Del “Quad” del campus a la sala de juntas: La vida de Jason Schutzbank como estudiante y empresario

Jason Schutzbank ha sido empresario desde que tiene 14 años. Comenzó construyendo sitios web para amigos de la familia. A los 18, Schutzbank y un compañero de clase de la Emory University habían fundado College Tonight, una empresa de medios sociales que cotiza en bolsa, cuyo objetivo era conectar a los estudiantes a través del país. Como jefe de tecnología de College Tonight, Schutzbank equilibró el estrés de la vida estudiantil con las presiones de ser un ejecutivo de alto rango. Schutzbank y su socio comercial finalmente vendieron College Tonight. Ahora, con 23 años, ha co fundado Brand Knew, una empresa que asesora a compañías sobre cómo usar sitios como Facebook y Twitter en sus esfuerzos de comercialización y posicionamiento de marcas. Recientemente habló con Knowledge@Wharton High School acerca de sus experiencias y ofreció consejos a los empresarios en ciernes.

A continuación, una versión editada de la transcripción.

Knowledge@Wharton High School: ¿Podrías hablarme acerca de lo que estás haciendo ahora?

Jason Schutzbank: Inicié una empresa que se llama Brand Knew que se dedica a las actividades de comercialización en nuevos medios, ayudando a que las empresas construyan negocios en línea a través de los medios sociales (Twitter, Facebook y todas las herramientas que hay por ahí), así como desarrollos de medios sociales complejos tales como redes sociales privadas, plataformas de remates y diferentes sitios de comercio electrónico para compras, todos con una finalidad social.

KWHS: Entiendo que estuviste involucrado en este espacio durante bastante tiempo. Cuéntame cómo empezaste cuando estabas en la secundaria.

Schutzbank: He hecho diversos tipos de desarrollo de diseños web desde que tengo 14 años, simplemente construyendo sitios web para mi familia y amigos usando … a veces Geocities, que te permitía manejarlo como si fuese un documento de [Microsoft] Word. En la escuela secundaria, tomé una clase más formal, llamada Diseño Multimedia. A partir de esa clase, me interesé mucho por todas las formas de diseño multimedia y comencé a expandirme; familiares y amigos me recomendaban a clientes más grandes. Comencé a trabajar con una empresa que cotizaba en bolsa en aquel momento llamada Yawn Water, una empresa de agua de Nueva York que se estaba expandiendo desde allí y trabajaba en otros proyectos, tales como un producto llamado Skinny Water, que decían que quitaría el apetito. Construí un sitio web para ellos y para un par de otros clientes a los que me derivaron. A partir de ahí fue una espiral que me llevó a trabajar con diferentes empresas y diferentes proyectos web.

En la universidad había visto una publicación en el servidor de nuestra facultad [en] Emory University, llamado Emory Nightlife (La vida nocturna en Emory); el 80% [de los estudiantes] se había suscrito a este [servicio], que incluía los diferentes eventos que sucedían en el área. Vi un anuncio que decía: “Busco diseñador web para que me ayude en un proyecto en el que estoy trabajando”, de un estudiante que se encontraba cursando el último año en ese momento. Me reuní con esta persona que tenía un plan para llevar el concepto de Emory Nightlife a otras universidades. Trabajé con él, y construimos la primera versión de College Tonight (Universidad esta noche).

College Tonight era un sitio donde podías ver qué eventos estaban teniendo lugar en tu área, qué estaban haciendo tus amigos [y] qué porcentaje de chicos y chicas [iban a un evento en particular]; fue casi un precursor de lo que ahora es Foursquare porque teníamos un componente móvil donde uno podía “marcar la asistencia” a un evento. [La función de asistencia al evento] te decía cuáles de tus otros amigos estaban ahí, también te proporcionaba datos y ofertas especiales del negocio al que acababas de entrar. No teníamos el iPhone en ese momento, ni teléfonos inteligentes, así que los mensajes de texto no eran la mejor forma de hacerlo. Habíamos planeado construir una red universitaria más grande, que íbamos a llamar The Quad. Así como el “quad” (patio cuadrangular central) es el centro de la vida universitaria sin conexión, habíamos considerado a The Quad como el centro de la vida universitaria en línea. Eso abarcaba una sección académica donde la gente podía trabajar en proyectos escolares, documentos de Word y Power Point en tiempo real entre sí, así como en College Tonight. Ese era un componente de la vida nocturna cuyo centro era un sistema de administración de fraternidades y hermandades donde la gente podía trabajar en debates, procesamiento de cuotas, un banco de pruebas y un sistema de conductores sobrios, donde enviaríamos un mensaje de texto acerca de quién era el conductor designado para esa noche.

Terminamos reuniendo más de $2 millones para ese proyecto y llevamos a la empresa a cotizar en bolsa. [Yo tenía] 19 años [y] era un ejecutivo de una empresa que cotizaba en bolsa y [también] me ocupaba de la Sarbanes-Oxley [Ley de 2002, que tenía estándares federales nuevos o mejorados para los consejos de administración de empresas que cotizaban en bolsa, empresas de gestión y de contadores públicos], y todos estos controles públicos y auditorías, así como asuntos legales y contables… fue una experiencia interesante hacer malabares entre eso y mis estudios universitarios. Aprendimos mucho de ser una empresa que cotiza en bolsa y tratar con las finanzas desde una edad temprana. A partir de ahí, usamos ese dinero para construir nuestro concepto del Quad.

Firmamos con Lauren Conrad del programa The Hills de MTV, que era la mayor estrella [de TV] de programas de telerrealidad en ese momento, especialmente dentro de nuestro target demográfico, e hicimos numerosos shows de moda por el país. Era un concurso donde los estudiantes realmente podían ser los modelos en el programa…. Teníamos un concurso donde la gente podía votar por sus amigos para que modelasen la línea de modas [de Conrad], y era muy exitoso. En nuestro primer mes de operaciones del producto Quad, tuvimos más de 50.000 usuarios y estábamos ingresando $100.000. A principios del año pasado, terminamos vendiendo nuestra empresa.

KWHS: Volviendo un poco al Quad, parece que el negocio pasó de cero a cien de forma realmente rápida. ¿Cómo hiciste (además de hacer malabares entre las clases y todas estas cosas de las que se ocupa un estudiante universitario) para crear un plan de negocios e imaginar qué ibas a hacer para que creciese de forma rápida? ¿En qué recursos confiaste para llevarlo tan lejos?

Schutzbank: Originalmente, trabajamos en el concepto de College Tonight a finales de noviembre de 2005…. Ahí es cuando Facebook se estaba expandiendo fuera del público universitario y convirtiéndose en algo generalizado, entonces nuestra carta de presentación de ventas completa era que íbamos a ser… una red cerrada donde tu abuela no entraría para mandarte mensajes… Tomamos todo el dinero que yo había ganado con el desarrollo de diseños web, y mi socio comercial reunió todo el dinero que ganaba con la comercialización y promociones para los Atlanta Braves y promoviendo clubes nocturnos; juntamos nuestro dinero y apostamos al sueño de construir nuestra propia empresa. Basado en mi experiencia y en el equipo que tenía para el desarrollo de diseño web, pudimos construir la primera versión del sitio con un presupuesto muy bajo.

A partir de ahí, nos dimos cuenta de que necesitábamos mucho dinero para llevarlo al siguiente nivel y competir contra esta bestia colosal que era Facebook.

Recurrimos a nuestras familias y amigos y hablamos con distintas organizaciones acerca de tratar de reunir algún tipo de financiación. Hablé con algunos de mis profesores y fueron realmente el medio que me ayudó a superar los matices de ese proceso. Fue interesante porque en las clases que estaba tomando en la secundaria en Economía, y en mis primeros años en Emory, estaba aprendiendo cosas que después pude aplicar al negocio. [Por ejemplo], estaba asistiendo a una clase de comercialización y estábamos hablando acerca del marketing de guerrilla y llamé a mi socio de negocios, que en ese momento era estudiante del último año, y le dije “Podemos usar esto del marketing de guerrilla para poder llegar lejos de forma muy barata”.

Finalmente, pudimos encontrar un grupo en Filadelfia que estuvo dispuesto a poner el dinero inicial en un foro privado. Mi socio de negocios, Zach [Suchin], estuvo en Fox and Friends, que era un show importante en ese momento. Recibimos una llamada de un inversor como resultado de esa aparición que quería poner $500.000, así que obtuvimos la financiación inicial para construir nuestro sitio, y luego tuvimos una oferta para hacer que la empresa cotizase en bolsa. Tomamos esa oferta y recaudamos otro millón; realmente fueron $1,7 millones, que usamos para abrir una oficina en Los Ángeles. Mi socio de negocios dirigía [la empresa] desde fuera de LA, pero yo lideraba todo el desarrollo; yo era el CTO [Jefe de Tecnología] de esta empresa, así que manejaba todo el desarrollo y ayudaba con las iniciativas de comercialización y hacía de todo. Por la noche, después de clases, trabajaba hasta que ya no podía parar; entre las clases, también. Pero todo salió bien al final, así que fue interesante.

KWHS: ¿Qué te empujó a querer convertirte en empresario y llevar una idea tan lejos siendo tan joven?

Schutzbank: Siempre estaba construyendo cosas y jugando con bloques cuando era chico y trataba de vender puerta a puerta; [Vendía] agua en vez de limonada, para tratar de ganar más dinero en vez de pagar por el costo de la limonada. Cuando crecí, siempre sentí ese impulso dentro de mí. Pero con Internet, es mucho más fácil … empezar a crear un negocio propio. Como estudiante de secundaria, realmente puedes tratar de lograr aquello que deseas, porque las barreras para construir estos negocios y alcanzar tus sueños ya no son tan altas.

KWHS: ¿Cuáles son los desafíos más grandes que enfrentaste a la hora de construir el sitio y llevar a cabo tu plan de negocios?

Schutzbank: Fue el equilibrio inicial de manejar las finanzas mientras trataba de alcanzar mi plan de negocios. Recaudar fondos es un proceso muy duro, y los inversores en algunos puntos querían ir en una cierta dirección que quizá no habías imaginado, pero fue el mejor camino para que ellos recaudasen fondos o justificasen su inversión. Quieren que crezcas, crezcas, crezcas, pero nosotros realmente queríamos concentrarnos en las escuelas de una en una y desarrollarlas así, algo que realmente no pudimos hacer, especialmente por la forma en que recaudamos los fondos como empresa que cotiza en bolsa. Cada día el mercado te observa para ver si tropiezas, y eres también un sitio web, así que pueden ver cómo te está yendo en ese momento exacto. Hay mucha presión. La forma en que recaudamos fondos y todas las normativas y requisitos realmente nos alejaron de lograr nuestra visión en línea recta de a donde queríamos llegar.

KWHS: ¿Todavía está en funcionamiento el sitio? Has mencionado que lo vendisteis. ¿Cuán difícil fue tomar esa decisión de vender, deshacerte de tu bebé?

Schutzbank: Fue duro. Creo que todavía está en funcionamiento pero, sin nuestra visión original y el equipo para brindarle apoyo, no iba a llegar al siguiente nivel. Realmente necesitábamos mucho dinero para hacer lo que teníamos que hacer y nos quedamos atrapados en eso. La forma en que recaudamos el dinero fue muy agotadora y nos exigió hacer mucho más de lo que deseábamos hacer. En ese punto, fue como si nos hubiesen arrancado a nuestro bebé y ya no pudimos controlar más el proceso. Sentimos que era mejor que tomásemos todo nuestro conocimiento adquirido con la construcción de estos sitios web complejos, y cómo pudimos llegar de cero a 60.000 usuarios en el período de un mes, y ayudar a otras empresas sin tener que preocuparnos acerca de la parte de la financiación y la inversión.

KWHS: ¿Cuál sería tu consejo para los empresarios en ciernes que están interesados en lanzar una nueva empresa de tecnología?

Schutzbank: Arriésguense y prueben. Ahora es el mejor momento. Vean cómo está la economía y lo difícil que es conseguir un trabajo en ciertas empresas, y si realmente tienen una buena idea, no debería haber nada que los detenga para lograrlo. Consigan a la gente idónea, usen los recursos que tienen en la escuela, sus padres, familias y amigos y si realmente creen en lo que están tratando de hacer, encontrarán una forma de lograr que funcione y podrán establecer su propia ruta en vez de tener que recorrer el camino corporativo. Pueden desviarse un poquito y tratar de hacer algo por ellos mismos.

KWHS: ¿Qué cosas hubieses hecho distintas sabiendo lo que sabes ahora?

Schutzbank: La mayoría de eso simplemente llega con la madurez y el aprendizaje a medida que sigues el camino. Pero en definitiva, no hubiésemos tomado el dinero tal y como lo hicimos. Hubiésemos tenido mayor control y no hubiésemos tenido miedo de enfrentarnos a la gente que puso el dinero, porque terminamos perdiendo la dirección de nuestra visión. Teníamos a alguien que nos daba órdenes militares, y eso limita tus capacidades empresariales.

KWHS: Parece que un montón de empresarios jóvenes o empresarios en general están mirando al espacio de los medios sociales porque se le está prestando mucha atención, y hay mucha ruido acerca de su potencial. ¿Cuáles dirías que son las áreas de mayor potencial en ese espacio? ¿Cuáles son los mayores mitos?

Schutzbank: Los medios sociales son excelentes por el efecto de red: la capacidad de publicar algo en tu perfil de Facebook o en tu cuenta de Twitter, y luego 200 ó 300 de tus amigos que realmente confían en tu opinión lo ven, y lo usan para promover lo que estás tratando de lograr. Las marcas pueden conseguir grandes cosas usando las capacidades de algo como Twitter, que está abierto en un 90 %. Uno de los productos que construimos, que llamamos Talk of the Town, básicamente hace eso. Monitorea las conversaciones que tienen lugar en Twitter, y una marca puede llegar entonces a los consumidores, y luego es básicamente una conversación orientada…. Este gráfico social de lo que tiene Facebook, en cuanto a la cantidad de amigos que tienes y lo que haces allí, le presta una gran capacidad a las marcas y empresa y servicios para su propia promoción en línea.

En cuanto a los escollos, sólo tienes que usarlo correctamente, especialmente en el caso comercial. No quieres que la marca esté en tu cara; tiene que ser una relación de ida y vuelta. Tienes que estar brindándole y devolviéndole algo al usuario si realmente quieres que éste haga algo, porque la gente tiene puestas sus lentes anti banners; ya no creen más en lo que dice la gente, así que realmente tienes que venderles de forma correcta y usar los medios sociales de forma adecuada en vez de decir: “sólo necesitamos tener un plan de medios sociales”. ¿Qué significa eso? Realmente tienes que sentarte y pensar acerca de eso desde el punto de vista estratégico.

Lecturas adicionales

“No hubiésemos tomado el dinero de la forma en que lo hicimos. Podríamos haber tenido mayor control y no tener miedo de hacerle frente a la gente que puso el dinero, porque terminamos perdiendo … nuestra visión.”
This entry was posted in Artículos, Emprendedores y Líderes, La vida después de High School, Podcasts, Tecnología. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion