Concurso de ensayos de KWHS: Responsabilidad social en el mundo corporativo

Knowledge@Wharton High School organizó un concurso, en preparación para su lanzamiento, en el que se invitó a estudiantes de secundaria de todo Estados Unidos y del mundo a presentar ensayos sobre dos temas: “Iniciar una nueva empresa” o “Empresa socialmente responsable”. De los varios cientos de ensayos, los jueces eligieron cuatro estudiantes de secundaria (dos de los grados 9-10 y dos de 11-12) como ganadores en cada una de las dos categorías temáticas. A continuación, se presentan los cuatro trabajos ganadores en la categoría “Empresa socialmente responsable”, en que se pidió a los estudiantes que pusieran de relieve una empresa del sector privado que haya creado un impacto positivo y duradero en la comunidad (local, nacional y / o internacional), a través de políticas socialmente responsables.

Los ensayos han sido ligeramente editados para la longitud y el estilo de KWHS.

Empresa socialmente responsable
Ganadores de grado 11 y 12

Primer lugar
Matthias Nikaj
Francis Parker School, San Diego, California
“Desarrollo desde abajo: el modelo del Banco Grameen para aliviar la pobreza”

El 13 de octubre de 2006, el Comité del Premio Nobel anunció que le otorgaría el Premio Nobel de la Paz 2006 al banquero y economista de Bangladesh Muhammad Yunus, por sus “esfuerzos para crear desarrollo económico y social desde abajo…”, a través de su enfoque innovador sobre el microcrédito. En 1976, Yunus inició su proyecto del Banco Grameen como un experimento para ofrecer pequeños préstamos a las comunidades rurales pobres en Bangladesh sin garantía, que tradicionalmente han obstaculizado la capacidad de los pobres para obtener préstamos.

En 1983, el Banco Grameen se había convertido en un banco independiente y, en 2007, había concedido préstamos a más de 7,3 millones de personas, de las cuales más de la mitad rompieron el ciclo de la pobreza dentro de los cinco años después de recibir un préstamo de Grameen. De manera sorprendente, la tasa de recuperación de Grameen es de aproximadamente entre un 90% y 95%, y en el año fiscal 2006 los ingresos del banco alcanzaron los 92,3 millones dólares, hecho notable teniendo en cuenta que el banco apunta exclusivamente a las clases más bajas de la sociedad de Bangladesh.

El éxito del Banco Grameen en combinar responsabilidad social con afán de lucro radica en tres técnicas innovadoras. En primer lugar, el banco ha evitado el sistema estándar de garantía a favor de un sistema de préstamos basado en la confianza, ampliando de esta manera su capacidad para negociar con las comunidades rurales pobres. En segundo lugar, para mantener las tasas de recuperación de la inversión y fomentar la responsabilidad fiscal, Grameen ha aprobado préstamos solidarios. A través de los préstamos solidarios, el Grameen le presta dinero a los “grupos solidarios”, por lo general de alrededor de entre 20 y 30 personas, a diferencia de los individuos. De este modo, el banco aprovecha el capital social y la presión de grupo, fomentando el apoyo mutuo dentro del grupo y un “espíritu de devolución”.

Los préstamos solidarios funcionan bien con la mentalidad tribal y comunitaria de muchas comunidades rurales, donde las nociones de “vergüenza” y “honor” son una parte clave de la vida. Más allá de los préstamos solidarios, sin embargo, el Banco Grameen tiene un enfoque más integral, creando un pacto social, las “16 Decisiones”, entre el banco y la comunidad, quizás su contribución más innovadora al microcrédito. Las 16 Decisiones, que van desde “la prosperidad que le traeremos a nuestras familias” a “vamos a construir y usar letrinas de pozo”, establecen pautas para la generación y crecimiento de riqueza dentro de la comunidad. Este pacto social, basado en la confianza, reemplaza el sistema legal de las operaciones garantizadas propiciado por los bancos más grandes.

La clave del éxito del Banco Grameen se basa en su capacidad de comprender las dimensiones locales y culturales de su base de clientes, y adaptar su modelo comercial en consecuencia. El sistema de crédito desarrollado en Nueva York y Londres puede ser totalmente ineficaz en el distrito de Tangail de Bangladesh y, de manera similar, lo que funciona en Chittagong puede no funcionar en otro lugar. En la Bangladesh rural, la unidad social básica no es el individuo, sino la familia ampliada. Dentro de esa dinámica, los individuos actúan en beneficio de su familia y evitan ciertas acciones para no llevar “vergüenza” a su clan. A través de los préstamos solidarios, Grameen apunta a familias ampliadas en lugar de individuos. Sus 16 Decisiones aprovechan plenamente los vínculos familiares con fines comerciales, declarando que “nosotros nos comprometemos de forma colectiva a mayores inversiones para mayores ingresos”, y “si llegamos a enterarnos de cualquier infracción disciplinaria en cualquier centro, todos deberán ir allí y ayudar a restablecer la disciplina”.

Sin embargo, Grameen no ha estado libre de críticas. Akhtaruz Zaman, un director del Banco Central de Bangladesh, se queja de que “ellos están regulados, pero se regulan a sí mismos”. La falta de control ha llevado a algunos a sugerir que muchas de las estadísticas del Banco Grameen son exageradas, y que Grameen se basa en gran medida en las contribuciones de caridad de fundaciones filantrópicas, como la Fundación Bill y Melinda Gates, que le donó 1,5 millones de dólares a Grameen en 2005. Por otra parte, el Grameen define el “incumplimiento” de un préstamo como falta de pago del préstamo dentro de un período de dos años, a diferencia de la definición tradicional de un año utilizada por la mayoría de los bancos.

Otra crítica importante sobre Grameen ha sido que su fusión de la política económica y social dentro de su negocio va demasiado lejos. Jeffrey Tucker, del Mises Institute, escribe: “Las ’16 Decisiones’ [de Grameen] que deben ser adoptadas por todos los prestatarios se leen como la plataforma de un partido para la reglamentación colectivista… ¡realmente un “banco” muy extraño!” Por otra parte, el Grameen tiene una tendencia a desafiar las normas sociales aceptadas en Bangladesh. Aproximadamente el 97% de sus prestatarios son mujeres, lo que ha creado cierta tensión en la sociedad patriarcal de Bangladesh. Una de las 16 Decisiones es: “No vamos a practicar el matrimonio infantil “, que parece tener poco que ver con el valor potencial de los prestatarios.

La unión de Grameen de la política social y fiscal presenta el potencial para crear una transformación social positiva en algunas de las comunidades más pobres del mundo. Las empresas que deseen seguir los pasos de Grameen, sin embargo, deben tener cuidado de no perder la viabilidad económica en pos de la experimentación social. A pesar de que la prohibición del matrimonio infantil es loable, asociarla a la capacidad de una persona de tomar un préstamo puede constituir un exceso.

Para crédito de Grameen, muchas de las críticas dirigidas contra la empresa se disipan cuando se tienen en cuenta las condiciones locales bajo las cuales opera. Es muy probable que a una campesina de Bangladesh le lleve más tiempo pagar su préstamo que a un abogado corporativo de Tokio. En ese sentido, la redefinición de Grameen de “incumplimiento” de un préstamo es perdonable. Además, aunque las donaciones le ofrecen al banco una especie de garantía sobre sus préstamos, las mismas no son suficientes para explicar todo el éxito y las ganancias de Grameen. En general, el modelo Grameen es un motor creativo y sostenible para lo que el Comité del Premio Nobel denomina “desarrollo desde abajo”. La industria del microcrédito se ha disparado en los últimos años a medida que cada vez más empresas se dan cuenta de que los pequeños préstamos a los pobres pueden funcionar e incluso ser rentables.

En el verano de 2008, fui testigo de primera mano del ascenso de las microfinanzas cuando hice las prácticas en el nuevo segmento de microfinanzas del Banco Raiffeisen en Tirana, Albania. Raiffeisen, un importante banco europeo con un ingreso neto de 2.400 millones de dólares, lanzó su segmento de microcrédito, centrándose casi exclusivamente en los préstamos a pequeñas empresas y prestatarios rurales, en respuesta al éxito del ProCredit Bank, un banco que opera con microfinanzas en 22 países en desarrollo, que se organiza en parte en torno a los principios del Grameen.

Las microfinanzas son una manera original y rentable para que las empresas, especialmente los bancos, expandan sus negocios, al tiempo que promueven grandes bienes sociales. A medida que el poder de las corporaciones y su influencia aumentan con la globalización, las empresas como el Banco Grameen proporcionan un ejemplo positivo de cómo la fuerza y el dinamismo del libre mercado se pueden aprovechar para el bien de todos.

Segundo lugar
Sharvani Srivastava
Mira Loma High School, Sacramento, California
“La leche del trabajo de los agricultores: Responsabilidad social corporativa en el marco de la Gujarat Cooperative Milk Marketing Federation Limited”

Después de visitar un sinnúmero de comerciantes, el productor de leche agotado se fue a casa con sólo cinco rupias en su bolsillo. El agricultor desesperado le había vendido al propietario de una tienda siete litros de leche por muy poco dinero, ya que el propietario aseguró que ya tenía un exceso de leche. Mientras el agricultor iba a casa, sabía que su familia tendría que pasar hambre otra noche. Esta misma situación se podía ver en la vida de muchos productores de leche en Gujarat, India, en la década de 1940, cuando miles de productores lecheros fueron explotados por los distribuidores de leche, que obtenían las ganancias mientras que los productores se quedaban sin nada. A partir de esta situación desesperada, creció una nueva empresa, la Gujarat Cooperative Milk Marketing Federation Limited (GCMMF), para ayudar a los agricultores pobres a librarse de los intermediarios manipuladores. Desde entonces, la GCMMF no sólo ha sobrevivido, sino que también ha florecido debido a su dedicación y sinceridad hacia las políticas socialmente responsables, al tiempo que mantiene grandes ganancias.

Hoy muchas empresas le devuelven cosas a la sociedad después de haber tenido éxito. Sin embargo, algunas empresas se han puesto en marcha no sólo para obtener ganancias, sino también para ayudar a la sociedad al mismo tiempo. La GCMMF se basa totalmente en la última forma de responsabilidad social corporativa. Para librar al mundo de la pobreza, “cada…microconsumidor” debe tener acceso a los productos de clase mundial y a los servicios. Al mismo tiempo, los “microproductores” deben tener acceso a los mercados mundiales de mano de obra a un precio justo”, dijo el autor C.K. Prahalad. En la GCMMF, los productores de leche venden directamente a los consumidores, para eliminar la explotación de los intermediarios y permitir que los lecheros ganen un salario un 15% superior a la media nacional. La GCMMF se adhiere a estrictas normas internacionales de control de calidad y comercializa estos productos de alta calidad bajo la marca Amul.

A diferencia de la mayoría de los productos de alta calidad, los productos Amul están disponibles no sólo en las grandes ciudades, sino también en los pueblos de toda la India a precios bajos, para que todos los microconsumidores, incluso las clases más pobres, sean capaces de pagar alimentos nutritivos de primera clase. A través de programas gratuitos como Amul, Yatra y otros 35 programas de liderazgo femenino, la GCMMF le enseña a las masas rurales técnicas modernas de administración y la última tecnología en agricultura, con el fin de darle a los que no tienen muchas oportunidades, como la educación, igualdad de condiciones con respecto a aquellos que tienen esas oportunidades. Otros logros de la GCMMF incluyen el programa de Internet Sewa, que instala un ordenador con conexión a Internet en las aldeas, y la donación de productos lácteos por un valor de un millón de rupias para las víctimas de inundaciones en la India. La GCMMF también está ayudando a Tailandia, Malasia y los países africanos a crear empresas similares en sus propios países, a fin de reducir la pobreza en todo el mundo.

Para que un negocio tenga éxito, debe lograr sus objetivos comerciales. Los objetivos comerciales de la GCMMF son la incorporación de más productores a la empresa, una creciente producción de leche, y la expansión de la empresa y sus ganancias. Aunque pueda parecer que la GCMMF obtiene pocos beneficios debido a sus políticas sociales, en realidad la compañía tiene grandes ingresos. En 2007, la GCMMF tuvo ingresos de 1.325 millones de dólares, y ha pasado de vender sólo leche fresca a vender más de 80 productos.

La razón de la exitosa combinación de un negocio rentable y beneficioso de la GCMMF es la base misma de toda la empresa. Con el objetivo comercial de una mano de obra cada vez mayor, la empresa obtiene ingresos de más personas que producen más leche; cumple su objetivo de responsabilidad social debido a que más agricultores ganan un salario justo. Con el aumento de la cantidad de leche vendida, se puede obtener una alta rentabilidad al tiempo que se reduce el precio. Un precio más bajo aumenta la demanda. Como resultado de ello, la GCMMF puede vender más productos y ayudar a su comunidad, ya que incluso los pobres pueden pagar los productos.

Además, el programa de gestión que emplea la GCMMF aumenta la ganancia de la empresa a través del aumento de las ventas y promueve el desarrollo de las zonas rurales mediante la educación. Otro aspecto único que permite la integración perfecta entre caridad y negocio en la GCMMF es que los agricultores son copropietarios de la empresa, y trabajan para el mejoramiento de sí mismos y su comunidad en lugar de trabajar para la atención del público. A diferencia de otras empresas, la GCMMF no necesitó incorporar sus políticas sociales a sus estrategias comerciales, ya que sus estrategias comerciales eran sus políticas sociales.

Al examinar las políticas de responsabilidad social de la GCMMF, es difícil identificar errores que haya cometido la empresa. La GCMMF no ha perdido una oportunidad de obtener mayores beneficios o la oportunidad de ayudar a su comunidad. Otras empresas también pueden adoptar políticas socialmente responsables que son igualmente útiles para sus comunidades. No importa cuánto dinero se dé para caridad, una de las principales características de la responsabilidad social es el cuidado de los empleados para que ellos también puedan llevar una vida adecuada. Además, una empresa debe garantizar que la ayuda concedida se adapte a las necesidades de los destinatarios para que el desarrollo se pueda concretar. Una empresa siempre debería elegir mejorar una parte de la sociedad que cree apasionadamente que necesita mejoras, y sólo entonces, con la motivación adecuada, se puede llevar a cabo un verdadero progreso.

Empresa socialmente responsable
Ganadores de 9º/10º grado

Primer lugar
Kyle Davidson
Penncrest High School, Media, Pensilvania
“Golden Arrow se hace ecologista”

La empresa que elegí y que se está volviendo ecologista es el Hotel Golden Arrow en Lake Placid, Nueva York. Creo que la política de esta empresa es llegar a ser cada vez más y más ecologista y ayudar al mundo. Golden Arrow está ayudando a proteger Adirondack Park, que es la zona más protegida de los Estados Unidos. El parque es más grande que la suma de los Parques Nacionales de Yellowstone, Everglades, Glacier y el Gran Cañón. Al hacerse ecologista, la empresa está tratando de no contaminar el parque, el cual se puede ver desde el hotel. Creo que están haciendo un gran trabajo. Además, Golden Arrow está tratando de difundir respeto al medio ambiente a otros hoteles en Nueva York. Golden Arrow es un maravilloso ejemplo de un hotel ecológico, como se verá en este trabajo.

El Golden Arrow es el primer hotel de la región que obtuvo la calificación de “cuatro sobre cinco hojas” de Audubon International. Sólo cerca de 10 hoteles han logrado obtener una puntuación tan alta. El Golden Arrow Lakeside Resort está tratando de volverse más ecologista cada año. Cuando las bombillas del hotel se queman, el hotel las reemplaza con bombillas de luz fluorescente con uso eficiente de la energía. La empresa le compra la totalidad de sus bombillas de luz ecológicas a los Boy Scouts, lo cual ayuda a su comunidad al tiempo que ayuda a mantener el hotel ecológico. El hotel sólo compra alfombras de empresas que las reciclan o usan otros materiales reciclados. Las unidades de calefacción y aire acondicionado hacen un uso muy eficiente de la energía. El hotel dispone de un piso libre de alérgenos que contiene bambú, el cual es un recurso renovable.

Golden Arrow también utiliza retretes y duchas con un uso eficiente del agua y se basa en papel y tejidos reciclados, así como en productos de limpieza que no afectan a la tierra. Golden Arrow trata de reciclar al máximo. El hotel también alienta a sus clientes a reciclar mediante la colocación de contenedores de reciclaje en sus habitaciones y cerca de las máquinas expendedoras. Ahora la empresa ha duplicado el envío de plásticos reciclados en comparación con antes de que se alentara a los clientes a reciclar. Así que ahora no hay tanto plástico yendo a los vertederos.

Cuando los empleados tienen una reunión, sólo se sirven alimentos orgánicos y producidos localmente. Las playas del Golden Arrow son de piedra caliza triturada, lo que ayuda a evitar que la lluvia ácida llegue al lago. ¡Caramba! ¡Incluso están tratando de mejorar su lago! El hotel tiene plantas en algunas de sus terrazas, que proveen oxígeno y protegen los techos, lo que ayuda a la refrigeración y calefacción, y evita que el agua de lluvia se escurra. El Golden Arrow sólo utiliza cubiertos de plata, platos y vasos, evitando de esta manera que más plástico termine en los vertederos. La empresa está preparando 15 habitaciones nuevas de modo que el aire o la calefacción se apaguen automáticamente cuando los clientes no estén en la habitación. Si el cliente llegue al hotel a pie, en bicicleta o en un coche híbrido, la empresa le dará una bolsa de obsequios con el logo “Gracias por ser amable con la Tierra”. En todo el hotel hay cuadros que tienen “datos divertidos” sobre el hotel. Los invitados buscan las respuestas, y si responden bien a las preguntas, entonces reciben un premio de la Tierra. Un miembro del personal creó al Sr. Green, que es la mascota del hotel. Los chicos reciben un libro para colorear para pintar al señor Green, y al final del libro hay sugerencias sobre cómo volverse ecológico en casa.

Las lavadoras y secadoras utilizadas por el hotel son las más eficientes del mercado. La compañía llena sus lavadoras y secadoras por completo antes de realizar una carga. Cuando es posible, el Golden Arrow utiliza agua fría para lavar la ropa.

Para la Navidad de 2006, el hotel envió tarjetas de Navidad a todos sus clientes regulares. Por cada tarjeta devuelta, el hotel donó $ 5 a un fondo de vida silvestre, alentando de esta manera a sus clientes para que ayuden al Golden Arrow a ayudar al planeta.

Creo que lo que el hotel está haciendo es importante. Están tratando de ayudar al medio ambiente, pero también alentar y educar a sus clientes para ayudar al medio ambiente. Espero que más hoteles se vuelvan ecológicos como el Golden Arrow. Las empresas no pueden poner como excusa que pueden perder clientes, ya que el Golden Arrow se puede utilizar como modelo. Ellos no han perdido clientes y están trabajando bien. En esta economía, puede ser que las empresas no deseen acometer los cambios, pero deben tratar de convertirse en ecológicos con el tiempo. Yo creo que ser ecológicos también podría ahorrarle dinero a las empresas a largo plazo, a causa de una mayor eficiencia. Personalmente no sabía que los hoteles podían llegar a tales extremos para ser ecológicos, y estoy gratamente sorprendido de que un hotel haya ido tan lejos para ayudar al medio ambiente. Más allá de todo eso, el Golden Arrow está tratando de llegar a crear nuevas formas de ser ecológico todos los días. La empresa está funcionando y sigue obteniendo ganancias.

Segundo lugar
Zoe Zhang
Bergen County Technical Schools, Teterboro, Nueva Jersey.
“Vestirse para agradar”

Mi padre llegó a este país casi sin un centavo. Vivió en casa de su tía y consiguió su maestría mientras trabajaba como asistente de un profesor. Cuando se graduó, era tan indigente, si no más, como la primera vez que bajo del Boeing que lo había transportado desde Pekín a Nueva York. Sin dinero y sobreviviendo gracias a la generosidad de su tía, mi padre estaba desesperado por lograr un trabajo.

El protocolo típico para una entrevista afirma que la puntualidad es una obligación; de alguna manera se las arregló para llegar tarde porque, como admite mi papá tímidamente, no sabía cómo anudarse la corbata correctamente. A pesar de que llegar tarde parece violar todas las reglas del manual, su lógica era que no llegar adecuadamente vestido haría que una mala situación empeorara. Como un adolescente que trató de usar jeans en una boda, pensé que el concepto de que hubiera una vestimenta “apropiada” era absurdo. No fue hasta que vi un comercial para el Men’s Wearhouse’s National Suit Drive (evento de donación de trajes de hombre) que me di cuenta de la importancia de la vestimenta y su impacto en las primeras impresiones. Se podría hablar de ello como de un ejemplo inquietante sobre cómo la sociedad es superficial, o se podría decir que la idea es un ejemplo de la importancia de la ropa adecuada. De cualquier manera, todos estarían de acuerdo en que un hombre que aparece en una entrevista de trabajo vestido con una camiseta y un par de Levi’s significa, probablemente, que no conseguirá el trabajo.

Mi padre tuvo la suerte de tener un primo al cual podía pedirle prestada una chaqueta deportiva y un par de pantalones de vestir, pero para muchos otros, lo más parecido que tienen es un abrigo de lana y un par de pantalones color caqui. Como una niña que detesta los vestidos formales de cualquier tipo, nunca he pisado un evento de Men’s Wearhouse, pero sé por mi madre que conseguir un traje por $ 50 o $ 80 es un gran negocio. Aunque los productos de Men’s Wearhouse no son para los desempleados, el minorista de ropa sigue ayudándolos a vestirse para su gran día.

Este es el primer año en que Men’s Wearhouse está patrocinando un National Suit Drive, a pesar de que durante casi una década han estado ayudando a proporcionar ropa profesional a los desempleados que desean entrar en la fuerza laboral. A través de su campaña, los minoristas líderes especializados en prendas de vestir de hombre de Norteamérica recogen ropa profesional con poco uso y la distribuyen a más de 120 organizaciones sin fines de lucro, que a su vez la ofrecen a hombres desempleados que buscan causar una primera impresión favorable. Men’s Wearhouse también ha liderado el Capitol Pursuit Drive en Washington, DC, reuniendo más de 10.000 prendas de vestir en un día.

Men’s Wearhouse describe sus esfuerzos como “el primer paso hacia una segunda oportunidad” para hombres y jóvenes en situación de riesgo. El razonamiento detrás de la campaña es que si una persona tiene una fuente estable y fiable de ingresos, es menos probable que recurra a métodos ilegales o inmorales para ganar dinero. Men’s Wearhouse cree firmemente que volver a tener un empleo ayudará a una persona a recuperar el control sobre su vida.

Parece irónico que un minorista que obtiene sus ingresos únicamente de la venta de vestimenta profesional lanzara un programa que proporciona ropa de forma gratuita. Si bien es irónico, también es indudable que nadie podría entender el significado de un traje mejor que Men’s Wearhouse. Ellos lo entienden tan bien que ofrecen un descuento del 10% a todos los que donan, y también se comprometen a contribuir con una camisa de vestir por cada traje que reciben. Men’s Wearhouse, obviamente, quiere que su donación de trajes sea un éxito, ya que también ha pagado por valiosos anuncios en horarios estelares para que todos conozcan su campaña.

A lo largo de los nueve años en que Men’s Wearhouse ha ayudado a hombres marginados, ha recolectado más de 65.000 artículos que pueden ayudar a dirigir a estos hombres hacia el camino de la autosuficiencia. A pesar de que miles de hombres tendrán acceso a los trajes donados, obviamente no se puede esperar que las mujeres lleguen a una entrevista con ropa de hombre. Creo que Men’s Wearhouse debe desafiar a otra empresa, como Liz Claiborne, a organizar una campaña similar para las mujeres. Juntos, los dos minoristas le podrían hacer mucho bien a las personas desfavorecidas en busca de una oportunidad para cambiar sus vidas.

Cualquier acto de responsabilidad corporativa debe ser sincero y profundamente arraigado. Men’s Wearhouse no sólo participa en una única donación de trajes de un mes de duración. También participa en una variedad de programas, desde el Día de la Autoestima a la Capitol PurSuit Drive. Un mes de ayuda a los desfavorecidos es sólo otra excusa para adjuntar un segmento de la misma en el próximo comercial de la empresa. El éxito de un programa también depende en gran medida de la estructura del proyecto. La presentación de la PurSuit Drive en la capital de nuestra nación, permitió que la multitud de grupos de presión y los empleados políticos que están acostumbrados a usar ropa formal ayudaran a que la donación fuera un éxito.

Men’s Wearhouse ha ayudado a una gran cantidad de personas a ser autosuficientes, miembros productivos de la sociedad, y a través de sus esfuerzos ha hecho que los clientes estén más dispuestos a entrar en sus tiendas y compren algo, gracias al descuento del 10% que recibieron por la donación de un artículo. Especialmente en esta economía, cualquier descuento es bienvenido. El programa “segunda oportunidad” de Men’s Wearhouse funciona de muchas maneras, desde ayudar a los realmente necesitados hasta convertirse en una forma elegante e inteligente de producir más ganancias.

¡Me olvidaba de papá! Gracias a la corbata bien anudada, consiguió el trabajo.

Enlaces relacionados

 

 

“Las playas del Golden Arrow son de piedra caliza triturada, lo que ayuda a evitar que la lluvia ácida llegue al lago. ¡Caray!”
This entry was posted in Artículos, Impacto Social, Medio Ambiente. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion