Millonario a los 25: Jack Abraham y cómo ser un emprendedor exitoso

Jack Abraham con Milo, la mascota de la empresa

Jack Abraham es un emprendedor exitoso de tan solo 25 años. En 2008, terminó sus estudios en Wharton y fundó Milo.com, un buscador de compras que explora las estanterías de tiendas locales y encuentra los mejores precios y disponibilidad para productos de todo tipo. En diciembre de 2010, se informó que eBay compró Milo.com por $75 millones. Actualmente, Abraham sigue dirigiendo Milo.com, que es una unidad dentro de eBay, y es el director de los mercados locales eBay. Es decir, desarrolla la posición de la empresa integrando los comercios tanto en línea como aquellos fuera de la web. Abraham habló con Knowledge@Wharton High school desde su oficina en San Jose, California. Contó acerca de los triunfos y desafíos de todo emprendimiento -comenzando por su época en Langley High School en McLean, Virginia- y cómo llegar al éxito.

Knowledge@Wharton High School: ¿Desde cuándo has estado interesado en crear tu propia empresa?

Jack Abraham: Desde muy chico. Me críe en una familia de emprendedores y pude ver cómo mis padres iniciaban negocios interesantes [El papá de Jack es Magid Abraham, fundador de comScore, una empresa online de investigación de marketing]. Me enamoré de Internet y de la información y de lo que era posible hacer con ambas. Comencé un par de negocios en la escuela secundaria y otro mientra asistía a la universidad, después de eso cree a Milo. También tuve algunos fracasos, lo cual es importante porque aprendí mucho de ellos. Los fracasos son una de las claves principales del éxito. Observen a Vinod Khosla [co-fundador de Sun Microsystems] o incluso a Steve Jobs [de Apple]. Tuvieron una serie de fracasos de los cuales pudieron aprender y que finalmente los llevaron a alcanzar el éxito.

KWHS: ¿Qué negocios comenzaste mientras asistías a la escuela secundaria?

Abraham: Uno de ellos era una empresa de tutoría para SAT y AP. Lo que me inspiró fue que Kaplan y todo ese tipo de empresas cobran un ojo de la cara por las clases de preparación para los exámenes SAT y AP, y los que dictan las clases no tienen una gran experiencia práctica; se guían por lo que dicen los libros. Intenté crear una red de tutores realmente inteligentes que habían tomado clases prácticas o no, y que querían trabajar con estudiantes de la zona de Virginia del norte. Aprendí lo que es el valor de tener una marca que te respalde. Parte del éxito de Kaplan no se debe al ofrecimiento de un gran servicio, sino a que gastan una fortuna en publicidad. Todo el mundo los conoce y cree que ofrecen un servicio de alta calidad. Era un negocio fabuloso para hacer durante la escuela secundaria, pero nunca llegó a ser un gran éxito.

También empecé un negocio de armado de computadoras personalizadas. Hablábamos con las empresas y les preguntábamos qué tarea harían la mayoría de los empleados en las máquinas, y luego optimizábamos las computadoras de acuerdo a esa información y las vendíamos. Conseguimos clientes muy buenos, pero descubrí que había muchos límites para crecer en ese negocio. Se requiere de desarrollo empresarial, ventas, plazos mayores. Fue una gran idea, pero no resultó. Te enseña muchas cosas acerca del enfoque a tomar, qué empresas quieres iniciar y cuáles no.

KWHS: ¿Por qué comenzaste con Milo.com?

Abraham: Quería comenzar con un negocio grande basado en los consumidores que resolviera un punto problemático actual. Había muchas innovaciones en web 2.0 en la parte social y de videos y otros segmentos de la web que se estaban reinventando. Curiosamente, las compras parecían totalmente estancadas en la web global 1.0. Así que comencé a pensar qué estaba pasando en cuanto a lo comercial y hacia dónde apuntaban las compras. Una gran tendencia era la capacidad que tenía Internet para generar un comportamiento fuera de línea. Tuve el presentimiento de que así como Internet empezaba a influir en la interacción social, también iba a influir en los negocios del mundo real, de un modo absolutamente real. Pensé: “¿Qué pasa si empiezas a usar la web para atraer gente a tu negocio? Es un doble beneficio: para el consumidor y para el negocio, ya que éste necesita más ventas y más tráfico.

Además, descubrimos aquí un verdadero punto de conflicto. La gente adoraba mirar reseñas, fotos y descripciones en la web, pero les resultaba muy difícil descubrir qué había en stock es ese momento en la tienda más cercana y quién tenía el mejor precio. Lo más avanzado cuando estábamos fundando Milo era llamar por teléfono tienda por tienda para verificar los inventarios y/o ir en vehículo visitando una por una. En ese escenario de gente llamando tienda por tienda, es literalmente humano mirar la pantalla de una computadora y tomar el teléfono para llamar a otra persona que mira la pantalla de otra computadora. Tenía que existir una forma de eliminar la necesidad de hacer eso de manera programática. Terminé el colegio a principios de 2008 y me mudé a la costa oeste para empezar a trabajar a tiempo completo en la creación de Milo. Contábamos con una tracción temprana de cinco comerciantes, fue fabuloso ya que nos permitía validar el servicio.

KWHS: ¿Cómo hiciste para iniciar un negocio justo en el momento de mayor recesión?

Abraham: Nos acomodamos por seis meses pensando en el producto y la distribución. Luego la economía comenzó a decaer. Era un momento muy difícil para iniciar un negocio. Pasamos de una etapa en que todo se financiaba, una época de valuaciones altas y dinero fácil de recaudar a una etapa donde literalmente nadie invertía. Previamente a esta gran crisis, tuve la suerte de conocer a Keith Rabois, uno de los iniciadores de PayPal, un temprano inversor de LinkedIn, Yelp, YouTube, y el director general de Squared. Después de ignorarme durante dos semanas, logré tener una entrevista con él. A los 10 minutos de habernos conocido, decidió que quería invertir. Me presento al cofundador de YouTube, Jawed Karim, quien también decidió que quería invertir, y a Kevin Hartz de Eventbrite, quien también quería invertir. Estaba muy cerca de cerrar una inversión ángel con ellos y el mercado de valores empezó a caer un 5 % cada día. Al finalizar la semana, el mercado de valores había caído más del 25 %. Fue exactamente la misma semana que Sequoia Capital, una de las mejores empresas de capital de riesgo [en California], envió un memorándum a todas sus empresas en cartera con una gran imagen en la primera diapositiva de una parca que decía ‘RIP Good Times’ (Qué las buenas épocas descansen en paz). Aún así, seguimos adelante y cerramos esa primera ronda “ángel” [de financiación] con Keith, Kevin y Jawed.

El dinero era valioso, pero lo más valioso de todo era su tiempo. Tenían un éxito descomunal con las empresas negocio-consumidor, y sabía que podía aprender mucho de ellos. Como parte de esa primera ronda, negocié pasar una hora con cada uno de ellos todos los viernes para poder contarles cómo iba el negocio y aprender de ellos. Fue una experiencia increíble para mí. Kevin es el gran emprendedor en serie que me asesoró acerca de la contratación de personal, cómo establecer una cultura, fijar metas y medidas para mi equipo, cómo recaudar fondos, posicionarme ante los inversores y acceder a los mejores consejeros. Jawed era el productor técnico de YouTube. Keith era excelente con todo lo relacionado con las estrategias y el producto en todos los aspectos. Yo era como una esponja. Logramos formar un gran equipo. En poco tiempo, conseguimos que cerca de un millón de personas usaran nuestro producto. Durante un período de cuatro meses en 2009 en el cual salimos (para obtener más financiación), éramos una de las cuatro empresas web para el consumidor en su fase inicial que obtuvo financiación. Mucha gente hubiera bajado los brazos y renunciado, pero logramos superar esa primera etapa. La red minorista creció junto con una gran red de distribución en toda la web.

Grandes empresas, desde Google, Microsoft, Yahoo! y eBay empezaron a contactarnos para asociarse. Durante ese proceso, llegamos a conocer una gran variedad de empresas en profundidad, y eBay compró la idea general del negocio del cual íbamos detrás. Nos dimos cuenta de que era mucho más lo que podíamos hacer si uníamos fuerzas, en lugar de generar una simple sociedad. No teníamos ni la mínima intención de vender el negocio, pero nos hicieron una oferta y decidimos que era el mejor camino a seguir en beneficio de la empresa.

KWHS: ¿Resultó difícil ceder el control de Milo a una empresa más grande?

Abraham: Es muy difícil pasar de tener un equipo de entre 25 y 30 personas a una empresa de 15.000. Es una gran transición. Nunca había trabajado para una gran empresa antes. Así como hay mucho que aprender para dirigir una empresa nueva, también hay mucho que aprender para alcanzar el éxito en una empresa de gran envergadura. EBay le dio a nuestro equipo bastante autonomía. Contamos con nuestra propia casa en el campus de eBay, al que todos llaman la Casa Milo, y todavía podemos seleccionar a la mayoría de nuestro propio equipo directivo. Estamos conectados al nivel adecuado de la organización. A veces, cuando las empresas son adquiridas terminan en el séptimo lugar por debajo del director ejecutivo y puede perderse en el camino. Así les empieza a ir mal y las empresas pueden cerrar. Tengo un jefe brillante, Dane Glasgow. Se fue de Cornell para fundar una empresa y vendérsela a Microsoft, e inició una empresa después de Microsoft que fue comprada por eBay. Fue fantástico tenerlo como mentor y jefe porque él entiende las dificultades que debemos afrontar.

Aún puedo ser muy innovador en nuestro propio equipo porque eso es lo que valoramos. Hacer cosas en diferentes unidades y secciones comerciales de eBay es un gran desafío. Hay mucha más gente. No puedes tener una reunión de una sola hora y después pasar el resto del tiempo dirigiendo. Es necesario que lleves a cabo diferentes tareas de coordinación, que se alcancen consensos y se realicen aprobaciones.

KWHS: Según tu opinión, ¿cuáles son las principales tres cualidades de un emprendedor exitoso?

Abraham: La perseverancia es una. La segunda es la resistencia. Siempre van a pasar cosas malas. A veces las puedes controlar y están bajo tu dominio y te sientes bien porque lo puedes solucionar. A veces están fuera de tu control, la macroeconomía fracasa y el periódico más importante envía un [memo] a todos en Silicon Valley diciendo que la fiesta terminó, nadie obtiene fondos y despiden a todos. O puede pasar que la idea inicial no funcionó y no es el momento adecuado. Es muy importante poder resistir y no renunciar jamás. Si no renuncias nunca, tus posibilidades de alcanzar el éxito son del 100% porque finalmente lo lograrás. La tercera característica es un atributo que encontré en casi todos los emprendedores exitosos que he conocido. Debes tener la habilidad de vender. No quiere decir que seas vendedor. Como director ejecutivo y fundador, puedo decir que vendes permanentemente tus ideas y visión a tu equipo, personal potencial, mentores, asesores, inversores, socios. Si no puedes vender, vas a pasar momentos muy difíciles con la mayoría de los desafíos que enfrentes como fundador. Si puedes vender, puedes conseguir a mucha gente alineada a tu lado con una visión en común que desea ejecutar e impulsar un equipo a hacer un trabajo sobrehumano para lograrlo. Vende la idea, vende cuán grande puede ser y consigue que gente de excelencia se involucre en tu proyecto.

KWHS: ¿Qué piensas acerca de asumir riesgos?

Abraham: Creo que todo emprendedor toma riesgos calculados. Comprendes cuáles son los posibles beneficios y qué probabilidades tienes de alcanzarlos. Algunas personas deben pensar que los emprendedores asumen riesgos disparatados, como dejar sus estudios tempranamente para empezar un proyecto. Para mí fue lo menos arriesgado de hacer. Debes querer salir de tu lugar de comodidad e ir tras ello.

KWHS: ¿Dónde estarás en cinco años?

Abraham: Disfruto de crear productos que solucionen grandes problemas cotidianos. Es muy probable que, como emprendedor, comience a trabajar en un nuevo proyecto. 

Enlaces relacionados 

“Si no renuncias nunca, tus posibilidades de alcanzar el éxito son del 100% porque finalmente lo lograrás.”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, Moda, Alimento y Más. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion