ChilLAX, SparkHub y otras innovaciones de los futuros líderes del negocio de los deportes

Un ávido aficionado de lacrosse, Kai Cunningham, de 17 años, se da cuenta de que ser un atleta profesional no es la única manera de dejar una huella en la industria del deporte. Cunningham fue uno de los 60 deportistas que participaron en la primera Wharton Sports Business Academy, llevada a cabo en el campus de Wharton, en julio de 2011. El programa de un mes, que atrajo a estudiantes de secundaria junior y senior de todos los EE.UU., así como de India, Francia e Italia, les proporcionó a los estudiantes los pormenores de la industria del negocio de los deportes. Los estudiantes, que trabajaron en equipos de siete, tenían que crear sus propias empresas de deportes ficticias. Presentaron sus planes de negocios a los coordinadores del programa a finales de julio.

No hizo falta mucho tiempo para que el amor de Cunningham por el lacrosse se convirtiera en un negocio potencial. Él y sus compañeros de equipo desarrollaron Chillax, un centro de lacrosse de gran escala en el área de Baltimore, que crea ligas de jugadores, clases de animadores y partidos, y opera su propia tienda profesional. Detrás de la motivación para Chillax y su ubicación está la creciente popularidad del lacrosse, y el hecho de que 11 de los mejores 50 equipos ESPN RISE de lacrosse de preparatoria son de Maryland.

“No se puede conseguir algo mejor que esto”
El compañero de equipo de Cunningham, Andrew Zung, de 16 años, dijo que ahora entiende que hay que trabajar duro y a menudo 18 horas al día para tener éxito en la industria del negocio de los deportes. Nacido en Holland, Pensilvania, donde es presidente de la división Futuros Líderes de Negocios de América del Council Rock High School South, Zung señaló que si bien el salario puede no ser grande al principio (especialmente en comparación con los salarios de los deportistas profesionales), si se sigue trabajando en ello, el éxito llegará. “Se siente bien sabiendo que todavía se puede ayudar al equipo, a pesar de que en realidad no estés practicando el deporte”, añadió.

Otro grupo de estudiantes del programa desarrolló un plan de Athletics Abroad, un sitio web para que los atletas de todo el mundo suban vídeos e información sobre sí mismos que puedan ser vistos por scouters profesionales. David Rifkin, de 17 años, estudiante de la Glastonbury High School en Connecticut, dijo que su equipo quería usar una plataforma en línea para mostrar a los atletas de una manera innovadora. Equipos específicos suelen realizar el scouting de forma individual, y es difícil para los buenos jugadores en los mercados más pequeños, especialmente en los países extranjeros, hacerse notar. “Nuestra base de datos internacional de scouting abarca a todos los atletas, en todo el mundo y en todos los deportes. No se puede conseguir algo mejor que esto”, dijo Rifkin.

En el lanzamiento de su empresa, el equipo destacó su estrategia de crecimiento, que apunta a Sudamérica, Asia y Europa en el primer año, y Australia y África en el segundo. Athletics Abroad va a ganar dinero cobrando a los atletas $10 al año por suscribirse, mientras que proporcionará ayuda financiera a los jugadores en los países en desarrollo que no puedan pagar las cuotas. La empresa también planea generar ingresos a través de publicidad en línea.

En efecto, su compañero de equipo, Kofie Yeboah, de 15 años, que asiste a la Ravenscroft School en Raleigh, Carolina del Norte, gestionó el diseño de la página web y el logotipo de la empresa. “Si Facebook fuera un país, sería el quinto más grande del mundo. ¿Por qué no tener anuncios en él?”, dijo. También se refirió a los populares sitios de redes sociales globales, como Orkut, que son fundamentales para la estrategia de marketing global de la empresa.

Otro equipo, Eleshel, trabajó en el diseño de portavasos para los asientos de un estadio. Al equipo se le ocurrió la idea mientras intercambiaba ideas para mejorar la experiencia del estadio, a partir de la inconveniencia de las bebidas calientes. Kelly Alliegro, de 16 años, de la Santa Monica High School en California, señaló que el equipo quería apuntar a los aficionados de base de la industria del deporte. “Aprendimos que hay una tendencia en los estadios, de manera que si uno hace algo bueno, los demás tienen que conseguirlo; es un mercado enorme”, dijo. Su compañera de equipo, Malvika Nagpal, de 16 años, que asiste a la Escuela de la Embajada Americana en Nueva Delhi, India, añadió: “Tuvimos que corregir los errores en nuestro diseño de base y observar el mercado de venta de concesiones”.

Una mejor experiencia diaria con el juego
Michael Levin, de 17 años, de la Isidore Newman School en Nueva Orleans, Luisiana, dijo que la Wharton Sports Business Academy abrió sus ojos a la importancia del marketing de uno mismo, de hacer las conexiones y asegurarse las prácticas de verano. “Hay muchos aspectos de la industria de los deportes que son igual de emocionantes, incluidas las operaciones, el marketing y la publicidad. Todos son interesantes y te permiten estar muy involucrado con los equipos y el deporte “, señaló.

Levin y su equipo diseñaron la SparkHub, una pantalla interactiva montada de forma permanente en los asientos de los estadios para mejorar la experiencia diaria con los partidos. Incluye características tales como repetición instantánea, actualizaciones de la liga de fantasía, contenido exclusivo del equipo y redes sociales dentro del estadio.

El compañero de equipo de Levin, Joshua Rosen, de 17 años, estudiante de la Horace Greeley High School en Chappaqua, Nueva York, señaló que las Grandes Ligas y la Liga Nacional de Fútbol han estado experimentando una disminución de la asistencia anual. “No es sólo por la economía, también se debe a que muchas personas disfrutan de una visión más clara en el hogar de la que tendrían en el piso superior de un estadio”, señaló. Su equipo cree que SparkHub puede revolucionar la forma en que los aficionados del estadio experimentan el juego.

Después de su experiencia de verano en Wharton Sports Business, Rosen comprendió qué se necesitaría para transformar su pasión por el deporte en una carrera. “Estar obsesionado con los deportes no es suficiente para que alguien diga que quiere contratarte. Debes tener habilidades como marketing, finanzas y relaciones públicas, con las que puedas sobresalir entre otras personas”, dijo.

Enlaces relacionados

Wharton Sports Business Academy

ESPN RISE

National Sports Marketing Network

Sports Business Daily

Sports Career Consulting Business Education and Events

Orkut

 

 

 

 

“Estar obsesionado con los deportes no es suficiente para que alguien diga que quiere contratarte.”
This entry was posted in Artículos, Deportes y Espectáculos. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion