Clinton Global Initiative y el fondo Dell Social Innovation.

Con un poco de dinero en el bolsillo, era hora de que las mellizas Kabia pusiesen su idea en acción. Así que en el verano de 2011, fueron a Sierra Leona por primera vez en sus vidas. Necesitaban investigar un poco: tenían que hablar con algunas niñas.

“La conducción de grupos focales fue clave para entender los intereses de las niñas así como las posibilidades para nuestra iniciativa empresarial”, explica Mariama. En su primera parada, en una escuela para niñas en Freetown, dieron un presentación delante de toda la escuela reunida, y luego les preguntaron a las niñas: “Si pudiesen crear su revista ideal, ¿qué aparecería en el índice?”

“En base a esa sola pregunta, vimos surgir una enorme cantidad de creatividad ya que las niñas dibujaron imágenes, escribieron epígrafes y se rieron entre ellas”, cuenta Fatmata.

Las hermanas averiguaron que era sencillo hablar con las niñas; de hecho, se sorprendieron de cuánto tenían en común. A esas interacciones contribuyó, sin duda, el hecho de que Fatmata y Mariama crecieron en su casa en Virginia hablando con sus padres tanto Krio como Temne, dos idiomas muy difundidos en Sierra Leona.

Pero aún así, estaba claro que las dos niñas estadounidenses no encajaban mucho.

“Sobresalíamos en cierta forma, y no esperábamos eso”, cuenta Fatmata, agregando que hasta la gente que pasaba por la calle podía identificarlas fácilmente como extranjeras. Pero eso no significaba que no se se sintiesen bienvenidas. “Pienso que las mismas niñas se sorprendieron por lo que nos parecíamos a ellas”, agrega Mariama. “Y, en general, la gente apreció cuánto nos importaba Sierra Leona”.

Debut con 5.000 copias

De regreso a Pensilvania, las hermanas, apasionadas de la escritura, empezaron a reunir las piezas para el contenido de la revista utilizando la información que habían recolectado de sus grupos focales. Entre los puntos destacados de la primera edición: consejos sobre tendencias de moda, respuestas a preguntas de salud, consejos sobre finanzas y emprendimientos e historias inspiradoras y cuestionarios para cautivar a los lectores.

Pero aún con ese contenido listo, todavía se necesitaría mucho esfuerzo para producir una revista real. Así que las mellizas reclutaron a un puñado de compañeras estudiantes de la universidad para que formaran parte del consejo asesor y asumieran parte del trabajo de escritura, ilustración y diseño. También tuvieron algunos aportes de estudiantes de la Universidad de Sierra Leona, una sociedad que las mellizas esperan que se expanda en el futuro. Pero, al final, hicieron mucho del trabajo ellas solas.

Y ahora, dos años después de que Fatmata y Mariama soñaran con la idea por primera vez, Memunatu está a punto de convertirse en una realidad de tinta sobre papel. La primera edición de la revista, una tirada de 5.000 ejemplares, está arreglada para que se distribuya en marzo a las escuelas medias y secundarias en Freetown, la ciudad capital de Sierra Leona, y Lunsar, la ciudad natal de sus padres.

Pero eso es apenas el comienzo. Las mellizas Kabia, que están solicitando el ingreso a escuelas de posgrado para continuar su educación, planean imprimir cuatro ediciones por año, y quieren expandir la distribución de la revista. Finalmente, esperan que Memunatu llegue a las escuelas, e inspire a las niñas, en cada rincón del país.

¿Deseas comentar en esta historia? Responde una o más de estas preguntas para iniciar la conversación:

¿Por qué Sierra Leona es un mercado fuerte para una revista como Memunatu?

¿Por qué fue importante para las mellizas Kabia visitar Sierra Leona? ¿Qué aprendieron?

¿Piensas que Memunatu será un éxito en Sierra Leona? ¿Por qué sí o por qué no?

 

Enlaces relacionados

“Las niñas dibujaron imágenes, escribieron epígrafes y rieron entre ellas.”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, Impacto Social, Moda, Alimento y Más. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion