Una demanda judicial a Forever 21 destaca la importancia de los derechos en el lugar de trabajo

Tiffinee Linthicum y Jazzreeal Jones son como la mayoría de las adolescentes. No hace mucho que terminaron la escuela secundaria, estudian en institutos terciarios de California y tienen trabajos que les permiten pagar todas las cuentas que vienen asociadas a vivir de forma independiente. Ambas mujeres comenzaron a trabajar para la tienda minorista de ropa elegante Forever 21 cuando estaban todavía en la escuela secundaria. Resulta que, además de aprender las habilidades relativas al trabajo, también han recibido una lección acerca de los derechos de los empleados.

Molestas revisiones de bolsos

Esta semana Linthicum y Jones, junto con las compañeras de trabajo Jessica Ramos, Shanelle Thompson y Alyssa Elias, presentaron una demanda judicial colectiva (una acción conjunta donde varias personas se unen e intentan luchar por algo que le ocurrió a un número mayor de personas), en el Tribunal de Primera Instancia de San Francisco contra su empleador actual y anterior Forever 21.

La demanda judicial sostiene que Forever 21 les exigía a sus empleadas que realizasen trabajos sin compensación económica y les negaba los recreos para las comidas. En su carácter de demandantes principales, las cinco jóvenes dicen que la empresa de manera rutinaria las retenía a ellas y a sus compañeras de trabajo dentro de las tiendas Forever 21 durante el tiempo del almuerzo y después de terminar sus turnos para que los gerentes pudiesen revisar sus bolsos en busca de mercadería de la tienda, una política de la empresa. Forever 21, a la que no le resultan extrañas las demandas judiciales (el productor de imitaciones baratas de moda ha sido demandado muchas veces por infringir los derechos de propiedad), no respondió a las acusaciones, a pesar de que los abogados sostienen que recientemente abandonó su política de revisar los bolsos.

La historia de Linthicum y Jones tiene poco que ver con una jugosa batalla judicial, este tipo de acciones colectivas contra grandes empresas generalmente son tediosas y se prolongan mucho, y más con el tema de los derechos de los empleados. “Las ejecutivas de ventas de Forever 21 suelen ir a la escuela secundaria y ser menores de 18 años cuando empiezan en su puesto”, explica Geoffrey Norton, uno de los abogados principales de las trabajadoras para el bufete Norton & Melnick de San Francisco. “Esta gente joven es vulnerable y con frecuencia no comprende sus derechos laborales. Si se están pisoteando sus derechos, piensan que sus opciones son dimitir o aceptarlo. Ese no es el caso”.

Los empleados tienen el derecho a ser tratados de cierta manera en el lugar de trabajo. Estos derechos comienzan durante el proceso de contratación y continúan hasta el día en que un empleado deja el trabajo, e incluso después en cuanto al seguro de desempleo. Según Workplace Fairness, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, D.C. que brinda información, educación y asistencia a los trabajadores y promueve políticas públicas que fomenten los derechos de los empleados, las cuestiones clave en cuanto a los derechos de los trabajadores en el lugar de trabajo son: preguntas adecuadas en la entrevista; discriminación basada en la edad, raza, discapacidad, sexo, origen nacional o religión; acoso; paga y horas; licencias (cuando te tomas un tiempo fuera del trabajo por enfermedad u otras razones); privacidad; salud y seguridad; lesiones y enfermedad; denuncia de anomalías (defenderte cuando ves a tu empleador haciendo algo incorrecto); y cesación (ser despedido, suspendido o que se te solicite la renuncia).

Las leyes de empleo varían de Estado a Estado. Los empleados con frecuencia pueden acceder a información de las leyes específicas del Estado a través de los sitios web gubernamentales, como el del Departamento de Trabajo del Estado, o líneas de atención telefónica. “Deberías averiguar tus derechos en cuanto a salario por hora, tus derechos en cuanto a recreos y descansos, las normas con respecto a la gente menor de 18”, destaca Norton. “Deberías determinar hasta cuán tarde se te permite trabajar y cuántas horas se te permite trabajar por semana. La razón por la que tienen estas normas es que se supone que los niños tienen que estar en la escuela secundaria y haciendo otras cosas, no sólo trabajando. Muchos Estados exigen que los empleadores publiquen las leyes de empleo en un lugar público. Encuéntralas y familiarízate con ellas. Si se viola alguna norma, llama la atención de un supervisor”.

Cuando conozcas tus derechos, insta Norton, no tengas miedo de tomar acciones si alguien está abusando de ellos. “El problema más grande es que [los empleados] no pueden enfrentarse al gerente y decirle que están abusando de ellos”, explica. “Él o ella podría decir: ‘Si no te gusta este trabajo, vete y encontraré a otra persona’. Es un mercado favorable para los compradores allí afuera. Existen formas de luchar por tus derechos si alguien no está haciendo lo correcto”.

‘Estudia las Leyes locales y difunde la palabra’

Los departamentos de recursos humanos de muchas empresas distribuyen manuales que detallan las políticas de la empresa. Los empleados con preguntas pueden ponerse en contacto con su departamento de recursos humanos, si la empresa tuviese uno. Los empleados de sindicatos pueden llevar las quejas ante la National Labor Relations Board (Junta Nacional de Relaciones Laborales), un organismo independiente del Gobierno de los EE. UU. que investiga y soluciona las prácticas laborales injustas. Los organismos del Gobierno responsables de regular las acciones en el lugar de trabajo son la U.S. Equal Employment Opportunity Commission (Comisión de Iguales Oportunidades de Empleo de los EE. UU), y el U.S. Department of Labor (Departamento de Trabajo de los EE. UU.).

Los empleados damnificados en última instancia pueden emprender acciones legales, en cuyo caso, explica Norton, deberían consultar con un buen abogado laboral. La demanda colectiva actual que incluye a las adolescentes Linthicum y Jones demuestra que “es posible que el pequeño se enfrente al grande”, incluso por pequeñas sumas de dinero. “Los abogados laborales están ahí, enfrentandose a las empresas y tratando de hacer que la vida laboral sea mejor para toda la gente, al hacer cumplir las leyes a las empresas”, explica.

Los adolescentes que recién están ingresando a la fuerza laboral tienen que conocer estas cuestiones, agrega Norton, y tienen que compartir con otros lo que aprendieron. “Si tienes un problema, cuéntale a tus amigos qué esta pasando”, sugiere. “Busca en las leyes locales y difunde la palabra. Llama a un abogado local especializado en derecho laboral y escribe un artículo para el periódico escolar con el asesoramiento de un abogado que conozca las leyes locales. Publica el artículo en tu página de Facebook. Las noticias pueden difundirse rápido si alguien toma el liderazgo, y eso es algo que es importante para todos nosotros”.

 

¿Deseas comentar en esta historia? Responde una o más de estas preguntas para comenzar la conversación:

¿Por qué podrían las empresas aprovecharse de sus trabajadores?

¿Por qué los adolescentes son especialmente vulnerables a problemas acerca de los derechos de los empleados?

¿Cómo puedes proteger tus derechos como empleado?

¿Tienes una historia acerca de los derechos de los empleados? Compártela con otros adolescentes en la página de Facebook de KWHS en http://www.facebook.com/whartonhs 

 

Enlaces relacionados

“Deberías determinar cuán tarde se te permite trabajar y cuántas horas se te permite trabajar por semana.”
This entry was posted in Artículos, La vida después de High School, Moda, Alimento y Más, Revisión de la semana. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion