El resultado final del béisbol: El dinero detrás del juego

Si eres como la mayoría de los ávidos fanáticos del béisbol, las estadísticas acerca del juego: impulsadas, promedios de bateo o jonrones, nunca parecen suficientes. Así que cuando empiezan a aparecer en los titulares de las páginas de deportes distintas clases de cifras relacionadas con el déficit de efectivo, problemas de liquidez a corto plazo y deuda, éstas pueden hacer que hasta el fanático más pasivo se tambalee. ¿Mi equipo favorito está en una crisis de efectivo? ¡Yo sólo quiero que se dediquen a jugar!

Dos equipos han sido testigos de problemas financieros de alto perfil en los últimos tiempos. Los Mets de Nueva York, que perdieron 500 millones de dólares en un fraude financiero dirigido por Bernard Madoff, el antiguo asesor de inversiones que defraudó a los inversores miles de millones de dólares, y recibieron recientemente un préstamo de emergencia de 25 millones de dólares por parte de las Ligas Mayores del Béisbol (Major League Baseball, MLB) -organización que supervisa el béisbol profesional en los EE. UU. y Canadá- para mantener en funcionamiento el estadio Citi Field. Los Dodgers de Los Ángeles, después de varios años de mala gestión financiera debido al divorcio de sus propietarios, se vieron forzados a entregar sus operaciones comerciales a alguien de afuera y pronto podría venderse el equipo.

Se toman este tipo de medidas con los equipos que se encuentran en situaciones difíciles, pero en muy raras ocasiones, explica Wayne McDonnell, profesor de Administración de Deportes de la Universidad de Nueva York. La decisión del Comisionado de béisbol, Bud Selig, de darle 25 millones de dólares a los Mets es especialmente extraordinaria. “La MLB puede ayudar y ayudará cuando sea necesario”, explica McDonnell. “Pero la MLB no es un banco, no le permite a los equipos pedir prestado dinero en cualquier momento”.

Conjunto de ingresos
Entonces, ¿cómo funciona un equipo de béisbol desde el punto de vista financiero? Cada equipo de béisbol tiene que desarrollar su propio modelo de negocios para ganar dinero. Como todas las empresas, algunos equipos lo hacen muy bien y ganan mucho efectivo. Otros no y se meten en problemas. Según la valoración de Forbes de los 30 Clubes en las Ligas Mayores de Béisbol, los ingresos en 2010 variaron desde los 143 millones de dólares que generaron los Marlins de Florida hasta los 427 millones que obtuvieron los Yankees de Nueva York.

Ganar dinero en el béisbol va más allá de vender entradas y hot dogs. El tamaño del mercado en el que juegan los equipos también influye en el resultado final. Aún así, los equipos más pequeños con menos aficionados pueden estar en muy buen estado financiero debido a las diversas formas en que ingresan dinero de la MLB de forma regular. Una manera es una línea de crédito auspiciada por la MLB. El sistema principal se llama reparto de ingresos. De acuerdo con este plan, los 30 equipos de la MLB ponen un cierto porcentaje de sus ingresos netos en un conjunto. Ese conjunto luego se divide de forma pareja entre los equipos. Los equipos en mercados de medios más pequeños, como los Piratas de Pittsburgh y los Royals de la ciudad de Kansas, obtienen más dinero del que ponen, mientas que los equipos más grandes, como los Yankees de Nueva York, terminan perdiendo dinero con el trato.

Si no compartiesen ingresos, lo que no es un préstamo sino una parte rutinaria del negocio, los equipos más pequeños no podrían competir y tendrían problemas para obtener ganancias. “Necesitan repartir las ganancias. Obtienen un cheque muy saludable del programa de reparto de ingresos de la MLB”, explica McDonnell. Los equipos pueden usar el dinero como deseen, agrega “[La MLB] básicamente dice que vamos a darles un cheque, así que hagan algo con él”. Si bien las cifras de los ingresos repartidos normalmente no se difunden, The Wall Street Journal informó que, en 2005, los beneficiarios por el reparto de ingresos estuvieron encabezados por los Devil Rays de Tampa Bay (ahora conocidos como los Rays de Tampa Bay), que recibieron 33 millones de dólares, mientras que los Yankees aportaron 76 millones.

Cuando los equipos de béisbol sufren un revés financiero, interviene la MLB. Pero tiene que ser un problema grande, y no existen reglas para definir en qué situaciones tiene que ayudar la liga. En el caso de los Mets, el dueño del equipo había estado mucho tiempo allí y tenía buena reputación, lo que facilitó el camino para el préstamo de emergencia de 25 millones. Aún así, el Comisionado Selig fue atacado por su decisión de intervenir.

Una escuela secundaria para el negocio de los deportes
Cómo obtienen el dinero los equipos puede que no tenga mucho que ver con lo que sucede en el campo, pero a Matthew Wiener, estudiante de segundo año de secundaria que vive en la Ciudad de Nueva York, sí le importa.

A Wiener le gusta saber cómo podrá verse afectado el desempeño de un equipo en el campo por las decisiones comerciales tomadas detrás de escena. Se interesó en el negocio del béisbol y terminó gustándole tanto que comenzó un blog relacionado: “That’s the Bottom Line” (Ese es el resultado final). Wiener también acude a la Escuela de Negocios deportivos, una escuela de secundaria que familiariza a los estudiantes con los trabajos detrás de escena en campos relacionados con el deporte y enfatiza las habilidades empresariales y comerciales.

Wiener está interesado en el periodismo y transmisiones deportivas y quizá desee convertirse en agente de deportes o gerente general de un equipo. “Quiero leer acerca del lado comercial de todo porque afecta al producto en el campo”, resalta. “Existe una conexión entre lo que hace la administración y el juego del equipo. Si voy a quejarme [acerca de cómo juega mi equipo favorito], podría también saber lo que hay detrás”.

Estos días, a Wiener hay muchas cosas que le provocan dolor de estómago. Resulta que su equipo favorito son los Mets, y hay un montón de cosas ocurriendo detrás del diamante de béisbol, y actualmente están en el último lugar en su división. Wiener sólo puede esperar que las desgracias financieras del equipo no continúen afectando a su desempeño en el campo.

“Quiero leer acerca del lado comercial de cada cosa porque afecta el producto en el campo.”
This entry was posted in Artículos, Deportes y Espectáculos. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion