Comprensión del riesgo y retorno: La montaña rusa de invertir

¿Cuál es la diferencia entre invertir tu dinero y guardarlo escondido debajo del colchón? En vez de cinco billetes de $20 que se arruguen un poco y desgasten con el tiempo en tu dormitorio, cuando los inviertes, los mismos $100 podrían convertirse rápidamente en $150, o podrían perder valor y reducirse a $75.

Es importante comprender los elementos clave de una inversión antes de extraer esos billetes de $20 y ponerlos en acciones, bonos, o alguna otra forma de hacer crecer potencialmente el dinero. Los conceptos en los que hay que pensar incluyen el riesgo, retorno, los efectos de la inflación sobre el retorno de un inversor y qué hay involucrado en un retorno que le dicen “sin riesgos”, de acuerdo a Mark McLennon, Vicepresidente de Servicios de Asesoramiento en Inversiones de Northwestern Mutual, una empresa de títulos financieros con sede en Milwaukee, Wisconsin. “Cuando la gente habla de riesgo en el mercado accionario, algunas personas piensan en peligro o falta de certeza”, explica McLennon. “Pero cuando se trata de invertir, el riesgo puede cuantificarse, o medirse, basado en tendencias históricas”.

Un riesgo cuantificable no es lo mismo que una garantía, ya que eventos no anticipados, que varían desde avances tecnológicos hasta un cambio súbito en la economía todavía pueden tener efectos inesperados respecto a cómo se desempeña tu inversión. Aún así, la medición del riesgo puede ayudar a un inversor a planificar su estrategia, explica McLennon.

A mayor riesgo, mayor retorno (en general)

El santo grial de la inversión es el retorno, o el beneficio que una persona espera obtener de su inversión. El ROI, o retorno sobre la inversión, generalmente está relacionado con el grado de riesgo involucrado, y puede calcularse mediante la división del beneficio del inversor (la ganancia de la inversión menos su costo) por el costo de la inversión. El resultado se expresa como un porcentaje o relación. Por ejemplo, alguien que gana $25 sobre una inversión de $100 tiene un ROI del 25%.

“En general, si hay más riesgo, un inversor espera un retorno mayor con el tiempo”, explica McLennon. “Puede tener diferentes clases de retornos, como un crecimiento en valor o un aumento en el precio de una acción. El retorno también puede referirse al interés o dividendos asociados con la inversión”.

El ROI era un concepto importante para Kunal Kochar, un estudiante de último año, de 17 años de Neuqua Valley High School en Naperville, Illinois, quien estaba en un equipo que convirtió $100.000 de inversiones virtuales en más de $171.640,60 en 14 semanas el año pasado, logrando el primer lugar en el Juego del Mercado Accionario 2011 de la Fundación de la Asociación de Mercados de Valores, Industriales y Financieros (Securities Industry and Financial Markets Association, SIFMA).

La competencia anual de la SIFMA le permite a los estudiantes usar Internet y otras actualizaciones de investigación y novedades durante un período de 14 semanas para decidir sobre sus inversiones. “De hecho invertí antes, y mi estrategia personal es comprar y retener [las acciones que compro]”, explica Kochar. “Pero la naturaleza de la competencia implicaba que probablemente no hubiésemos logrado los resultados ganadores sin asumir mucho riesgo”.

Kochar explica que el equipo “observaba muchas cosas, incluyendo obtener el mayor ROI en un período de tiempo corto”. Entre otros recursos, usaron Barron’s (revista financiera), Bloomberg (novedades comerciales y financieras) y opiniones de analistas para tomar las decisiones de inversión. “En la escuela, nos sentábamos en la computadora durante el almuerzo, para controlar nuestras elecciones, y luego corríamos directo a casa después de la escuela para verificar los precios de cierre”.

Antes de hacer sus inversiones iniciales o cambiar a otras acciones, el equipo consideró cuestiones como el desempeño anterior, y factores técnicos como las relaciones precio a ganancias (una medida del precio pagado por una acción relativa al ingreso neto anual o beneficios obtenidos por la empresa por acción) y otras relaciones que pueden usarse para comparar los precios de las acciones de las empresas para su valor.

Cuidado con la inflación

Para los inversores precavidos, poner el dinero en títulos de deuda a corto plazo garantizados por los EE. UU., se considera prácticamente sin riesgos, explica McLennon. La compensación es, por supuesto, un retorno inferior. “Las letras del tesoro a tres meses, por ejemplo, actualmente pagan un rendimiento anualizado de unos 8¢ a 10¢ sobre cada $100 de valor nominal. Así que la gente debería considerar tanto el retorno sin riesgos, como el premio, o tasa que van a obtener por asumir el riesgo”.

El retorno no puede considerarse como un concepto independiente, agrega. La inflación, o el aumento en los precios en general, puede reducir la tasa de retorno. La inflación es un aumento en los precios en un área dada durante un período de tiempo. Por ejemplo, la gaseosa que hoy cuesta $1,50 en los EE. UU., en un momento salía 5¢. Esta es una consideración importante en la inversión. “Si tu retorno sobre la inversión no mantiene por lo menos el ritmo con la inflación, entonces en realidad estás perdiendo dinero”, destaca McLennon. “Entonces la tasa de retorno real es el ROI sin ajustar, menos la tasa de inflación”. Por ejemplo, una inversión que tiene un ROI nominal , o sin ajustar, de 4% durante un tiempo cuando la inflación es del 5%, en realidad sufriría una pérdida del 1%.

“Yo estaba bastante familiarizado con los conceptos de riesgo-recompensa [porque] estuve siguiendo acciones desde chico”, cuenta Brad Stimple, 18 años, estudiante de último año en el equipo de mercado accionario que ganó el primer lugar de Neuqua Valley High School. “Realmente fue una vuelta en montaña rusa. Empezamos de forma bastante mala, con una pérdida del 20% de la cartera en un momento. Pero pulimos nuestra estrategia y, al final, funcionó. Algunas de las lecciones que aprendimos en la competencia del mercado accionario también pueden aplicarse a nuestras vidas personales. En ambas, tienes que encontrar tu propio equilibrio de riesgos y recompensas. Es algo para pensar”.

¿Deseas comentar en esta historia? Responde una o más de estas preguntas para iniciar la conversación:

¿Qué es un riesgo cuantificable?

¿Qué es un factor clave que puede amenazar tu tasa de retorno?

¿Alguna vez invertiste en acciones o en otro tipo de inversión? Si es así, ¿cuál fue tu experiencia?

Enlaces relacionados

 

“Algunas de las lecciones que aprendimos en la competencia del mercado accionario también pueden aplicarse a nuestras vidas personales. En ambas, tienes que encontrar tu propio equilibrio de riesgos y recompensas.”
This entry was posted in Artículos, Dinero y Tú. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion