Yago Arbeloa, VIP de Internet español: ‘Es muy importante aprovechar el momento’

Yago Arbeloa ha puesto en marcha varias empresas que vinculan ocio e Internet desde los 20 años de edad. En 2002, fundó Sync.es, proveedor de servicios de hosting y dominios. Desde entonces, no ha parado de involucrarse en nuevos proyectos, uno de los últimos es Twync.es, la primera plataforma de tweets patrocinados en español.

Hoy en día, Arbeloa, español de 34 años, compagina su faceta emprendedora con la inversora, como presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AEIE), una institución española creada en 2009 para asesorar y ayudar económicamente a emprendedores, además de ponerlos en contacto con potenciales inversores.

High School Knowledge@Wharton conversó con él acerca de cómo surgen y se venden empresas en Internet, y la importancia de una estrategia global.

KWHS: ¿Cómo fueron sus comienzos en el mundo empresarial?

Yago Arbeloa: A los 18 años ya trabajaba en cadenas de comida rápida o grandes almacenes como El Corte Inglés. No sabía muy bien si quería tener una empresa o formar parte de una gran corporación, pero me apasionaba el mundo profesional. Toda la época preuniversitaria estuve muy vinculado al nacimiento de Internet. Cuando no había conectividad en ninguna parte, iba a la universidad con un amigo que luego se convirtió en mi socio para conectarnos y estuvimos, los dos, muy interesados en aprender el lenguaje HTML, la publicidad [en Internet], cómo evolucionaban las formatos, etc.

De esta afición nacieron las primeras iniciativas empresariales. En la universidad, yo estaba estudiando ingeniería industrial y mi socio trabajaba en una empresa que se dedicaba a servicios de alojamiento web, dominios y demás, y cuando él terminaba de trabajar entrábamos furtivamente en su empresa y nos dedicábamos a programar páginas web. Con 20 años creamos nuestra primera empresa. La web estaba viviendo un boom y era muy fácil convertir tráfico en dinero. Por eso decidimos crear empresas de ocio ligadas a Internet, porque el público lo utilizaba sobre todo para ocio. En lugar de hacer un proyecto muy grande, debido a no había mucha penetración en Internet en esa época, decidimos hacer muchos muy pequeñitos.

Tuvimos más éxito del que pensamos gracias al email marketing, que estaba muy de moda en aquellos tiempos. Logramos generar muchos ingresos; a esa edad unos 30.000 euros al mes te pueden volver loco. Tuvimos que enfrentarnos a dos opciones: ir al concesionario de Mercedes o invertir en algo. Al final, nos compramos un coche de segunda mano e invertimos todo el dinero en lo que sería más tarde Sync.es, proveedor de hosting y de dominios, hoy en día una de las diez primeras empresas del sector en España. A partir de ahí, prácticamente hemos reinvertido todo lo que ganábamos en busca de crear nuevos proyectos.

KWHS: ¿Qué aprendió con las primeras experiencias emprendedoras?

Arbeloa: Creo que es muy importante aprovechar el momento y tener cierta suerte. Una de las cosas que peor hice fue no cerrar el tema de socios mejor. Cuando te juntas con un amigo para hacer un negocio, todo parece muy sencillo, que es muy fácil entenderte, pero a la larga te das cuenta de que no es así. Es muy importante cerrar un documento en el que se contemple todas las situaciones porque si no, al final, se puede bloquear la empresa. En mi caso, mis hermanos pusieron capital para comprar el otro 50% a mi socio. Por eso creo que es crucial definir, desde el principio, la elección de socios, el reparto accionarial y el pacto de socios.

KWHS: ¿Cree que los emprendedores más jóvenes tienden a crear un negocio con el objetivo de venderlo en un breve periodo de tiempo?

Arbeloa: La mentalidad ha cambiado. Hoy en día, no es tanto por la ambición de vender sino porque hacerlo significa un éxito. Antes vender tu empresa podía significar un fracaso, debido a que no podías desarrollarla más allá de dónde había llegado. Que hoy venga Google a comprarte es algo para poner en el curriculum, en la venta va implícito el éxito. De hecho, los emprendedores que se acercan a la asociación [AEIE] tienen que hablar de dónde, cuándo y en qué momento va a salir el inversor.

KWHS: ¿Qué les recomendaría a los jóvenes que quieren crear una empresa en Internet y buscan inversores?

Los jóvenes que necesitan inversión para sus proyectos tienen que entender varias cosas. En primer lugar, su proyecto tiene que cubrir un mercado lo suficientemente grande para que el inversor se sienta atraído. Si crees que tu negocio va a facturar 200.000 € en 5 años, esto no es interesante para un inversor. Sí lo sería si facturaras 50.000 € un año y, con una inversión de 200.000 €, lograras facturar 10 ó 15 veces más al año siguiente. El inversor quiere entrar en un negocio en un momento donde pueda acelerar el proceso de inversión. Para que esto ocurra hay que tener en cuenta que el mercado no se puede limitar a un solo país, hay que trabajar en soluciones que sepamos que podemos internacionalizar. Para eso es necesario que nuestro proyecto sea escalable; es decir, que podamos reproducir nuestro proyecto en nuestro país y luego en cualquier otro.

This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, Tecnología. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion